CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Latinoamérica

¡La mejor película extranjera del Óscar no será latinoamericana!

Por Sebastián Jiménez Valencia

Por Juan Carlos Arciniergas, CNN Español

(CNN Español) -- La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood, o en otras palabras la que decide quién se lleva cada año un premio Óscar a casa, divulgó este viernes el grupo de nueve películas que, de un total de 76, pueden aspirar a partir de ahora a una nominación en la categoría “Mejor Película Extranjera”. Ninguna de ellas es latinoamericana.

En el grupo de 76, diez producciones provenían de Latinoamérica luego de llenar los requisitos de la Academia. Al no encontrar una sola de ellas entre en el grupo de nueve, puedo decir que mi fin de semana comienza muy mal. Mi decepción, sin embargo, no la motiva solamente un sentimiento regionalista frustrado.

Es una pena que Latinoamérica quede por fuera de esta última etapa de preclasificación antes del anuncio de los nominados (jueves, 16 de enero) puesto que este año nuestro cine brilló con gran intensidad en diferentes escenarios internacionales.

En enero y durante el Festival Internacional de Cine de Palm Springs (California) tuve la oportunidad de ser juez en la elección de la Mejor Película Iberoamericana de su muestra; era la primera vez que allí se reconocía de tal modo a la cinematografía de nuestra región. La ganadora fue la española Blancanieves, pero otras obras como la peruana El Limpiador (que este año aspiraba al Oscar) o la mexicana Después de Lucía, me indicaban que el año arrancaba muy fuerte.

Luego, en febrero, nos enteramos desde Berlín que allí la chilena Paulina García había sido elegida Mejor Actriz por su destacada interpretación en la entrañable Gloria. En ese mismo encuentro, esta última cinta y su director, Sebastián Lelio, obtenían también dos importantes distinciones.

En mayo llegó el prestigioso festival de Cannes (Francia), donde esta vez el cine mexicano fue protagonista. En ese balneario sobre la Costa Azul, el director Amat Escalante recibió el premio a Mejor Director por la muy cruda y necesaria Heli, mientras que su colega Diego Quemada-Díez arribó acompañado de los protagonistas  de la también reflexiva La Jaula de Oro. Al final esta última recibió un galardón por su trabajo coral.

El Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE) publicó esta semana su balance anual y además de registrar la impresionante cifra de 99 largometrajes nacionales estrenados, destacó el 2013 como un año “de reconocimiento mundial para la cinematografía mexicana”.

Según IMCINE, La Jaula de Oro fue la película mexicana más premiada del año (con cerca de 40 distinciones).  Workers, de José Luis Valle, también se destacó a nivel internacional. En República Dominicana, donde se nos encargó elegir la Mejor Opera Prima, consideramos que esta última merecía llevarse ese galardón.

Digamos entonces que la ausencia de una latinoamericana entre las películas extranjeras del Oscar 2014 no se explicará por una falta de calidad. Al contrario! Cintas como la argentina Wakolda y la colombiana La Playa D.C. (ambas representando a sus respectivos países ante la Academia) habían sido previamente admitidas en exigentes festivales como el de Cannes.

Uno de ustedes en Twitter (Gustavo Aguilar - @Gustk) me preguntaba este viernes: “¿qué pasó?”. Quisiera tener una respuesta contundente. Durante las últimas semanas, los pronósticos de los especialistas aquí en Hollywood señalaban a Gloria (Chile) como la latinoamericana con mayores posibilidades de ser nominada. Le seguía tal vez Heli (México) por el prestigio que fue adquiriendo desde Cannes.

Pero a veces la Academia no es justa o quizá este año la competencia estaba muy dura frente a las producciones de los otros países que sí clasificaron en esta segunda fase de nueve: Alemania, Bélgica, Bosnia y Herzegovina, Camboya, Dinamarca, Hong Kong, Hungría, Italia y Palestina.

A veces, esto del codiciado galardón se reduce a la que mejor campaña de promoción haya tenido o como quisiéramos que fuera siempre, a sus méritos artísticos. Más allá del orgullo que nos hubiese dado a los cinéfilos ver a una de las nuestras en el grupo final de cinco nominadas, la candidatura para una película como Gloria le habría ayudado enormemente en su promoción internacional. Porque después de haber triunfado en Berlín, merece llegar a las salas de cine del mundo entero.