CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias Recientes

La infanta Cristina declara más de seis horas acusada de corrupción

Por CNN en Español

Madrid, España (CNN) — La infanta Cristina de España, la hija menor del Rey Juan Carlos, ha pasado seis horas declarando ante el juez, el fiscal y los abogados, acusada de corrupción. Llegaba a las 9.45 de la mañana y se iba a las 18.15 hora española. En su declaración se ha desvinculado de las acusaciones y ha asegurado que confiaba en su marido. Por primera vez, un miembro de la familia real comparece ante un tribunal imputado en un caso de corrupción que acusa a su marido, Iñaki Urdangarin.

La infanta Cristina, la hija menor del rey Juan Carlos, se enfrenta a una acusación de corrupción, según ha confirmado la casa real de España. Su marido, Iñaki Urdgangarin, enfrenta cargos en el mismo caso y ya declaró hace un año. Están acusados de recibir millones de dólares en contratos con el gobierno a través de Noos, una fundación sin ánimo de lucro, creada por Urdangarin para organizar eventos deportivos y turísticos.

El juez José Castro investiga si parte de ese dinero fue desviado para el uso privado de la princesa, que tiene 48 años, y su marido, de 46. A través de sus equipos jurídicos, ambos niegan haber cometido delito alguno.

El testimonio a puerta cerrada de la princesa se ​​celebra en un tribunal local de Palma de Mallorca en las Islas Baleares. El palacio de justicia no está lejos del palacio de Marivent, la residencia de verano de la familia real en Mallorca, uno de los principales destinos turísticos de Europa.

El juez Castro en abril pasado presentó cargos preliminares contra la princesa en este caso, pero los retiró en mayo después de los fiscales apelaron ante un tribunal provincial, citando evidencia insuficiente.

Pero Castro continuó su investigación y el mes pasado emitió una orden de 227 páginas, con lo que de nuevo los cargos preliminares contra la princesa, por presunto fraude fiscal y blanqueo de dinero a través de una compañía separada, Aizoon, en la que tenía una participación del 50%, con su marido.

«Utilizaron esa compañía para embolsarse dinero público y también para pagar menos impuestos o simplemente engañar a la Hacienda Pública», dijo Eduardo Inda, editor de investigación del diario El Mundo, quien es coautor del libro, «Urdangarin», sobre las supuestas irregularidades financieras de la pareja real.

publicidad

«En esta sociedad, la Infanta Cristina es quien firma los informes anuales», dijo Inda.

Cuando los nuevos cargos preliminares se presentaron en enero, el principal abogado de Cristina, el político y veterano abogado Miquel Roca, dijo a la prensa que apelarían.

Pero una semana más tarde, se produjo un cambio brusco de posición, y se anunció que la princesa declararía.

El cambio de actitud no se debió a la presión de la casa real, sino que se presentó como una decisión personal de la princesa, que persuadió a su equipo de la defensa sobre el tema, dijo un funcionario familiarizado con las discusiones dentro de la casa real, que hablaron bajo condición de anonimato.

«Declarar fue su propia decisión, simplemente porque ella no tiene nada que ocultar, y está convencida de los cargos preliminares podrían ser retirados, y es mejor dar testimonio que dejar que continúe la imagen de cobardía por evitar al juez», dijo el funcionario.

El caso es uno de varios escándalos de corrupción financiera que afectan a la familia real y a los principales partidos políticos, en plena crisis económica, cuando muchos españoles han perdido sus empleos o han tenido que apretarse el cinturón.

El testimonio de la Infanta Cristina se presenta a la vez que un nuevo informe de la Comisión Europea muestra que el 95% de los españoles dice que la corrupción está muy extendida en la nación.

La Casa Real hace dos años excluyó a la Infanta Cristina y a su esposo de representar a España en los actos oficiales, como uno esta semana en Madrid, cuando el Rey, la Reina Sofía, el príncipe heredero Felipe y su esposa, la princesa Letizia, dieron la bienvenida al cuerpo diplomático extranjero.

Sin embargo, algunos españoles dicen que la princesa sigue recibiendo un trato especial.

«Es muy bueno finalmente, se haya imputado a la princesa», dijo la estudiante Mariana Moragrega, a las puertas del palacio real de Madrid». Pero teniendo en cuenta que ella es la hija del rey, va a estar muy protegida, y no irá a la cárcel», aseguró.

Un columnista del diario El País, Ernesto Ekaizer, predice que este testimoniopodría ser el principio del fin de la causa contra la princesa. Él escribe que el juez de nuevo se enfrenta a la oposición de un fiscal que dice que aún hay evidencia criminal insuficiente contra la princesa. Y que el caso podría caer antes de llegar a juicio.

Carlos Cruzado, presidente del sindicato de Gesta de los técnicos de la Agencia Tributaria que trabajan en el Ministerio de Hacienda, dijo que es inusual para un fiscal, aparentemente del lado de la princesa, que enfrenta cargos preliminares de fraude fiscal, en lugar de defender los intereses de la nación a través de la agencia de recaudación de impuestos.