CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

Industria china causa contaminación del aire en el occidente de EE.UU., según estudio

Por Sebastián Jiménez Valencia

Por Elizabeth Landau, CNN

(CNN) — La contaminación no respeta las fronteras.

La externalización de la fabricación de productos en China puede haber resultado en menos contaminación en algunas partes de los Estados Unidos, pero otras regiones tienen una menor calidad de aire a causa de los productos chinos empacados para EE.UU., descubre un nuevo estudio en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

«La contaminación de China esta teniendo un efecto en EE.UU., y tenemos que reconocer como eso esta afectando a nuestros niveles de ozono de fondo así como las partículas que están llegando a la costa oeste», dijo Don Wuebbles, coautor del estudio y profesor de ciencias atmosféricas en la universidad de Illiniois en Urbana-Champaign.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

En el occidente de los Estados Unidos, la contaminación china relacionada a las exportaciones contribuye a un incremento del 12% al 24% de las concentraciones diarias de sulfato, dice el estudio.

publicidad

A causa de la tercerización estadounidense de la manufactura a China, el oriente de los Estados Unidos vio una disminución en la contaminación por sulfato, pero se vio un incremento en el occidente de la nación.

Debido a la contaminación de China, el área de Los Ángeles y otras regiones de EE.UU. violan los estándares de ozono nacional un día más al año, declaraba el estudio.

Los bienes de consumo estadounidenses como teléfonos celulares y televisiones con frecuencia se fabrican en China. Aunque la manufactura en China no esté causando la mayoría de la contaminación en EE.UU., los vientos llamados «westerlies» o vientos del occidente, pueden hacer llegar químicos por encima del Océano Pacífico en cuestión de días. Los valles y las cuencas en los estados occidentales pueden recibir cúmulos de polvo, ozono y carbono.

Sabemos que la eficiencia de la industria en China no es tan buena como lo es en EE.UU», dijo Wuebbles. Una eficiencia más alta en la manufactura en EE.UU., combinado con los controles sobre emisiones y tercerización, han logrado mucho en la reducción de emisiones en EE.UU.

¿Significa que la tercerización de la manufactura a China es mala para la salud del público estadounidense?   El estudio sugiere que para todos los Estados Unidos, hay un beneficio neto, porque la densidad de la población en el oriente de Estados Unidos es mayor que la del occidente.

Pero, el occidente sigue sufriendo.

Las concentraciones del sulfato subieron un 2%, y los niveles de ozono y monóxido de carbono vieron incrementos leves también, en el occidente de Estados Unidos en el año 2006, según el estudio.

Las concentraciones de sulfato promedio, el monóxido de carbono y el carbono negro bajaron de 0.3% a 0.9% cuando se analizaron los promedios ponderados por población. Pero todo esto viene con un costo: en el occidente de Estados Unidos y en las regiones pobladas chinas, la calidad del aire ha disminuido.

El carbono negro se ha vinculado al asma así como a enfermedades como el cáncer, el enfisema y enfermedad cardíaca y pulmonar. La lluvia no fácilmente limpia la atmósfera, así que está suspendida en el aire y viaja lejos.

Los investigadores encontraron que el 36% del dióxido de azufre antropogénico, el 27% del óxido de nitrógeno, el 22% del monóxido de carbono y el 17% de carbono negro de las emisiones chinas están vinculadas a la producción de bienes de exportación.

Aproximadamente el 21% de las emisiones relacionadas a exportaciones de China, para cada uno de estos contaminantes, viene de las exportaciones que fueron de China a los Estados Unidos.

La producción de bienes para exportación se ha expandido en China, con un volumen de crecimiento del 390% entre el año 2000 y el 2007, a pesar de que no hubo mucho crecimiento por la crisis financiera mundial. China generalmente se ha vuelto el «mayor exportador neto de productos de la industria que usan energía de manera intensa», dice el estudio.

Detrás de este crecimiento económico está un auge en la combustión de combustibles fósiles, particularmente el carbón mineral, un gran culpable en las emisiones de dióxido de carbono que están incrementando a nivel mundial.

Las investigaciones previas han mostrado las emisiones de dióxido de carbono que resultan del comercio chino, pero este estudio se enfocó en más de un contaminante del aire. Los investigadores han construido un modelo usando datos de economía y emisiones.

En la última década, China ha visto un gran incremento en el uso de centrales eléctricas con base en la quema de carbón mineral, dijo Wuebbles. El uso de carbón mineral para generar electricidad es una gran razón por la cual las emisiones de dióxido de carbono han casi duplicado su tasa de crecimiento a nivel mundial, de acuerdo a un informe filtrado del Panel intergubernamental de las Naciones Unidas sobre cambio climático, obtenido por CNN.

Las concentraciones de dióxido de carbono atmosférico están proyectados a causar un incremento de 2 grados Celsius (3.6 grados Fahrenheit) en temperatura para el 2100. La agricultura, silvicultura, ecosistemas y salud humana todas se espera que sufran como resultado de las tendencias en cambio climático.

Para disminuir la contaminación que viene de China, Wuebbles recomendaba incrementar la eficiencia de los procesos de fabricación y reexaminar la producción de energía. Los depuradores pueden reducir las emisiones de las plantas que generan energía quemando carbón.

«La consideración de la cooperación internacional para reducir el transporte fuera de las fronteras del aire contaminado debe hacer frente a la pregunta de quién es el responsable de las emisiones en un país durante la producción de bienes para su consumo en otro país», escribe el autor del estudio.

Sigue a Elizabeth Landau en Twitter en @lizlandau