CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Tecnología

Cadena hotelera ofrece tuitear tu boda por 3.000 dólares

Por Paula Andrea Daza

Por Heather Kelly, CNN

(CNN) — Seguro, la boda fue sensacional. Soltaron las palomas justo a tiempo, no te equivocaste en tus votos, y tu tía Caroline se mantuvo sobria hasta después del brindis. Pero algo hizo falta: tu día especial no tuvo la participación en los medios sociales que esperabas.

¿Dónde estuvieron todos los retuits sobre ese graciosísimo Vine cuando atraparon el ramo? ¿Por qué nadie subió a Instagram una foto de los arreglos florales en bases de vidrio hechas a mano que decoraban los baños? ¿Y solo 10 «me gusta» en la primera foto borrosa de la nueva pareja? Por favor.

La cadena de hoteles W está aquí para ayudar. Por la módica suma de 3.000 dólares, las parejas que den el sí en cualquiera de los cuatro hoteles W en Nueva York pueden contratar su propio «concierge para la boda experto en medios sociales» a fin de asegurarse de que cada momento de su día especial quede inmortalizado como corresponde, en tuits y publicaciones en Instagram y Facebook.

El concierge estará involucrado con la boda desde el primer momento, y servirá de experto en Instagram, documentando todos los pasos del proceso de planificación, como la prueba del pastel y la compra del vestido. Él o ella incluso ayudará a crear tableros inspiradores en Pinterest.

El día de la boda, el concierge escribirá tuits y publicará fotos en Instagram en directo, de todo el evento. Se asegurará de que todos tus invitados utilicen la misma etiqueta cuando hagan publicaciones desde sus teléfonos durante la ceremonia y recepción. (¿Hay algo más vergonzoso que primos descuidados que utilicen #ashleyybrock en vez de #ashleyybrockparasiempre?)

publicidad

Cuando el evento termine, el hotel recopilará las mejores publicaciones en un libro.

«Si quieres crear una huella en medios sociales de tu gran día (y éste es el objetivo de muchas personas; incluso ha habido quienes nos preguntan cómo hacer para que su boda sea ‘tendencia’), es ahí donde entramos nosotros», dice Alyssa Kiefer, directora de medios sociales globales de los hoteles W.

Kiefer dice que los hoteles W están respondiendo al creciente interés que los huéspedes tienen respecto a integrar los medios sociales en sus bodas. Ellos incluso han visto parejas que actualizan sus estados de Facebook en el altar.

La idea de pagarle 3.000 dólares a un «concierge» por tuitear en directo tu boda, fue objeto de burlas en Twitter el miércoles. Pero como cualquier otro gran evento importante en la vida, como nuevos trabajos, nuevos bebés y vacaciones que inspiran envidia, las bodas están teniendo una creciente participación en los medios sociales. Si no se compartió públicamente, ¿sucedió en realidad?

Para justificarlo, hay algunas razones prácticas por las que las parejas podrían querer compartir en línea cada detalle de su boda. Tal vez la abuela está muy anciana o hay familiares que viven lejos y no pueden realizar el viaje pero desean seguir la boda en directo. (Y si tu anciana abuela está en Twitter, muy bien por ella).

Por otra parte, algunas novias y novios no ven su boda como una oportunidad para hacer un compromiso permanente frente a sus seres queridos, sino como una buena manera de llamar la atención. Si puedes pagarlo, una espléndida boda es una manera genial de encajar en lo que más o menos es una autopromoción descarada.

Un «concierge» social es lo opuesto de otra tendencia reciente que se está haciendo presente en las bodas: pedirle a los invitados que se desconecten por completo. Algunos fotógrafos de bodas, irritados por tener que pelearse el espacio con los invitados que quieren tomar fotografías, han insistido en que las ceremonias sean libres de teléfonos.

«En teoría, uno esperaría que se trate de un servicio que encaje perfectamente en una boda, pero me preocupa que fácilmente pueda convertirse en una distracción y un estorbo para todos los involucrados», dijo Corey Ann, una fotógrafa de bodas.

Ann ha visto a muchos de los invitados jóvenes en una boda adoptar etiquetas dedicadas. Pero ella teme que esto podría dejar de lado a los familiares mayores y a los invitados que no están haciendo actualizaciones en sus cuentas en medios sociales.

El hotel W también ayudará a las parejas que esperan desconectarse durante el día de su boda, si así lo prefieren. Los organizadores pueden pedirle a los invitados que entreguen sus teléfonos a medida que llegan.

«Para algunos, esto podría parecer un poco exagerado, y no estamos en contra de eso», dijo Kiefer. «Estamos seguros de que las parejas se resistían a la idea de los organizadores de bodas tradicionales hace años, y ahora no pensarías en organizar una boda sin uno de ellos».