CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Mundo

El zoológico de Copenhague mata a 4 leones, hace unas semanas sacrificó una jirafa

Por Paula Andrea Daza

Por Laura Smith-Spark y Bharati Naik, CNN

(CNN) — El zoológico danés que hizo titulares el mes pasado cuando sacrificó a una jirafa saludable está nuevamente en la mirada de los medios, luego de matar a cuatro leones para dejarle el espacio a un nuevo macho.

Los leones fueron sacrificados el lunes, dijo Tobias Stenbaek Bro, portavoz del zoológico de Copenhague.

Dos jóvenes leones no estaban lo suficientemente maduros para sobrevivir por su cuenta y habrían sido asesinados por el nuevo león si se le diera la oportunidad, informó Bro a CNN. Añadió que el zoológico intentó ubicarlos en otro lugar, “pero desafortunadamente no hubo interés”.

Los otros dos eran los padres de los cachorros, descritos por el zoológico de Copenhague como una pareja reproductora “de avanzada edad”.

publicidad

El nuevo león fue traído del zoológico Givskud, también en Dinamarca, para crear un grupo reproductor con las dos hembras de 18 meses que nacieron en 2012 en el zoológico de Copenhague.

El zoológico tuvo que sacrificar a los dos viejos leones y sus crías “debido a la estructura y el comportamiento natural» del poderío del león, informó el zoológico de Copenhague, en un comunicado.

El recién llegado tiene cerca de 3 años, es grande para su edad y saludable, añadió el zoológico. Luego de unos días para que se ajuste a su nuevo ambiente, los visitantes podrán verlo.

“Es un hermoso macho joven y estoy seguro que será un gran embajador para su especie”, citan al director del zoológico, Steffen Straede.

Agregó que los tres jóvenes leones “serán la base de la próxima era del zoológico”.

Público furioso

La decisión del zoológico de Copenhague de sacrificar en febrero a la jirafa llamada Marius para evitar la endogamia (o reproducción entre parientes cercanos), causó indignación generalizada.

La matanza de cuatro leones saludables ha causado aún más consternación.

Algunos se preguntan por qué no enviaron los leones a otra parte, si el zoológico de Copenhague ya no tenía espacio para ellos.

“¿Por qué las personas visitan este repugnante matadero de animales», se leía en un mensaje publicado en una página de Facebook que pide el cierre del zoológico.

La Asociación Europea de Zoológicos y Acuarios (EAZA), un órgano que gobierna 345 instituciones, dijo que el zoológico de Copenhague no ha quebrantado sus códigos de conducta y que «ha sido consistente en su enfoque sobre el manejo de la población animal, y el alto nivel de bienestar de los animales”.

El zoológico apoya los ciclos naturales de reproducción y la crianza del cachorro, se dijo, y sus leones no son parte de un programa de cría.

«Mientras EAZA lamenta la muerte de los animales en cuestión, reconocemos el derecho del zoológico de Copenhague Zoo de sacrificarlos humanitariamente, de acuerdo con sus políticas», agregó.

Tal sacrificio no es infrecuente, aunque los animales grandes son menos propensos a ese destino.

El portavoz de EAZA, David Williams-Mitchell, le dijo a CNN que en los zoológicos europeos gobernados por la organización, alrededor de 3.000 a 5.000 animales mueren cada año bajo los programas para mantener las poblaciones en los zoológicos.

Esto incluye «todo, desde los renacuajos e insectos hasta la megafauna carismática como las jirafas y los leones», añadió y agregó que sólo representa el 0,06% de la población total de los animales de los zoológicos.

Es difícil calcular las cifras exactas, pero unos pocos cientos sacrificados por los zoológicos cada año serían animales grandes, dijo.

Williams-Mitchell añadió que los miembros de los grupos de derechos públicos y animales tienden a oponerse sólo cuando los zoológicos matan «animales de cuentos de hadas», en lugar de los roedores o los renacuajos.

El caso de la jirafa

A la jirafa Marius, un veterinario le disparó, luego fue desmembrada en frente de los espectadores, entre los que habían niños, antes de darla como comida a los leones, tigres y leopardos del zoológico.

Refiriéndose a las críticas luego del sacrifico, Bengt Holst, el director científico del zoológico, le dijo a CNN que la decisión fue tomada por el bienestar de la población de las jirafas.

«Nuestras jirafas hacen parte de un programa de reproducción internacional, cuyo propósito es asegurar una población saludable de jirafas”, indicó.

Su explicación no aplacó la furia del público.

La reacción hizo que otro zoológico en Dinamarca, el Jyllands Park, cambiara de parecer. Ellos estaban considerando sacrificar una de sus jirafas macho, pero se retractaron.