CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias Recientes

ONU condena la masacre en Siria y culpa al gobierno; cifra de muertos sube a 108

Por Sebastián Jiménez Valencia

(CNN) – El número de muertos por la masacre el viernes de la ciudad de Houla, Siria, aumentó a 108 personas, dijo un alto funcionario de la ONU el domingo. Más de 49 niños murieron en el hecho, que ha provocado la indignación en Siria y en el mundo luego de que las imágenes de los cadáveres circularan el domingo por internet.

El Consejo de Seguridad de la ONU, que se reunió de manera extraordinaria el domingo para discutir la crisis siria, condenó el incidente y culpó a las fuerzas del gobierno.

La Casa Blanca y la ONU también condenaron la masacre.

El enviado especial de la ONU y de la Liga Árabe para Siria Kofi Annan llegará a Damasco este lunes para evaluar la aplicación de su plan de paz. Annan tiene previsto reunirse con el presidente sirio Bachar Al Asad así como con representantes de la oposición.

El plan de paz de Annan incluye, entre otros puntos, un alto al fuego y la entrada de ayuda humanitaria.

La ONU ha dicho que más de 9.000 personas, en su mayoría civiles, han muerto, y que decenas de miles han sido desplazados desde que las manifestaciones empezaron en marzo de 2011. Grupos opositores reportan que la cifra de muertos es superior a los 11.000.

CNN no puede confirmar de manera independiente los reportes en el país debido a que el gobierno limita estrictamente el acceso de periodistas extranjeros.

Desde que el gobierno de Al Asad y las fuerzas opositores aceptaron el plan de paz en marzo, al menos 1.635 han muerto, dijo Comités de Coordinación Local.

Después de la masacre de Houla el viernes, el Ejército Libre de Siria imploró a los miembros del grupo internacional ‘Amigos de Siria’ formar una coalición militar para lanzar ataques aéreos contra las fuerzas de Al Asad.