CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Video

Siria estaría detrás de los ataques con armas químicas, concluye inteligencia británica

Por Paula Andrea Daza

Por Frederik Pleitgen y Holly Yan

(CNN) — Es «muy posible» que el gobierno sirio esté detrás del ataque con armas químicas que mató cientos de personas la semana pasada en las afueras de Damasco, señaló el gobierno británico este jueves, en una versión pública de su reporte de inteligencia sobre los ataques.

«No es posible que la oposición haya llevado a cabo un ataque (con armas químicas) a esa escala», indica el informe de la Organización de Inteligencia Británica Adjunta. La dependencia señaló que está segura también de que las autoridades sirias han usado armas químicas en al menos 14 ocasiones antes.

Las potencias munidales debaten la posibilidad de usar su poder militar después del ataque del 21 de agosto, por considerar que se violaron normas internacionales.

El gobierno británico, que enfrentaría el rechazo público por usar sus fuerzas en el conflicto sirio después de varios años de participar en Iraq y Afganistán, indicó este jueves que podía justificar la intervención incluso si Naciones Unidas se niega a autorizar la ofensiva.

La justificación sería por razones humanitarias, para terminar con el sufrimiento, señaló el gobierno.

publicidad

«El uso de armas químicas por parte del régimen sirio es un crimen serio de relevancia internacional, como una transgresión a la usual prohibición legal internacional sobre el uso de armas químicas, cargos de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad», indicó.

«Sin embargo, las bases legales para la acción militar deben ser una intervención humanitaria; el objetivo es aliviar el sufrimiento humanitario al disuadir o evitar el futuro uso de armas químicas».

Una advertencia velada

El gobierno sirio, en tanto, ofreció sus propios argumentos contra la intervención. En una carta abierta abierta dirigida a los legisladores británicos que votarán este jueves sobre la acción militar sin un fallo de la ONU, el presidente del Parlamento sirio emitió una advertencia velada a los británicos, al comparar la situación actual con la guerra de Iraq.

«Aquellos que quieren enviar a otros a luchar hablarán en la Cámara de los Comunes sobre las muertes por el conflicto sirio. Pero antes de que se apresuren a la guerra, ¿no sería sabio pausar? Recuerden a los miles de soldados británicos asesinados y mutilados en Afganistán e Iraq, sin mencionar a los cientos de iraquíes muertos, ambos en la guerra y en el caos siguiente».

Además, dijo que un ataque a su país «automáticamente fortalecería a nuestro enemigo común, al Qaeda y sus afiliadas».

«En lugar de ser enemigos, deberíamos ser amigos, y recorrer el camino de la paz, la verdad y la reconciliación juntos», agregó.

Otras razones que se expusieron en la carta son que Siria es un estado soberano y no es una amenaza para el Reino Unido, que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas no ha sancionado el ataque y que el reporte de los investigadores de la ONU sobre el supuesto ataque con armas químicas cerca a Damasco no ha sido publicado.

El presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, publicó la misiva con fecha de este jueves. La difusión del texto llega luego de que los legisladores británicos aparentemente frenaron cualquier plan de ataque a Siria por el uso de armas químicas.

«Ciertamente parecía que hace 48 horas había un consenso de todas las partes para que el Parlamento respaldara el bombardeo a Siria este fin de semana, y creo que la gente se retractó de eso», dijo la parlamentaria Diane Aboott, del partido laborista.

«No está claro si una misión de bombardeo como esa sería legal… y no está claro si mejoraría las cosas».

Las potencias analizan la intervención

Este jueves, el Parlamento británico votará una moción que descartará cualquier acción militar hasta que los inspectores de Naciones Unidas revelen sus hallazgos al Consejo de Seguridad. Después de esto, el Parlamento británico deberá votar otra vez para que el fallo siga adelante.

Un grupo de inspección de armas de Naciones Unidas en Siria está tratando de determinar si fueron usadas armas químicas. Se espera que los inspectores abandonen Siria este sábado por la mañana, informó el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, este jueves.

Otros países de Occidente analizan una posible acción militar contra las fuerzas del presidente de Siria Bachar al Asad, luego de un supuesto ataque químico ocurrido cerca de Damasco la semana pasada, el cual pudo haber matado a cientos o más de 1.300 personas.

El anuncio ocurre un día después de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, informara que Estados Unidos ha concluido que Siria llevó a cabo ataques con armas químicas contra su propia gente.

Dos reportes contra el régimen

El régimen del presidente de Siria Bachar al Asad culpó a los rebeldes por el ataque, una acusación que Obama consideró como imposible.

“Hemos observado toda la evidencia y no creemos que la oposición posea armas químicas de este tipo”, dijo Obama al programa de televisión PBS NewsHoureste miércoles.

“No creemos que, dado los sistemas de lanzamiento, usando cohetes, la oposición pudiera haber llevado a cabo esos ataques. Y si fuera así, tiene que haber consecuencias internacionales”.

El reporte británico difundido este jueves coincide con esas conclusiones.

Aquellos que aseguran haber sobrevivido al ataque de armas químicas describieron las escenas de horror en el pueblo de Zamalka.

«Después de los químicos, nos levantaron y nos dijeron que nos pusiéramos máscaras”, dijo un niño de seis años, describiendo el supuesto ataque. “Le dije a mi papá que no podía respirar. Mi padre se desmayó y yo me desmayé después de eso, pero nos encontraron y nos llevaron a un cuarto de emergencias.

CNN obtuvo video del niño y de otros que aseguran a un periodista que fueron víctimas de armas químicas en el área.

Max Foster y Bharati Naik contribuyeron con este reporte

[cnn-package id=95933]
[cnn-package id=95973]