CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

Lance Armstrong: “Estoy más tranquilo ahora de lo que he estado en 10 años”

Por Sebastián Jiménez Valencia

(CNN) – Luego de años de enfrentar las acusaciones de dopaje en su contra y después de dos días de haber renunciado a continuar esa lucha, Lance Armstrong dijo que no tiene preocupaciones y que, de hecho, se siente “más tranquilo ahora de lo que he estado en 10 años”.

El deportista nacido en Texas ha sido por mucho tiempo una de las potencias del mundo del ciclismo, en especial tras ganar siete títulos del Tour de Francia. Pero sus triunfos en esa competencia podrían perder validez después de que Armstrong anunciara el jueves que no participará en lo que él ha llamado un proceso “parcializado e injusto” sobre los cargos de dopaje que le imputa la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA, por sus siglas en inglés).

La decisión del ciclista llevó a la USADA a prohibirle competir y le quita sus victorias desde 1998, aunque aún queda la duda de si esa agencia tiene la autoridad para tomar esa medida.

Hablando en público por primera vez desde que anunció su posición en un comunicado, que propició la respuesta de USADA, Armstrong insistió que no tiene preocupaciones y que está feliz y “enfocado en el futuro”.

“No tengo nada de qué preocuparme”, les dijo el sábado a los periodistas antes del inicio de una carrera de dos días en Aspen, Colorado.

publicidad

“Tengo cinco chicos geniales y tengo una mujer genial en mi vida. Tengo una fundación maravillosa que no se ve afectada en absoluto por ningún ruido y vamos a seguir haciendo el trabajo”, dijo Armstrong, refiriéndose a su fundación de caridad que apoya a pacientes de cáncer y promueve la investigación sobre esa enfermedad.

En febrero de 2011, Armstrong anunció su retiro del ciclismo profesional, aunque continuó compitiendo en triatlones. Luego, en junio de este año, la USADSA presentó cargos de dopaje contra el ciclista, unas acusaciones que su abogado catalogó como “equivocadas” y “infundadas”. Armstrong también ha negado con vehemencia ese tipo de acusaciones en el pasado.

La USADA, una agencia semigubernamental reconocida como la agencia antidopaje oficial para los deportes olímpicos, panamericanos y paralímpicos en Estados Unidos, acusó a Armstrong de consumir, procesar, traficar y darles a otros atletas drogas para mejorar su desempeño, así como cubrir esas actuaciones.

“Es un día triste para todos los que amamos el deporte y a nuestros héroes deportivos”, dijo el director de la agencia, Travis Tygart, en un comunicado el jueves después de que Armstrong anunció que no cooperará más con esa entidad.

“Es un ejemplo lamentable que cómo la cultura de ganar a toda costa en el deporte puede cambiar las competiciones honestas. Para los atletas limpios es un recordatorio de que hay esperanza para las generaciones futuras para competir sin necesidad de consumir drogas”.

Armstrong ha dicho que la investigación de Tygart es una “cacería de brujas inconstitucional”. Pero el sábado no se refirió a Tygart ni a la USADA ni al dopaje.

En vez, el atleta dijo que se siente “muy bien” y aseguró que se siente “genial de estar acá”.

En cuanto a la reacción del público sobre su decisión. Armstrong dijo que cree que la gente entiende y acepta su razonamiento, incluyendo su deseo de enfocarse en otras cosas además de enfrentar las acusaciones de dopaje.

“Creo que las personas entienden que tenemos muchas cosas para hacer en adelante”, dijo. “En eso es en lo que estoy enfocado, y creo que las personas apoyan eso”.