CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Globoeconomia

Nuevos líderes de China prometen equidad y austeridad para conseguir el “sueño chino”

Por Sebastián Jiménez Valencia

Por Hilary Whiteman, CNN

(CNN) — El presidente de China, Xi Jinping, prometió a los ciudadanos que su gobierno buscará el “sueño chino”, en un discurso en el cierre del Congreso Nacional del Pueblo el domingo.

“Debemos hacer esfuerzos persistentes, presionando con voluntad indomable, seguir buscando la gran causa del socialismo con características chinas, y luchar para conseguir el sueño chino de un gran rejuvenecimiento de la nación china”, dijo Xi, de acuerdo a la agencia estatal de noticias Xinhua.

Xi habló en mandarín claro, en un lenguaje relativamente plano, en consonancia con su deseo de abandonar la jerga usualmente elaborada en discursos y mensajes escritos.

En su discurso, Xi honró a su predecesor, Hu Jintao, de 70 años, quien se retira, elogiando sus “sobresalientes contribuciones” a lo largo de los años. Xi hizo una pausa para permitir el aplauso de 3.000 delegados en el Gran Salón del Pueblo mientras Hu se ponía de pie y hacía una venia.

El discurso de Xi fue seguido por la primera conferencia de prensa del primer ministro Li Keqiang quien, como Xi, fue confirmado como uno de los nuevos líderes de la nación durante la reunión. Ellos reemplazan a Hu y a Wen Jiabao, quien lideró el país durante 10 años.

Durante la sesión de preguntas y respuestas que fue transmitida a millones de personas en todo el país, Li trató la relación de China con Estados Unidos y la reciente fricción por las acusaciones de que hackers chinos afectaron las redes estadounidenses.

Los intereses comunes entre Estados Unidos y China superan por mucho las diferencias entre ambos países, dijo, y enfatizó la necesidad de mantener relaciones amigables.

Sobre el tema de los hackers, Li se ofendió por la pregunta, diciendo que presumía de la culpabilidad.

“Este es un problema mundial y de hecho China misma es un objetivo principal. Nos oponemos a esas actividades”, dijo.

“Creo que no deberíamos hacer acusaciones sin fundamento contra los otros sino que deberías pasar más tiempo haciendo cosas prácticas para contribuir a la cíber-seguridad”.

Frente a cientos de periodistas locales y extranjeros en el Gran Salón del Pueblo en Pekín, Li dijo que el nuevo gobierno busca frenar su propio poder.

“Estos es exigido por el gobierno y querido por la gente. Estamos determinados a hacer el sacrificio… mantendremos nuestra promesa”.

Li reconoció que revolcar el sistema será difícil —“a veces agitar intereses puede ser más difícil que agitar el alma”_ pero que el gobierno no tiene opción sino actuar.

Dijo que busca crear un país más justo.

“Cualquier tipo de creador de riquezas que seas, mientras compitas a un nivel profesional y realices tu negocio de forma clara y honesta, entonces podrás tener éxito”, dijo.

Durante visitas a las comunidades, dijo, los habitantes locales se quejaron de que tenían que obtener la aprobación de varios departamentos para lograr que algo se hiciera.

Alrededor de 1.700 elementos todavía exigen la aprobación de los departamentos del consejo estatal, dio, y su gobierno planea reducir eso a una tercera parte.

Haciendo eco a los recientes comentarios del presidente, Li dijo que el gobierno liderará el ejemplo al reducir el gasto en oficinas gubernamentales, en viajes y en hospitalidad. En vez, el dinero será redirigido hacia el gasto social.

“Debemos ganarnos la confianza del pueblo al promover la frugalidad”, aseguró Li.

El primer ministro dijo que el gobierno trabajará para ser “el guardián de la equidad social” y para reducir lo que llamó “las dos grandes brechas”, entre la gente; los habitantes rurales y urbanos, y las personas de distintas regiones.

“Debemos aumentar el nivel en que los fondos de seguridad social son administrados. Y en el área de seguro médico y de vejez, necesitamos asegurarnos que las personas puedan reembolsar sus gastos y transferir sus cuentas a donde residen actualmente”.

Conseguir estabilidad económica es la prioridad del gobierno, dijo el primer ministro, mientras se repiten el objetivo económico de crecimiento anual de 7,5 % del año pasado.

“Nuestro comercio seguirá creciendo e incluso a una alta velocidad en los años venideros”, dijo Li. “Eso creará enormes oportunidades para el mundo”.

Sin embargo, el crecimiento económico no vendrá con un alto costo al medioambiente, dijo, agregando que las quejas sobre la polución y los alimentos contaminados han sido escuchadas.

Jaime Florcruz contribuyó a este informe.