CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias Recientes

Philip Seymour Hoffman, un genio de la actuación que inspiraba a sus directores

Por Juan Carlos Arciniegas

Hollywood (CNN) – Entrevistarle podía ser difícil. Dependiendo del humor con el que estuviera, actuaba como el tipo bonachón que su físico sugeria (regordete, algo parecido a la imagen de un Santa Claus), pero también podía proyectarse como un tipo complejo, oscuro y hasta antipático. Y entonces, hablar con él se convertía en un reto.

Tuve la oportunidad de conversar con él durante la promoción de la película Capote, por la cual ganó su único premio Oscar en 2006, y años más tarde por su interpretación de un sacerdote que debe enfrentar acusaciones de abuso sexual de menores en Doubt. Ambas actuaciones fueron prueba de su capacidad camaleónica.

En el teatro, donde muchos sostienen que se hace el verdadero actor, Seymour Hoffman también quiso dejar huella. Y esta vez no solo con sus interpretaciones sino también como director.

Sobre las tablas compartió con veteranas como Vanessa Redgrave pero también con jóvenes talentos como Natalie Portman y Andrew Garfield.

Su paso por el teatro tambien le mereció el reconocimiento debido como el haber sido nominado en varias oportunidades al premio Tony.

publicidad

Pero volviendo al cine, mi director favorito, Paul Thomas Anderson, lo utilizó en muchas de sus películas como la musa que inspira genialidad. Desde su primera colaboración exitosa, encarnando a un homosexual perdidamente enamorado del protagonista en Boogie Nights, hasta su último proyecto juntos, en The Master, el actor hizo alarde de gran intensidad interpretativa.

En ésta última tuvo una participación de reparto (pese a que el título de la cinta hacía referencia a su personaje) pero supo llegar al nivel y destreza del propio protagonista, caracterizado por Joaquin Phoenix. Con esta película obtendría su cuarta y última nominación al Oscar.

Philip Seymour Hoffman estuvo en la pasada edición del Festival de Cine de Sundance presentando su trabajo más reciente, el thriller A Most Wanted Man, junto a Willem Dafoe.

También preparaba el debut en una serie de televisión, tentativamente titulada Happyish, con la que la pantalla chica se estaría ‘robando’ otro talento de la pantalla grande.

Las nuevas generaciones lo identifican como uno de los aliados secretos de la heroína Katniss Everdeen en la popular serie «Los Juegos del Hambre».

Pero para quienes lo vimos ‘crecer’ y convertirse en el gigante actoral que hoy estamos despidiendo, nos quedan multitud de imágenes, de fragmentos en el cine que no olvidaremos.

Quienes vieron Magnolia y recuerdan la escena de compasion y bondad en el lecho de un moribundo, saben de qué estoy hablando.