CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

Varias víctimas del Huracán Sandy entre los ganadores de la lotería Powerball

Por Funes

(CNN) — Varios de ellos sufrieron pérdidas materiales durante el paso del Huracán Sandy. Hoy, la suerte está de su lado.

Dieciséis colegas de trabajo de Nueva Jersey presentaron este martes uno de los tres boletos ganadores de la lotería Powerboll, que la última semana repartió 448 millones de dólares.

Los afortunados vencedores, que trabajan en el área de mantenimiento de vehículos del condado de Ocean, recibirán 3,8 millones de dólares cada uno tras la división del premio y los descuentos impositivos.

Entre ellos, se encuentra Darlene Riccio, que le dijo a la prensa que la tormenta del año pasado la obligó a abandonar junto a su hija su casa de Brick, Nueva Jersey, y a mudarse a un pequeño apartamento sobre un comercio.

¿Qué será lo primero que haga? “Comprar una casa para mí y para mi hija y traer a mi perro de regreso”.

“Ha sido un año sumamente difícil”, señaló Riccio durante la conferencia de prensa del grupo en Toms River. “Cuando perdimos todo, este grupo me ayudó mucho. Han sido una gran familia para mí. Nuestro vínculo es muy fuerte ahora”, agregó.

publicidad

Varios de ellos levantaron sus manos cuando les preguntaron si habían sufrido pérdidas por la tormenta, un fenómeno tropical que podría ser el segundo más costoso de la historia, según anunció el gobierno federal.

Otra ganadora, Barbara Jo Riivald, es la hija del fallecido senador John Brown, conocido como “el padre de la Lotería de Nueva Jersey”. El legislador, que murió en 2011, impulsó la ley que aprobó el sorteo estatal en 1970.

“Cuando ganamos, ni se me ocurrió pensar que mi padre era el padre de la lotería”, dijo Riivald. “Cuando llamé a mi hermana para contarle, me dijo: ‘Por Dios, Barb. Papá debe estar sonriendo. Es su lotería’”, relató.

Sesenta personas trabajan en el establecimiento de Toms River, pese a que solo 16 juntaron dinero para participar de la Powerball. Los vencedores dijeron que llevaban cinco años comprando boletos en grupo siempre que los premios fueran grandes.

Lisa Presutto compró 48 boletos para el grupo la semana pasada en un mercado local.

Mientras revisaba los números ganadores el último jueves por la mañana, contó que empezó a temblar cuando descubrió que tenía en sus manos un boleto triunfador. Necesitaba que alguien confirmara esta realidad: “Tuve que despertar a mi pobre esposo, que ya no era pobre”, indicó Presutto.

Los 16 vencedores volvieron al trabajo tras descubrirse millonarios. Sin embargo, Joseph Odoardo, levantó su mano cuando los reporteros preguntaron si alguno se retiraría.

“Después de 34 años y casi retirarme el año pasado, ocurre esto y ya no tienes otra opción”, dijo.

Un ingeniero eléctrico de Minnesota también presentó uno de los boletos ganadores del multimillonario juego. El otro vencedor, también de Nueva Jersey, todavía no se ha presentado.

La Powerball se juega en 43 estados, la capital Washington y las Islas Vírgenes de los Estados Unidos. Cada boleto cuesta dos dólares.