CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias Recientes

Los afganos eligen nuevo presidente pese a las amenazas islamistas

Por CNN en Español

Kabul (CNN) — La alta participación en los comicios para la elección presidencial afgana ha provocado una ampliación de la votación del sábado durante una hora, dijo un funcionario electoral.

La amplia participación se pudo comprobar a mitad del día de las elecciones a pesar de las amenazas de seguridad de los insurgentes, según explicó Mohammad Yousuf Nooristani, jefe de la Comisión Electoral Independiente de Afganistán, en una conferencia de prensa en Kabul. Las urnas se cerrarán a las 5 pm hora local (8:30 am ET).

El presidente saliente Hamid Karzai votó de los primeros, sumando su voz a la de los afganos de todo el país que votan para elegir su próximo líder. Karzai está constitucionalmente obligado a dimitir cuando su mandato se acabe y el próximo presidente sea elegido.

La fuerte participación se ha producido a pesar de las amenazas de los talibanes de interrumpir la votación y castigar a todos los involucrados en la primera transferencia democrática del poder presidencial en la turbulenta historia del país.

Sus militantes han llevado a cabo varios ataques en los últimos días, en particular contra la comisión electoral del país.

Los ataques insurgentes en los centros de votación el sábado dejaron al menos una persona muerta en la provincia de Badghis y otros cuatro resultaron heridos en la provincia de Kunduz, según Nooristani.

publicidad

Funcionarios en la provincia oriental afgana de Khost dijeron que un atacante suicida vestido con un chaleco explosivo se inmoló cerca de un centro de votación. No se informó de otras víctimas.

Además, 211 de 6.423 centros de votación no se podían abrir debido a la inseguridad en el país, anunció. Las denuncias de violencia y las personas que huyen de los colegios electorales aparecieron en los medios de comunicación.

Los ataques de militantes
La violencia también ha ensombrecido el período previo a la votación. El viernes, dos periodistas de The Associated Press fueron fusilados en la provincia oriental de Khost, en Afganistán, un ataque en el que murió la galardonada fotógrafa alemana Anja Niedringhaus y resultó herido el periodista canadiense Kathy Gannon.

El miércoles, un atacante suicida se inmoló en la puerta de entrada al Ministerio del Interior en Kabul, matando a seis policías afganos.

Un día antes, los talibanes mataron a un candidato al concejo provincial y nueve de sus partidarios.

El mes pasado, Sardar Ahmad, uno de los más destacados periodistas de Afganistán, fue uno de las nueve personas muertas en un atentado en el centro de Kabul.

Menos de dos semanas antes, el corresponsal sueco de radio Nils Horner fue asesinado a tiros a plena luz del día en una calle de Kabul.

Entusiasmo de votantes
Pero el entusiasmo de los afganos acerca de la elección ha hecho que desafíen las amenazas islamistas.

Encuestas recientes muestran que el 75 % de los afganos dijeron que quieren votar.

Algunos trabajadores electorales, cuyos colegas fueron asesinados, han dicho que no dejarán de realizar sus funciones.

La campaña ha despertado el entusiasmo con debates televisados ​​entre los principales candidatos, algo impensable hace más de una década bajo el régimen talibán, cuando la televisión fue prohibida por completo.

El acuerdo sobre seguridad
La violencia electoral pone de relieve la necesidad de seguridad en la frágil nación, y la elección de un nuevo presidente puede tener un efecto sobre la cooperación en seguridad con los Estados Unidos y el resto de la OTAN.

Karzai, quien ha tenido a menudo un enfoque contraria a Washington, se ha negado a firmar un acuerdo de seguridad bilateral Estados Unidos- Afganistán.

Pero los dos candidatos más votados en la elección del sábado han dicho que lo harían, y el tercero ha dicho que está a favor de la firma del acuerdo.

Sin ello, Washington ha amenazado con la posibilidad de retirar las tropas de EE.UU. a finales de año.
La Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad dirigida por la OTAN tiene alrededor de 51.000 soldados de 48 países en Afganistán. La mayoría – cerca de 33.500 – son de los Estados Unidos.

A pesar de la serie de ataques previos a las elecciones, la violencia en Afganistán se encuentra en su punto mínimo de los dos últimos años, según el secretario general de la OTAN Anders Fogh Rasmussen.

Él ha elogiado a las fuerzas afganas por asumir el liderazgo en la represión de la violencia islamista.

Los candidatos
Afganistán es un país de diversas culturas y lengua , que alberga el potencial de las divisiones étnicas. Pero las dos listas que lideran sistemáticamente en las encuestas pre-electorales han cruzado las líneas étnicas a la hora de formar sus listas.

El candidato presidencial Ashraf Ghani, quien obtuvo su doctorado en la Universidad de Columbia, en los EE.UU., es de la etnia pastún. Su compañero es Abdul Rashid Dostum, un líder de la etnia uzbeka. Ghani fue ministro de Finanzas del país en el gobierno de Karzai.

El otro principal candidato es el Dr. Abdullah Abdullah, que está asociado con el grupo étnico tayiko .
Abdullah se asoció con Mohammad Mohaqeq, líder de la etnia hazara, y él también tiene un pastún en sus listas, Mohammad Khan, que está afiliada a Hezb -i- Islami, un grupo escindido de los talibanes.

Abdullah es un oftalmólogo de profesión, quien se convirtió en ministro de Relaciones Exteriores de Afganistán bajo Karzai.

Se presentó contra él en 2009, pero se retiró en protesta por lo que consideró un fraude electoral a gran escala.Es considerado como relativamente liberal y ha realizado al menos una declaración pública en apoyo de los derechos de las mujeres.

¿Favorito de Karzai?
Karzai no ha respaldado públicamente a nadie, pero el tercer competidor importante, Zalmai Rassoul, es ampliamente visto como el candidato oficial. Es un aliado de Karzai, y cuenta con el respaldo del hermano del presidente, Qayum , que retiró su candidatura e hizo suyo el ex canciller.

Al igual que Abdullah, es un médico Él también tiene una reputación de honestidad a pesar de sus años en una administración plagado de acusaciones de corrupción.

Su compañero de lista, Habiba Sarabi, es uno de los tres candidatos a la vicepresidencia de sexo femenino en la boleta electoral. Su candidatura podría atraer a las mujeres votantes.

Karzai fue elegido por los líderes afganos para dirigir el país después de la caída de los talibanes, y ganó dos elecciones presidenciales sucesivas en 2004 y 2009.

La elección 2009 se vio empañado por acusaciones de manipulación e irregularidades.