CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

Decenas de muertos por atentados en el aniversario de la invasión de EE.UU. a Iraq

Por CNN en Español

BAGDAD, Irak (CNN) — Una serie de atentados con coches bomba sacudieron a Iraq este martes, en el noveno aniversario de la invasión de Estados Unidos.

La violencia dejó al menos 41 muertos y 190 heridos, dijeron los funcionarios.

Nadie se atribuyó de inmediato la responsabilidad por las explosiones que un alto funcionario del Ministerio del Interior calificó de «coordinados» y culpó a Al-Qaeda.

El funcionario, que no quiso ser identificado porque no está autorizado a hablar con los medios de comunicación, dijo que las explosiones estaban destinados a enviar un mensaje de que el grupo militante, a pesar de los avances logrados por las fuerzas de seguridad iraquíes, todavía es capaz de llevar a cabo ataques diarios.

Los atentados tuvieron lugar en Bagdad, Kirkuk, Karbala, Hilla, Tikrit, Baiji, y Faluya.

Algunos de ellos fueron dirigidos a la policía e instalaciones gubernamentales.

publicidad

En el centro de Faluya, una mujer embarazada fue asesinada y su hijo de seis años de edad resultó herido cuando los insurgentes colocaron bombas alrededor de una casa que pertenecía a un oficial de policía.

En Tikrit, un atentado con coche bomba frente a una escuela hirió a cuatro profesores. El ataque en Hilla tuvo como objetivo un centro de detención juvenil; dos ataques en Karbala se dieron frente a estaciones policiales; y un automóvil estacionado explotó en frente del Ministerio de Relaciones Exteriores en Bagdad, dijeron las autoridades.

El mayor número de muertes llegó a partir de dos ataques con coches bomba en Kirkuk, una ciudad multiétnica a unos 300 kilómetros al norte de Bagdad en el que murieron 11 personas.

Esta violencia es la peor registrada desde el 23 de febrero, cuando 44 personas murieron y más de 200 quedaron heridos en una serie de ataques.

Las autoridades iraquíes han expresado su preocupación de que la continua violencia podría proyectar una sombra, ya que el país se prepara para acoger la próxima cumbre de la Liga Árabe el 29 de marzo.

Los ataques de este martes llegan en el día en que se cumplen nueve años de la invasión liderada por el ejército de Estados Unidos a Iraq el 20 de marzo de 2003, tiempo después derrocó al dictador Saddam Hussein.

Estados Unidos sostuvieron que el régimen de Hussein albergaba reservas prohibidas de armas químicas y biológicas, misiles de largo alcance y un programa de armas nucleares.

Más tarde los inspectores encontraron que Bagdad había tratado de ocultar investigaciones relacionados con las armas de la comunidad internacional, pero que Iraq había sido desarmado bajo sanciones de la ONU en la década de 1990.

La invasión derrocó a Hussein con rapidez, quien posteriormente fue ejecutado por la masacre de aldeanos chiítas tras un intento de asesinarlo en la década de 1980.

Pero los años de derramamiento de sangre siguieron a la invasión cuando se dio una insurgencia liderada por los aliados de Hussein, seguida por la guerra sectaria entre la mayoría chiíta de Iraq y la minoría sunita.

Cerca de 4,500 soldados estadounidenses y más de 300 aliados murieron antes de que las últimas tropas de EU salieran en diciembre, mientras que las estimaciones sobre el número de iraquíes están por encima de 100.000.