CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Religión

La Hermandad Musulmana nombra a su nuevo líder tras el arresto de Badie

Por CNN en Español

(CNNMéxico) — La Hermandad Musulmana de Egipto nombró este martes un jefe interino para sustituir a su guía supremo, Mohamed Badie, quien fue detenido por el gobierno instalado por los militares que derrocaron al presidente islamista Mohamed Morsi.

«Mahmud Ezzat, jefe adjunto de la Hermandad Musulmana asumirá la función de guía supremo del grupo de forma temporal después de que las fuerzas de seguridad del sangriento golpe militar detuvieran al guía supremo Mohamed Badie,» se indicó en la página de internet del Partido de la Justicia y la Libertad (PJL), el ala política de la agrupación.

La Hermandad Musulmana ya había indicado que Badie solo «era un individuo entre los millones que se oponen al golpe de Estado», dando a entender que el movimiento continuaría su movilización contra la destitución y la detención de Morsi el pasado 3 de julio a manos del Ejército.

Las televisiones locales emitieron imágenes en las que podía verse a un Mohamed Badie postrado y ataviado con una galabiya, la larga túnica tradicional egipcia.

Badie, de 70 años y quien solo apareció una vez en público desde el derrocamiento de Morsi, fue detenido este martes por la madrugada en un apartamento de El Cairo y conducido a la prisión de Tora, donde se encuentran sus dos adjuntos, Jairat al Shater y Rashad Bayumi, con quienes será juzgado el próximo domingo por «incitación al asesinato» de opositores a Morsi.

Desde el comienzo de las manifestaciones a favor de Morsi, miles de integrantes de la Hermandad Musulmana fueron detenidos, entre ellos algunos responsables como el jefe de su partido político y expresidente del Parlamento, Saad al Katatni, también encarcelado.

publicidad

En la cárcel de Tora también se encuentra detenido Hosni Mubarak, el presidente expulsado del poder por una revolución popular a principios de 2011. Este último se encuentra en prisión por un solo caso de corrupción tras haber obtenido la libertad condicional en otros tres al haberse superado el periodo máximo de detención preventiva.

En cuanto a Morsi, quien está detenido por el Ejército en un lugar secreto desde su derrocamiento, fue acusado este lunes de «complicidad de asesinato» y de «torturas» contra manifestantes.

En los últimos días, la espiral de violencia se aceleró con la muerte de de 25 militares en el atentado más sangriento de los últimos años contra las fuerzas de seguridad en la península del Sinaí y la de 37 detenidos de la Hermandad Musulmana, asfixiados por gases lacrimógenos.

Las manifestaciones de los partidarios del Morsi han sido reprimidas violentamente desde que las fuerzas de seguridad desalojaron el 14 de agosto sus dos campamentos en El Cairo, dejando unos 600 muertos en todo el país en la jornada más sangrienta desde la revuelta de 2011.

A pesar de las condenas de la comunidad internacional, el jefe del ejército y nuevo hombre fuerte de Egipto, el general Abdel Fatah al Sisi, insistió el pasado domingo en que su país no «cedería» ante los «terroristas».

Más noticias del Mundo en CNNMéxico.com