CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Enfermedades

¿Los cruceros son caldos de cultivo flotantes de enfermedades?

Por Sebastián Jiménez Valencia

Por Marnie Hunter, CNN

(CNN) —Nadie quiere pasar sus vacaciones en el baño.

Los informes de un brote de vómitos y diarrea en el mar tienen preocupados a algunos cruceros inminentes.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

«Mi madre, quien viajará en crucero por primera vez, está reconsiderando seriamente nuestra elección para las vacaciones familiares», escribió en un correo electrónico Mónica Mancera, lectora de CNN. La estudiante de la Universidad de Tejas en Austin, tiene una reserva en un crucero de Carnival con su familia para marzo.

El Centro para Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) está investigando esta semana un brote de gastroenteritis en el barco Explorer of the Seas de Royal Caribbean; las causas aún no han sido determinadas. Más de 650 pasajeros y miembros de la tripulación se han enfermado, de acuerdo a la línea de cruceros. El brote es el segundo a bordo de un crucero en lo que va de año.

Tan solo la idea de perder precioso tiempo de vacaciones ha irritado a los obreros transeúntes: ¡Qué suerte que no he sido yo! ¡Pobres tontos!

Y los escépticos de los cruceros tienen otra ocasión para preguntar: ¿En qué estaban pensando?

«Me siento mal por la gente enferma, pero no entiendo el deseo de estar en una placa de Petri, en primer lugar», escribió un lector de CNN.

Los cruceros representan una de las divisiones más profundas en cuanto a viajes. Aunque lo ames o lo odies, la mayoría de las más fuertes objeciones son solo verdades a medias, o mentiras, dependiendo de cómo lo veas.

¿Placas de Petri flotantes?

Los cruceros son perfectos para la propagación de enfermedades. Los brotes de norovirus, la principal causa de gastroenteritis aguda en los Estados Unidos, ocurren más frecuentemente en sitios cerrados, según los CDC. Asilos, residencias y cruceros son terrenos comunes de transmisión.

En el año 2013, el Programa de Sanidad Naval de los CDC registró nueve brotes de gastroenteritis a bordo de barcos, siete de los cuales habían sido confirmados a ser causados por norovirus. Aproximadamente 1.200 pasajeros de cruceros se vieron afectados por los casos de norovirus.

Para poner estas cifras en perspectiva, la Asociación Internacional de Cruceros de la industria dice que más de 10 millones de pasajeros se embarcaron en cruceros miembros de CLIA de un puerto de EE.UU. en el año 2012, y el norovirus enferma un estimado de 21 millones de personas en los Estados Unidos cada año, de acuerdo con los CDC.

Más brotes de gastroenteritis han sido reportados a bordo de cruceros desde el año 2001, de acuerdo a las estadísticas de los CDC. La agencia gubernamental dice que el pico está ligado a un aumento tanto de pasajeros como de barcos que navegan los mares, así como a un aumento general de los brotes de norovirus.

«Hay intentos por controlar este tipo de brotes, pero es difícil garantizar que esto no vaya a ocurrir en cualquier crucero en particular», dijo el Dr. Lin Chen, director del Centro de Medicina del Viajero del Hospital Mount Auburn en Cambridge, Massachusetts.

Entonces sí, la amenaza de enfermedad es real. Aun así, el número de brotes reportados entre miles de navegaciones anuales ha oscilado en los últimos años desde menos de una docena de navegaciones afectadas hasta unas tres docenas.

Conclusión: Más personas se están enfermando en tierra. (Por supuesto, eso es poco consuelo si estás vomitando violentamente en alta mar).

¿Son insalubres los barcos o los pasajeros?

El norovirus, el culpable más común de los brotes en los cruceros, se propaga rápidamente de persona a persona, pero también se puede transmitir a través de alimentos o agua contaminados o desde superficies contaminadas.

El Programa de saneamiento de buques de los CDC realiza inspecciones regulares, sin advertencia, en los cruceros. El Explorer of the Seas, el buque de Royal Caribbean, el cual actualmente experimenta un brote, obtuvo un 98 de 100 en su última inspección en julio de 2013.

«Algo como esto no es representativo de bote sucio», dijo Colleen McDaniel, gerente editor de CruiseCritic.com. «Esto no significa que este buque en particular no estaba limpio. Sólo significa que se produjo un brote a bordo. Están terminando la travesía dos días antes y están haciendo una limpieza realmente profunda de la nave. No es probable que ocurra en el mismo barco de nuevo».

Poco probable, pero no imposible: el Crown Princess de Princess Cruises tuvo brotes de norovirus en dos navegaciones consecutivas en 2012. En el año 2010, los CDC hicieron pública una recomendación de no navegación durante cuatro días para un barco de Celebrity Cruises luego de tres brotes consecutivos de gastroenteritis.

La limpieza profunda que se llevará a cabo cuando el Explorer of the Seas regrese a puerto «será el tercer procedimiento de desinfección agresiva que se ha llevado a cabo en el buque desde que nos dimos cuenta del problema», dijo Royal Caribbean.

Las líneas de cruceros activan los planes de respuesta supervisados ​​por los CDC cuando se detectan brotes. Las medidas incluyen el aumento de la frecuencia de limpieza y desinfección, el aislamiento de las personas enfermas, la distribución de información acerca del lavado de manos adecuado e higiene, así como las actualizaciones de la enfermedad y los informes regulares ante las autoridades del Programa de Salubridad Naval de los CDC.

La higiene es extremadamente importante cuando ocurre un brote. El lavado de manos adecuado, evitar el contacto con los pasajeros enfermos y el contacto directo con superficies de uso público tales como los picaportes de las puertas de los sanitarios, puede ayudar a detener la propagación de enfermedades altamente contagiosas. Los CDC ofrecen consejos de salud para cruceros en su sitio web.

La ávida pasajera de cruceros Marcy Webster y su esposo no cambiarán sus planes para realizar una próxima navegación en el Allure of the Seas, de Royal Caribbean.

«No es culpa de la línea de cruceros. Es un pasajero que llegó a bordo enfermo y propagó el virus por todas partes. En todos los cruceros en los que he estado, la tripulación es minuciosa en mantener las cosas limpias y hacer que los pasajeros utilicen el desinfectante de manos», escribió en un correo electrónico Webster, de Keller, Tejas.

«Las cosas malas suceden. Si te limitas en la vida por miedo a lo que podría pasar, nunca vas a experimentar nada».

Katia Hetter, de CNN, contribuyó a este reportaje.