CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

Víctima de un ataque de chimpancé busca demandar a Connecticut

Por Sebastián Jiménez Valencia

Por Stephanie Gallman, CNN

(CNN) — Una mujer de Connecticut que fue atacada por el chimpancé de una amiga en 2009 describe en un nuevo video su experiencia al despertar en un hospital después del ataque.

Debido a que ignoraba que había perdido la vista, Charla Nash le pidió a su hermano Mike que encendiera las luces.

«Él dijo: ‘Las luces están encendidas'», recuerda Nash, y «poco por poco, empecé a entender lo que había pasado».

Nash fue atacada mientras trataba de ayudar a que la mascota chimpancé de 14 años de su amiga entrara a la casa. Travis el chimpancé, el cual había aparecido en anuncios de televisión para Coca-Cola y Old Navy, brincó sobre Nash, la mordió y atacó.

Finalmente, la policía le dio un tiro fatal a Travis para detener el ataque, el cual dejó a Nash sin manos, nariz, labios o párpados.

publicidad

«Recuerdo estar acostada en la habitación, y recuerdo que a veces trataba de rascarme la pierna, y no sentía nada», dijo.

«Es un mundo diferente no poder ver o usar tus manos, hacer cosas por ti mismo y tener que depender de otras personas para que te ayuden», dijo Nash.

El video de siete minutos, presentado a los legisladores del estado de Connecticut, incluye una entrevista con Nash e imágenes donde se le puede ver caminando por las instalaciones de un centro médico privado donde ella vive y recibe asistencia diariamente debido a sus heridas.

Los representantes de Nash presentarán su caso ante el Comité Judicial de Connecticut el viernes, con la esperanza de que los legisladores le permitan proceder con una demanda de 150 millones de dólares contra el estado. Por ley, cualquier persona que quiera demandar al estado de Connecticut debe pedir permiso para hacerlo.

Desde el ataque ocurrido hace cinco años, Nash ha tenido numerosas cirugías, entre ellas un trasplante de cara. Ella demandó a Sandra Herold, la propietaria del chimpancé, y recibió 4 millones de dólares por sus heridas, pero según el portavoz Shelly Sindland, ese acuerdo ni siquiera comienza a cubrir los gastos de su tratamiento.

Una parte de los 150 millones de dólares que espera recibir financiaría un trasplante de mano, que los médicos intentaron sin éxito cuando realizaron su trasplante de cara. Nash espera que puedan intentarlo de nuevo.

«Quiero… poder hacer más cosas por mí misma», dijo Nash.

Nash todavía está esperando una oportunidad para llegar a un acuerdo con el estado por las heridas que ella afirma, podrían haber sido prevenidas.

Sindland dijo que las autoridades del Departamento de Energía y Protección Ambiental ignoraron un memorándum enviado en octubre de 2008, cuatro meses antes del ataque, de la bióloga del estado de Connecticut, Elaine Hinsch, en el que afirmaba que Travis el chimpancé podía dar lugar a «un accidente en cualquier momento».

El estado, afirma Sindland, «sabía que el chimpancé era un peligro», pero no hizo nada para sacarlo del hogar.

Dennis Schain, director de comunicaciones para el Departamento de Energía y Protección Ambiental, dijo a CNN que tiene conocimiento del memorándum, pero dijo que todas las declaraciones sobre el caso deben provenir de la oficina del fiscal general.

En una declaración hecha a CNN, Jaclyn Falkowski, vocera del fiscal general de Connecticut, dijo: «La pregunta legal en este caso es: ¿el estado tenía una obligación legal de proteger a la señora Nash de ser atacada por un chimpancé propiedad de una persona individual en una propiedad privada? Bajo las leyes bien establecidas, la respuesta es no».

«Si bien sentimos profundamente lo sucedido con Carla Nash, no creemos que el estado sea responsable de sus heridas. Decidir lo contrario sería establecer un precedente muy peligroso, al exponer al estado y a sus contribuyentes a una responsabilidad ilimitada y a un costoso litigio».

En junio, el comisionado de la oficina de reclamos le negó a Nash su petición de demandar al estado por 150 millones de dólares.

La apelación del viernes es su última oportunidad de obtener el permiso que necesita para seguir adelante con su demanda, e incluso si es aprobada en el comité, tendría que ser sujeta a votación tanto en la Cámara del estado, como en el Senado, antes de seguir adelante.

«Estoy esperando que la legislación me permita tener mi día en el tribunal», dijo Nash.

Haimy Assefa de CNN contribuyó con este reportaje.