CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

Corea del Norte no conseguirá nada con provocaciones, dice Obama

Por Sebastián Jiménez Valencia

SEÚL, Corea del Sur (CNN) – El presidente Barack Obama le advirtió a Corea del Norte que si avanza con el lanzamiento de prueba de misiles de largo alcance aumentará su aislamiento, perjudicará las relaciones con sus vecinos y enfrentará sanciones adicionales.

Corea del Norte no conseguirá nada con amenazas y provocaciones”, dijo Obama durante una conferencia de prensa en Seúl, Corea del Sur, en la víspera de la cumbre internacional nuclear.

“Corea del Norte conoce su obligación”.

Las fuertes palabras de Obama se producen luego del anuncio de Corea del Norte de que planea realizar un lanzamiento con cohete de un satélite en abril.

El asunto ha eclipsado el mensaje de cooperación internacional de la cumbre, que reúne a autoridades nucleares de 54 países, incluyendo a China y Rusia.

El presidente surcoreano Lee Myung-bak dijo durante la rueda de prensa que considera el lanzamiento como una violación directa a la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que prohíbe las pruebas de la tecnología usada en el satélite.

publicidad

Corea del Sur ha dicho que cree que el lanzamiento es un intento de desarrollar un misil nuclear, mientras que Estados Unidos ha advertido que la acción puede poner en peligro el acuerdo de ayuda de alimentos con Pyongyang hecho a principios de marzo.

“El mal comportamiento no será recompensado”, dijo Obama.

Corea del Norte dice que tiene derecho a un programa espacial pacífico y ha invitado a expertos especiales internacionales y a periodistas a observar el lanzamiento.

Un vocero del secretariado del Comité de Reunificación Pacífica de Corea denunció que el Sur trabaja para convertir a la cumbre en “una plataforma para una campaña internacional de desprestigio” contra el Norte, según reportó la Agencia Central de Noticias de Corea (KCNA por sus siglas en inglés), organismo estatal.

Pyongyang anunció este mes que realizaría un “lanzamiento de un satélite” en abril para conmemorar el centenario del nacimiento de Kil Il Sung, el fundador del país.

Usar tecnología balística de misiles, no obstante, es una violación de la Resolución 1874 del Consejo de Seguridad de la ONU y va en contra de un acuerdo pactado por Corea del Norte este mes con Estados Unidos en el que se comprometió a hacer pruebas nucleares o de misiles a cambio de comida.

Pyongyang ha dicho que considerará cualquier manifestación crítica a su programa nuclear como “una declaración de guerra”.

Antes de la conferencia de prensa, Obama hizo su primera visita a la zona desmilitarizada que separa a la península coreana. Obama observó a través de binoculares el área de Corea del Norte en donde las banderas estaban izadas a media asta para conmemorar los cien días de la muerte de Kim Jong Il.

“Es como estar en un túnel de tiempo. Es como ver 50 años atrás a un país que se ha perdido de 40 o 50 años de progreso”, dijo Obama durante la rueda de prensa.

El presidente dijo que la verdadera consecuencia para Corea del Norte, si realiza el lanzamiento, es que los líderes del país se perderán de una oportunidad de “tomar un camino diferente del que han estado recorriendo”.

“Espero que en algún punto los norcoreanos tomen la decisión que les convenga para poder alimentar a su pueblo y mejorar su economía en lugar de hacer grandes desfiles cuando muestran sus armas”, dijo Obama.

El propósito de la visita de Obama a la zona desmilitarizada era reunirse con algunos de los 28.500 militares estadounidenses que operan en Corea del Sur.

“Cuando piensas sobre la transformación que ha estado ocurriendo en Corea del Sur durante el tiempo de mi vida, es directamente atribuible a esta larga línea de soldados, marineros, aviadores, infantes de marina, guardacostas que están dispuestos a crear el espacio y la oportunidad por la libertad y la prosperidad”, le dijo Obama a las tropas en una base cerca a la zona desmilitarizada.

Fue el primer viaje de Obama a esa zona, aunque ya había visitado dos veces Corea del Sur como presidente. La Secretara de Estado Hillary Clinton visitó la zona en 2010.

Al otro lado de la frontera, el domingo, los norcoreanos estuvieron de luto por la muerte de Kim.

El hijo de Kim, que asumió el poder tras la muerte de su padre en diciembre, acompañado de funcionarios del partido, visitaron el Palacio del Sol Kumsusan en Pyongyang para un momento de silencio, reportó KCNA.

El palacio es el lugar donde fueron enterrados Kim Il Sung y su hijo y sucesor Kim Jong Il.

Obama dijo que no había podido comunicarse con el nuevo líder de Corea del Norte, diciendo que “no es claro quién manda y cuáles son sus objetivos a largo plazo”.

La cumbre nuclear de Seúl será la segunda después de que Obama fue el anfitrión de la primera en Washington en 2010. El presidente estadounidense inició la cumbre bienal después de presentar su visión de un mundo sin energía nuclear en Praga en abril de 2009.

En el programa oficial del evento se discutirá el terrorismo nuclear y qué tan seguro es el material nuclear del mundo.

La visita de Obama se produce casi dos años después del hundimiento de un barco de guerra surcoreano, el Chenoan, que dejó 46 marineros muertos.

Corea del Sur dice que la causa del hecho fue un ataque norcoreano realizado con un torpedo. Corea del Norte ha negado esa acusación.