CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crimen

Crimen

Obama en Boston: "Los que querían asustarnos escogieron una mala ciudad"

Por CNN en Español

(CNN) — Boston hace una pausa a esta hora para llorar y sanar sus heridas, tres días después del letal ataque terrorista durante el maratón anual de la ciudad que mató a tres personas y dejó heridas a decenas más.

El presidente Barack Obama, quien el miércoles firmó una declaración de emergencia autorizando mayor apoyo federal a Boston, dijo que «su país está con ustedes» en un mensaje dirigido a las víctimas y familiares en el servicio religioso en la catedral en la ciudad.

«Los que querían amedrentarnos han escogido una mala ciudad para hacerlo», dijo el presidente, entre aplausos. «Boston nos habéis enseñado que ante la maldad y el terror, nosotros elegimos la compasión, la amistad y el amor».

Agregó que «Boston nos ha enseñado que hay que seguir corriendo, que aunque parezca que estamos agotados, encontramos fuerzas y terminamos la carrera».

Además del presidente, a la ceremonia «interreligiosa» asistieron el gobernador Patrick y el cardenal Sean O’Malley, entre otros.

En tanto, cientos de investigadores continúan su trabajo contra reloj para identificar a dos hombres que, según dijo una fuente policial a CNN, fueron captados por las cámaras de video antes de la explosión relativamente cerca de la línea de meta, mientras uno de ellos llevaba una maleta negra.

En esa maleta es donde los investigadores creen que el atacante colocó los dispositivos explosivos que causaron las muertes e hirieron a más de 180 personas el martes.

“Cada hora estamos más cerca”, dijo el gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, a CNN el miércoles. “Y lo digo porque tenemos a los mejores profesionales en todos los niveles trabajando en esto. Y trabajando duro”.

Espacio para el humor

Las emociones permanecen alteradas en la ciudad. Quienes vivieron las dos explosiones en el maratón —y más aun quienes fueron afectados directamente por la tragedia— tratan de superar el horror y recoger los pedazos de su normalidad para reconstruir su vida.

Es tiempo de “hacer espacio para el amor”, dijo Lisa Conti, una estudiante de Boston. “Imagina qué profunda sería la herida si llenáramos los espacios vacíos con odio en lugar de amor”.

Pero no todo el mundo está listo, o dispuesto, a superar esta situación. Para Candace Rispoli, quien presenció el ataque, la emoción aún está presente. “Mis manos no dejan de temblar”, dijo.

Con información de Michael Pearson y Faith Karimi.