CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias Recientes

Rusia no cree que fuera accidental la muerte de un niño ruso de 3 años adoptado en EEUU

Por CNN en Español

(CNN) – El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia dijo el sábado que estaba preocupado por el informe de un médico forense de Texas que declara accidental la muerte de un niño rudo adoptado por una familia de EEUU. Max Shatto, de 3 años, vivía en Texas con sus padres adoptivos. Murió en casa de sus padres tras sufrir varias heridas, aunque la autopsia realizada por cuatro forenses determinó que las heridas fueron autoinfligidas.
El fiscal de distrito Bobby Bland dijo patólogos y el médico del Condado de Ector determinó que la causa de la muerte fue la laceración de la arteria del intestino delgado debido a una herida en la zona abdominal. La contusión es compatible con un daño «auto-infligido» dijo.

Los informes de toxicología fueron negativos y no se han encontrado sustancias que podrían haber contribuido a la muerte del niño. En un principio las autoridades rusas habían asegurado que el niño había permanecido drogado durante largos periodos de tiempo y que había sufrido maltrato por parte de su familia adoptiva.

Sin embargo, el informe del fiscal de distrito Bobby Bland insistió en que la causa de la muerte fue accidental.

Un comunicado de la Oficina del Sheriff del Condado de Ector dijo que el niño «sufría un trastorno del comportamiento que se manifestaba con auto-lesiones y esto era compatible con el diagnóstico». El niño nació el 9 de enero de 2010, y murió el 21 de enero, según las autoridades rusas.

Respecto a las acusaciones de que el menor había sido drogado, los informes de toxicología fueron negativos y no se han encontrado sustancias que podrían haber contribuido a la muerte del niño.

La oficina del alguacil dijo que él y otros organismos continuarán su investigación sobre el caso.

La muerte del muchacho atrajo la atención internacional después de que el defensor niño del gobierno ruso dijo que había resultado «muerto» o «asesinado».
En una conferencia de prensa la semana pasada, Pavel Astakhov, Comisario de los Derechos del Niño twitteó esas palabras tras los primeros informes que recibió sobre la muerte del menor. Aunque luego reconoció que pudo haber hablado demasiado pronto.

publicidad

Aún así, el comisario apoya la decisión de su país tomada en diciembre de prohibir todas las adopciones de niños rusos por parte de EEUU, ya que recordó que desde los años 90, otros 16 niños rusos han muerto a manos de sus partes adoptivos en EEUU. Según sus datos, unos 60.000 niños han sido adoptados en 20 años por familias estadounidenses.

La muerte del niño está dificultando los esfuerzos Estados Unidos para impulsar la resolución de los más de 500 casos de adopción de niños rusos por familias estadounidenses que ya habían iniciado el proceso para adoptar a un niño ruso antes de que Moscú anunciara en diciembre una ley que prohíbe las adopciones de niños rusos por estadounidenses.

Según las autoridades rusas, esta decisión se tomó a causa de casos documentados de abuso por parte de los padres adoptivos. Pero expertos aseguran que la medida rusa es una represalia por una ley de EE.UU. que impone restricciones a las violaciones de los derechos humanos protagonizadas por Rusia.

Familias estadounidenses adoptaron cerca de 1.000 niños rusos el año pasado, según cifras del Departamento de Estado.

A pesar de que el número ha ido disminuyendo en los últimos años, Rusia sigue siendo el tercer país extranjero más popular – después de China y Etiopía – para las adopciones estadounidenses en el extranjero.