CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Baloncesto

LeBron James, en camino de la victoria en la NBA

Por CNN en Español

Por Sam Krumov*

(CNN) — Los Heat de Miami optaron por permanecer en los vestidores mientras los Mavericks de Dallas celebraban su campeonato a mitad de la cancha antes del partido de apertura de temporada para ambos equipos, el pasado domingo.

Luego, Miami salió y mostró ser más caliente que un bosque de pinos a mediados de agosto, construyendo una ventaja de 35 puntos en el tercer cuarto, en camino de una victoria cómoda en la primera jornada contra el equipo que los venció en las finales de la temporada pasada.

Aunque ciertamente los Mavericks estaban distraídos por la ceremonia de pancartas antes del partido y no son tan malos como los Heat los hicieron lucir, no hay duda de que el rendimiento de Miami el día de Navidad fue la regla y no la excepción.

Los aficionados, críticos y expertos por igual deben esperar que Miami domine esta temporada acortada por el paro patronal.

Pueden esperar que LeBron James, Dwyane Wade, Chris Bosh y compañía derroten a los demás equipos pronto y con frecuencia, tal como lo hicieron con el defensor del título el domingo.

publicidad

En comparación con la temporada pasada, los Heat son más profundos, más saludables y, obviamente, tienen más experiencia. Añade esa mezcla a un equipo que estaba a solo dos victorias de un título en junio pasado y te darás cuenta de que el Heat está realmente encendido en esta campaña.

Si eres un ávido detractor de los Heat y estás buscando algún equipo que pueda impedir que el Rey James al fin sea coronado, no busques más allá de los Bulls de Chicago y los Thunder de Oklahoma City.

Tanto los Bulls como los Thunder son jóvenes, profundos y son dirigidos por las grandes estrellas Derrick Rose y Kevin Durant, respectivamente.

El resto de los contendientes no son más que pretendientes. En el Este, puede que los Knicks de Nueva York hayan adquirido a Tyson Chandler para jugar junto al dúo dinámico de Carmelo Anthony y Amare Stoudemire, pero no juegan suficiente en la defensa y no tienen la profundidad suficiente para ser candidatos serios.

Los Celtics de Boston han tenido problemas para mantenerse saludables en las últimas temporadas, principalmente debido a su avanzada edad. Y debido a que la temporada condensada conlleva muchos juegos en un corto periodo de tiempo, yo espero que esa tendencia continúe.

Los rivales estatales de Miami, el Orlando Magic, están demasiado distraídos por la inevitable partida de Dwight Howard para ser tomados en serio. Howard, quien se convertirá en agente libre al final de esta temporada, ya ha sido mencionado para pasar a los Nets de Nueva Jersey o a los Lakers de Los Ángeles.

Hablando de los Lakers, Kobe Bryant y Pau Gasol no tienen las piernas para correr con el resto de la élite de la liga. La salida de Lamar Odom a Dallas y el retiro del longevo entrenador Phil Jackson señalan un cambio de guardia, no solo en el Oeste, sino en Los Ángeles.

El otro equipo de Los Ángeles —los históricamente lamentables Clippers— trajeron a Chris Paul para jugar junto con el habilidoso Griffin Blake.

Si bien ellos están seguros de ser algo que debes ver en la televisión, necesitan al menos otra temporada para ser considerados una fuerza, una vez que llegue la postemporada.

¿Y qué hay de los Spurs de San Antonio y de los campeones defensores, los Mavericks? Ambos tienen gran calidad y experiencia, pero sus mejores días han quedado atrás sin duda. Dallas puede armar una lucha final por los playoffs, pero no serán un reto para los Thunder o los Heat.

El escenario está listo para que LeBron gane su primer título de la NBA. Si la acción del día de Navidad fue una señal, entonces el ‘Rey James’ y compañía no tendrán que quedarse en el vestidor durante el partido de inicio de temporada del próximo año.

*Nota del editor: Sam Krumov colabora para el blog de World Sports de CNN