CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

¿Por qué Irán construye una réplica gigante de un portaaviones estadounidense?

Por Juan Andrés Muñoz

Por Laura Koran, CNN

(CNN) — En medio de las conversaciones diplomáticas de alto nivel que tienen lugar entre Estados Unidos e Irán, es un símbolo de la desconfianza latente.

Imágenes de un satélite comercial obtenidas por CNN revelan que Irán está construyendo una réplica a gran escala de un portaaviones estadounidense, con aviones falsos similares a los de Estados Unidos incluidos, cerca de la ciudad portuaria de Bandar Abbas.

La maqueta parece imitar un portaaviones de clase Nimitz (CVN 68), incluso tiene pintado un número «68» en la cubierta, pero se desconoce cuál será su uso.

Según una fuente oficial estadounidense, la réplica se parece más a un estudio de Hollywood que a un buque de guerra.

El gobierno de Estados Unidos no cree que sea un barco de verdad ni que Irán sea incluso capaz de construir un portaaviones.

publicidad

La misma fuente dijo a CNN que aunque se desconoce el propósito de la réplica, Irán podría planear destruirlo como medida de propaganda. El gobierno iraní ha destruido barcos de tiro al blanco en el pasado y ha emitido los videos en los medios estatales.
footage on its state-run media.

Los portaaviones de clase Nimitz son los buques insignia de las fuerzas navales estadounidenses y los buques de guerra más grandes del mundo. Pocos países en el mundo tienen barcos nucleares de este estilo en sus flotas.

La revelación de que Irán construye esta réplica llega en un momento potencialmente clave en las relaciones entre ambos países.

En noviembre, se llegó a un acuerdo interino sobre el programa nuclear iraní entre negociadores iraníes y de una coalición de países. Irán accedió a interrumpir partes del programa a cambio de suspender ciertas sanciones económicas.

Pero continúan las negociaciones en torno a un acuerdo mayor.

El jueves, en un mensaje al pueblo iraní para celebrar el nuevo año persa, el presidente Barack Obama dijo estar «comprometido con la diplomacia» con su país.

Pero en medio de la suavizada retórica, continúa la desconfianza mutua.

La exsecretaria de Estado Hillary Clinton dijo ante el Congreso Judío-Estadounidense en Nueva York el miércoles que es «escéptica con que los iraníes cumplan» el acuerdo de noviembre.

Y en enero, el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, dijo a CNN que el gobierno de Obama ha alterado los términos del acuerdo.

Por ahora, tanto los esfuerzos diplomáticos como el futuro de la réplica de portaaviones son inciertos.