CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

Jeb Bush abre la posibilidad de una candidatura presidencial en 2016

Por cnninvitationsaccount

(CNN) — En los que parecen ser sus comentarios en público de mayor profundidad con respecto a 2016, Jeb Bush dice que no descarta una carrera por la presidencia de Estados Unidos.

Y entre sus primeras declaraciones el dos veces gobernador de Florida, dijo que no está de acuerdo en ofrecer un camino a la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados que viven en el país.

Los comentarios se producen mientras Bush lanza un nuevo libro sobre el tema de la inmigración ilegal.

Bush se dirige a dos eventos durante las próximas dos semanas que se consideran actos de campañas tempranos para los aspirantes republicanos a la Casa Blanca.

Durante una entrevista el lunes en el programa de «The Today Show», de NCB, Bush aseguró que «eso está muy lejos en el futuro”, en referencia en su possible participación en la campaña presidencial de 2016. “Tengo una voz. Quiero compartir mis creencias acerca de cómo el movimiento conservador y el Partido Republicano pueden recuperar su posición, porque hemos perdido el camino».

publicidad

Presionado por Matt Lauer, de si no descartaría una carrera por la presidencia en 2016, Bush contestó: «No lo haré. Pero no lo voy a declarar hoy tampoco».

Bush está ofreciendo entrevistas televisvas esta semana para promover su nuevo libro «Immigration Wars: Forging an American Solution».

Al final de esta semana, Bush se dirige a Coral Gables, Florida, para reunirse con funcionarios del Partido Republicano y con los principales contribuyentes de esa organización política en las reuniones trimestrales de finanzas del Comité Nacional Republicano.

Bush se unirá a otros posibles contendientes del Partido Republicano para 2016 como el senador Marco Rubio de la Florida y gobernador de Nueva Jersey Chris Christie.

La próxima semana Bush habla en la Conferencia de Acción Política Conservadora 2013 (CPAC), un popular evento para los republicanos que buscan participar en la carrera por la Casa Blanca.

La CPAC, que cumple 40 años este año, es la mayor reunión anual de líderes y activistas conservadores, y ha impulsado las campañas presidenciales, o ambiciones, de muchos candidatos republicanos.

El informe anual de la CPAC es considerado un indicador clave del sentimiento conservador y una gran oportunidad para atraer la atención de los medios de comunicación.

A pesar que la mayoría de otros republicanos que consideran carreras para 2016 participarán en la conferencia, Christie no fue invitado. Sin embargo, Bush dijo que no era un gran problema y dijo que es un gran admirador de la dura manera de hablar del gobernador republicano de Nueva Jersey.

«Me encanta Christie. Creo que el gobernador Christie es una parte del futuro del Partido Republicano a ciencia cierta, y si él va a la CPAC o no, no cambia nada».

El martes Bush hablará con Jake Tapper de CNN en una entrevista que será transmitida en «The Situation Room con Wolf Blitzer» en Estados Unidos.

Bush, el hermano menor del ex presidente George W. Bush y el hijo del ex presidente George HW Bush, sirvió dos términos como gobernador de Florida, al ganar las elecciones en 1998 y su reelección en 2002. Descartó una carrera por la Casa Blanca en 2012.

Sobre el tema de la reforma migratoria, Bush ha criticado a su partido y ha instado a los republicanos a aceptar la reforma y mejorar su alcance hacia los votantes de minorías e inmigrantes. Sin embargo, Bush dice que una vía eventual a la ciudadanía, una propuesta apoyada por un grupo bipartidista de ocho senadores, violaría el estado de derecho. Bush, junto con muchos otros republicanos, está presionando por un camino a la residencia permanente legal para muchos de los 11 millones de inmigrantes indocumentados de la nación.

«Nuestra propuesta es una propuesta que mira hacia delante. Y si queremos crear una política de inmigración que funcione, no podemos seguir haciendo la inmigración ilegal un camino más fácil que la inmigración legal», dijo Bush. «Creo que es importante que exista una fricción natural entre nuestra herencia inmigrante y el Estado de Derecho. Este es el lugar correcto, creo yo, para estar en ese sentido. Sin quitarle los derechos de las personas».