CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

Gobernadora de Arizona veta la polémica ley que buscaba negar servicios a homosexuales

Por Sebastián Jiménez Valencia

(CNN) — Jan Brewer vetó la ley que buscaba permitir a los dueños de negocios negar el servicio a los clientes homosexuales y lesbianas, cuando lo justificaran por sus creencias religiosas.

«El Proyecto de Ley 1062 tiene el potencial de crear más problemas de los que resolvería», dijo.

Brewer dijo que la libertad de religión es un «valor central en EE.UU.» pero que también lo es la no discriminación

El proyecto de ley fue enviado a Brewer este lunes y tenía cinco días para firmarlo, vetarlo o no hacer nada para que se convierta en ley.

Sus cinco años de mandato se han caracterizado por su línea conservadora.

Como secretaria de Estado, Brewer llegó a la gubernatura en 2009 después que la gobernadora anterior, Janet Napolitano, dejó su cargo para dirigir el Departamento de Seguridad Nacional.

publicidad

Luego de un año en su cargo, Brewer adquirió relevancia nacional después de firmar la ley SB1070, una medida de inmigración estricta también conocida como la ley «muéstrame tus papeles» que permite a la policía pedir a la gente sus documentos, lo que dicen los críticos que conduce a un perfil racial de los latinos.

Llegó a los titulares nacionales de nuevo por apuntar al presidente Barack Obama por la política de inmigración en una pista de aterrizaje de Phoenix después de que él se bajó del Air Force One.

En su oferta para la reelección en 2012, ganó el respaldo de la Asociación Nacional del Rifle, a pesar de que su principal oponente fue parte de la junta directiva de la organización.

Su campaña dejó dividendos, con una calificación de A+. Bajo su mando, Arizona se convirtió en uno de tres estados en permitir que las personas porten armas sin permiso. Y la gente puede llevar armas ocultas en los restaurantes o bares con un permiso si no consumen alcohol.

Con información de Leigh Ann Caldwell