CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

No habrá ciudadanía para los llegados después del 31 de diciembre de 2011

Por CNN en Español

(CNN) – Un asesor del Senado ha confirmado a la CNN que cualquier inmigrante indocumentado que entró al país después del 31 de diciembre de 2011 no podrá optar a la ciudadanía estadounidense, según el acuerdo de inmigración establecido y que el grupo de senadores bipartito «Banda de los ocho» hará público el próximo martes.

Algunas particularidades del plan legislativo están entre los detalles que ocho senadores —cuatro republicanos y cuatro demócratas— están tratando de afinar. Fuentes con conocimiento del asunto dijeron a CNN esta semana que la reforma crucial estaba en camino de ser presentada este martes.

Los miembros del Comité Judicial del Senado llevarán a cabo su primera audiencia pública sobre la legislación este miércoles, seguido probablemente por algunas modificaciones en mayo y la consideración por el pleno del Senado en junio, según las fuentes.

La medida incluye una ruta de 13 años para la ciudadanía que podría alcanzar hasta aproximadamente 11 millones de residentes indocumentados, así como la creación de un sistema de evaluación de la seguridad fronteriza.

El camino a la ciudadanía tomaría 10 años para los trabajadores indocumentados que quieran obtener una tarjeta verde de trabajo legal, y luego otros tres años para obtener la ciudadanía.

publicidad

En el camino, los trabajadores indocumentados tendrían que pagar una multa e impuestos atrasados, y pasar por una verificación de antecedentes. La proporción de la multa aún es poco clara.

Ningún trabajador indocumentado sería elegible para la ciudadanía hasta que las fronteras se consideren seguras, un punto clave para los conservadores.

Para medir la seguridad fronteriza, se crearía una comisión con la misión de establecer y evaluar un conjunto de criterios cuantificables. Estaría integrada por funcionarios nombrados por los líderes estatales y federales.

Varias senadores clave en la propuesta, entre ellos el senador Jeff Sessions, siguen convencidos de que el plan del grupo sería equivalente a una amnistía para las personas que inicialmente han entrado o permanecido ilegalmente en Estados Unidos.

«Probablemente millones de inmigrantes indocumentados, actuales y futuros… se beneficiarán de esta amnistía», dijo en un comunicado.

El llamado Grupo de los Ocho está integrado por los republicanos Rubio, Lindsey Graham, John McCain y Jeff Flake; y los demócratas Robert Menendez, Dick Durbin, Michael Bennet y Chuck Schumer.

Candy Crowley y Jim Acosta contribuyeron a este reporte