CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Video

La búsqueda del avión de Malasia desaparecido será "a largo plazo"

Por Paula Andrea Daza

Por Michael Pearson y Jethro Mullen, CNN

(CNN) — Un día más. Aún no encuentran nada.

Las autoridades australianas dijeron este viernes que habían suspendido la búsqueda del día de los dos misteriosos objetos que pueden o no pueden ser partes del desaparecido vuelo 370 de Malaysia Airlines.

Aviones militares de vigilancia, un avión comercial y dos buques mercantes peinaron la zona pero no encontraron ningún rastro de los objetos que fueron vistos este domingo por un satélite en las traicioneras aguas del Océano Índico meridional.

El lugar está a más de 1.800 kilómetros de la costa oeste de Australia.

El vuelo 370 desapareció hace 14 días con 239 personas a bordo. El anuncio del jueves decía que las autoridades australianas habían descubierto los objetos que dieron esperanzas de un avance en una búsqueda frustrante que no ha dado pistas del avión.

publicidad

Este viernes, el primer ministro australiano, Tony Abbott, defendió la decisión de anunciar el hallazgo, diciendo que Australia debe a las familias de los desaparecidos «brindarles información tan pronto como esté a la mano».

Como lo hizo el jueves, Abbott advirtió de nuevo que los dos objetos pueden no ser parte del avión. «Podría ser simplemente un contenedor que ha caído de un barco», dijo durante una visita a Papua Nueva Guinea. «Simplemente no lo sabemos».

El viernes, Hishammuddin Hussein, ministro de Transporte interino de Malasia, trató de restablecer las expectativas de una resolución rápida sobre el misterio que rodea el avión.

«Esto va a ser a largo plazo», dijo.

La búsqueda se intensifica

Las condiciones del tiempo para el sur del Océano Índico mejoraron desde el jueves, dijo John Young, director de respuesta de emergencia de la Autoridad Australiana de Seguridad Marítima. Las tripulaciones de vuelo fueron capaces de buscar los objetos visualmente en lugar de utilizar el radar, dijo.

Dada la distancia desde Australia hasta donde los objetos fueron vistos por el satélite, el avión tenía que viajar cerca de dos horas al área antes de tener que regresar a la base.

Aviones de patrulla han tenido que repetir los vuelos «un par de veces» el jueves y viernes para que las autoridades se aseguren de que han cubierto toda el área, dijo.

Gran Bretaña envío un buque de topografía marina HMS Echo al lugar para ayudar a una flotilla internacional a buscar en el sur del Océano Índico. Australia envió un HMAS, y China junto con Malasia enviaron barcos para unirse a uno noruego que está en los trabajos de búsqueda.

Los marineros a bordo del buque noruego trabajaron durante toda la noche en busca de los objetos, dijo Erik Gierchsky, vocero de la Asociación Noruega de Armadores.

Localizadores necesarios

Si se determina que los objetos son escombros del vuelo 370, los expertos dicen que los equipos de búsqueda pueden entonces utilizar localizadores para tratar de encontrar datos provenientes de la grabadora de información de vuelo del avión.

Hishammuddin tuiteó el viernes que los equipos de búsqueda y rescate que trabajan en una amplia zona del Océano Índico están necesitando los localizadores, también conocidos como hidrófonos. Dijo que no muchos países los tienen.

Explicó que pidió ayuda a Estados Unidos para obtenerlos, incluidos los sumergibles operados por control remoto, para ayudar en la búsqueda y recuperación eventual.

La búsqueda en otros lugares

Desde Asia central hasta Australia, los países continúan buscando el avión lo largo de un arco dibujado por las autoridades con base en la información enviada al satélite por el avión durante horas después de que desapareció.

Las otras pistas están en Camboya, Laos, China y en Kazajstán, donde las autoridades dijeron el jueves que no habían encontrado ningún rastro del avión.

Hishammuddin dijo este viernes que las autoridades malasias estaban esperando el permiso del gobierno de Kazajstán para utilizar al país como zona de espera para la búsqueda en el corredor norte.

Archivos borrados

Las autoridades de Malasia creen que el avión desaparecido fue deliberadamente sacado fuera de curso durante su vuelo programado desde Kuala Lumpur a Beijing. Pero no han encontrado hasta ahora ninguna evidencia clara para sustentarlo.

El piloto y el copiloto del avión han sido objeto de un escrutinio particular, especialmente a la luz de la información que sugiere que un brusco giro en la trayectoria de vuelo habría sido programado en el sistema de gestión de vuelo del avión.

Los signos de interrogación se mantienen sobre los datos que las autoridades dicen que se eliminaron de un disco duro de un simulador de vuelo que se encuentra en la casa del piloto del avión, el capitán Zaharie Ahmad Shah.

El jueves, un funcionario estadounidense familiarizado con la investigación dijo a CNN que un equipo del FBI confía en que será capaz de recuperar al menos algunos de los archivos eliminados.

Familias enojadas

La duración de la búsqueda y la frustrante falta de información han dejado a muchos familiares de los desaparecidos enojados. Algunos han acusado a los funcionarios malasios de retener información, o por lo menos no actualizarlos.

Por primera vez desde que el avión desapareció, Malasia envió una delegación de alto nivel a Beijing para hablar con los parientes que habían optado por no viajar a Malasia y que esperan noticias de la búsqueda.

Hishammuddin dijo que la reunión de tres horas y media fue tan buena como podría esperarse, dada la falta de información sobre lo que pasó con el avión.

Selamat Omar, cuyo hijo estaba a bordo del avión, dijo a CNN que ha estado agonizando a la espera de respuestas.

«Me siento triste, han sido de 14 días», dijo. «Todavía estoy esperando respuestas del gobierno. La tristeza sigue ahí, pero yo sólo voy a permanecer fuerte».

Mitra Mobasherat, Kyung Lah, Chelsea J. Carter, Mike Pearson, Brian Walker, Elizabeth Joseph, Evan Perez y Shimon Prokupecz colaboraron con este reporte.