CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

¿Atlanta se quedó dormida al volante?

Por Sebastián Jiménez Valencia

Por Joe Sterling, CNN

(CNN) -- Atlanta hace alardes de ser de clase mundial. Somos el hogar del aeropuerto más transitado del mundo, de los Braves y del Instituto de Tecnología de Georgia. Somos sede de CNN y Weather Channel. Somos la meca de las convenciones. Fuimos anfitriones de las Olimpíadas de Verano de 1996.

Hoy en día, esa buena reputación va en decadencia, gracias a la "hora pico infernal".

El martes nevó en Atlanta, lo cual dejó unos cuantos centímetros de nieve en el área; un evento que podría ser un pequeño inconveniente para las comunidades del norte. Pero la sustancia blanca y las calles cubiertas de hielo que vinieron como consecuencia desataron un complicado éxodo para muchas personas que se dirigían a casa. Al caer la noche, las transitadas carreteras interestatales de la ciudad se convirtieron en estacionamientos. Como resultado, muchas personas se quedaron varadas en sus autos al no poder movilizarse, y niños ansiosos tuvieron que refugiarse en sus escuelas durante la noche.

¿Cómo puede suceder esto en y para una región de clase mundial? Una respuesta: Ocurrió debido a una mala planificación y a ciudadanos que entraron en pánico y no supieron cómo lidiar con la nieve. Otra: Es solo el precio que podrías tener que pagar por vivir en Atlanta, famosa por sus frustraciones de tráfico. Otra respuesta se centra en engañosas predicciones meteorológicas. Y algunos dicen que ocurrió porque todo el mundo salió de sus escuelas y oficinas al mismo tiempo.

Mira el video en timelapse de la caída de nieve en Atlanta:

publicidad

Las opiniones y burlas abundaron en los redes sociales.

"Esta área parece sufrir de un déficit de liderazgo y una ausencia total de planificación regional", comentó una persona en Facebook. "Y de terribles conductores", dijo alguien más.

En Twitter, muchos dicen que no entienden por qué las personas en Atlanta no pueden conducir si hay unas pocas pulgadas de nieve. Un sujeto en Twitter defendió a los desafortunados viajeros. "Lo que no comprenden es que en Atlanta no suele nevar, por lo que las personas no saben cómo conducir en la nieve".

Alcalde de Atlanta: El éxodo temprano de la ciudad a causa de la nieve paralizó el tráfico.

¿Dónde estaba el plan?  

Atrapado durante horas en el tráfico, Matthew Holcomb, vicepresidente de ingeniería en CNN, hizo hincapié en este punto. Él quiere saber "¿cuál era el plan?"

"Quiero decir, hace dos o tres semanas, a los niños los dejaron salir de la escuela a causa del frío. Sabiendo lo que se avecinaba, no puedo creer que no hayan dejado salir a los niños de las escuelas y que no haya habido un mejor plan en las carreteras".

Él dijo que no había visto un quitanieves "o a alguien arrojando arena".

"Llevo más de 16 horas en la carretera. No he visto a nadie afuera", dijo. "No han hecho nada. He visto literalmente cientos de carros parados al lado de la carretera. Vi a una señora que llevaba a su niño envuelto en una frazada a un lado de la carretera. Quiero decir, hay personas que van en sentido contrario en las principales carreteras interestatales. Es algo aterrador".

Una publicación en Facebook relacionada a que "las personas del norte se ríen de Georgia por el caos ocasionado por 5 centímetros de nieve", tenía una respuesta para el problema de los camiones de sal: el embotellamiento hizo que el proceso fuera lento.

"A mediodía, empezó a nevar. Todas las escuelas, a la vez, decidieron cerrar sin previo aviso alrededor de la 1:30. Básicamente fue como decir 'Oigan, ¡ya hemos cerrado. Vengan por sus hijos!   "

Y más o menos al mismo tiempo, la mayoría de negocios cerraron.

"Así que, aproximadamente 5 millones de personas se dirigieron a las carreteras a la misma hora, lo cual obviamente ocasionó un embotellamiento masivo. Luego, mientras estaban ahí, la nieve empeoró, se convirtió en aguanieve y al final, en capas completas de hielo. Y, mientras todos estaban atrapados en el tráfico, no pudieron recargar los camiones de sal, porque el embotellamiento era demasiado y no se podía volver a las áreas de almacenamiento de sal (tenemos 30 camiones y 40 quitanieves en Atlanta)", decía la publicación en Facebook.

Los niños se quedaron atrapados en las escuelas y en los buses

"Así que la situación a causa del hielo empeoró más y más, hasta que viajes cortos se convirtieron en viajes de varias horas; algunas personas abandonaron sus autos y optaron por caminar".

Quien comentó eso señaló que hubo "una buena cantidad de niños y personal "que pasaron la noche en sus escuelas. "Hay demasiado hielo como para que los buses hagan su recorrido a salvo para llevarlos a casa".

"No es nieve, es hielo, y la temperatura todavía está bajo cero así que nada se ha derretido. Y el importante equipo que arroja sal o derrite el hielo, el cual es operado por agencias locales y estatales, básicamente no puede llegar a los lugares afectados por el embotellamiento en las carreteras, y estamos haciendo lo que podemos por limpiar las carreteras, o al menos, abrir camino para que el equipo pueda llegar. Esperamos que las cosas vuelvan a la normalidad".

El alcalde de Atlanta, Kasim Reed, también dio su opinión. Atribuyó parte de la culpa a los negocios locales, afirmando que ellos contribuyeron al embotellamiento al dejar que todos los trabajadores salieran al mismo tiempo. Cuando empezó a nevar, dijo, debido a que las escuelas y oficinas habían dejado salir a las personas de forma simultánea, fue demasiado movimiento para las carreteras.

"Ayer dije de inmediato que dejar salir a tantas personas no fue la decisión correcta", le indicó Reed a Carol Costello, de CNN. "Si pudiera elegir, habríamos cancelado los cierres".

El gobernador de Georgia, Nathan Deal, dijo que la región fue tomada por sorpresa por las predicciones meteorológicas.

"Algunos de los meteorólogos locales hicieron predicciones más correctas, respecto a que el centro de la tormenta podría estar 50 millas (80 kilómetros) al norte de donde el modelo del Servicio Meteorológico Nacional había indicado que estaría", dijo.

"El Servicio Meteorológico Nacional constantemente mostró su modelo de que la ciudad de Atlanta no sería el área principalmente afectada por la tormenta, sino que sería el sur de Atlanta. Ya han escuchado a algunas de nuestras agencias decir que en base a esos modelos, no habían traído algunos de los recursos antes porque pensaron que iban a haber otras partes del estado donde el impacto sería mayor que en el área metropolitana de Atlanta".

Soluciones y realidades  

Yvonne Williams, quien trabaja en proyectos de infraestructura de transporte en Atlanta, dijo que debía haber una coalición de equipos de primera respuesta en toda la comunidad listos para hacerle frente a una situación como ésta.

"Si fuera un líder por un día, me aseguraría de que todos estuvieran organizados y preparados para estas emergencias", dijo.

Muchos residentes de Atlanta dicen que debe haber más medios de transporte colectivo y carreteras.

El transporte público, afirman, no es de tan amplio rango como en otras ciudades, como Nueva York, o en el extranjero, por ejemplo en Londres. Sin embargo, una propuesta de impuestos sobre el transporte fracasó recientemente. Muchas personas simplemente no quieren gastar el dinero para ampliar el sistema de tránsito rápido MARTA de la región.

Liane Levetan, una ex senadora del estado de Georgia, es una de los muchos residentes de Atlanta que quieren ver más modificaciones en los trenes y carreteras. Ella considera que el embotellamiento podría resultar siendo una "bendición del cielo".

"Tenemos que darnos cuenta de que tenemos que hacer algo con nuestro sistema de transporte (trenes ligeros, trenes, mejoras a las carreteras). Es necesario contar con más medios de transporte. Realmente somos una metrópolis ahora", dijo.

Ella señala que los problemas de tráfico son una "situación cotidiana" que se vive en Atlanta.

"Para que podamos ver hacia el futuro, quizá éste sea el catalizador. Estamos enfocados en pequeños asuntos, y no vemos más allá. Si queremos ser líderes de crecimiento, las personas deben ser activas", dijo.

John A. Williams, quien es originario de Atlanta y director ejecutivo de Preferred Apartment Communities, decididamente ha tomado otro enfoque. Quizá otras cosas puedan hacerse para mejorar el transporte en Atlanta, pero él no está seguro de que habría suficiente dinero para abordar un problema como éste.

"En cada década, tenemos una tormenta como ésta", expresó. "No estoy seguro de que podría haber suficiente dinero para resolver los problemas".

Además, dice, el tráfico es algo bueno; es un firme indicador de crecimiento. De hecho, si mides los aspectos positivos y negativos de la extensión de Atlanta y la alta concentración de poblaciones en muchas ciudades, la región tiene sus ventajas.

"Atlanta es una ciudad sin fronteras naturales; ha tenido un gran crecimiento en todas las direcciones, norte, sur, este y oeste. Atlanta tiene una cierta cantidad de extensión. Es difícil atender a esa extensión con medios de transporte colectivos", dijo. Atlanta es una ciudad de árboles y colinas. Las personas no necesariamente quieren vivir en Chicago, en ambientes urbanos con una alta densidad de población".

En cuanto a Reed, le dio una buena calificación a la respuesta de la región durante su (por momentos) intensa conversación con Carol Costello, en "CNN Newsroom" el miércoles por la mañana.

"Sacamos a un millón de personas de la ciudad", dijo Reed. "No hemos tenido víctimas mortales. Habilitamos el camino de todos nuestros hospitales y estaciones de policía".

Costello lo interrumpió con el siguiente comentario: "Bueno, ya he oído esto antes de funcionarios públicos, 'No hubo víctimas mortales', pero eso solo fue por la gracia de Dios. Hubo miles de accidentes de tránsito. Las personas abandonaron sus autos en carreteras cubiertas de hielo en condiciones gélidas para caminar a casa".

"Es fácil para ti decirlo desde tu posición de presentadora", dijo Reed.

"No, yo estuve atrapada en el tráfico", dijo Costello. "Yo fui una de esas personas".

Por ahora, las personas tienen que acostumbrarse a una nueva combinación de tráfico en Atlanta y nieve en el sur.

"Nevó en Atlanta y no pude llegar a la tienda de licores", bromeó alguien en Facebook. "Así que probablemente tendremos que sobrevivir con agua y alimentos durante varios días".