CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Mundo

¿Puede el señor Popó detener la defecación al aire libre?

Por CNN en Español

Por Arshiya Khullar

(CNN) — La India tiene un nuevo héroe inesperado de la salud pública: se trata de heces gigantes antropomórficas que persiguen a las personas para que defequen en sanitarios.

El señor Popó, quien aparece en comerciales acompañado de una estupenda canción tecno, es el rostro de la más reciente campaña de salud pública, desarrollada por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia en el país. Con un enfoque atrevido y extravagante que se diferencia de todos los impulsos anteriores de concienciación, la campaña ‘Poo2Loo‘ busca llevar la atención de las personas a los peligros para la salud que están vinculados con la defecación al aire libre; ésta es una norma social profundamente arraigada en los barrios urbanos y rurales del país.

Según UNICEF, la India tiene el número más alto de personas en el mundo (aproximadamente 620 millones) que defecan al aire libre, lo que crea un considerable riesgo para la salud pública al dejar un aproximado de 65 millones de kilogramos de desechos todos los días. Solo la mitad de la población utiliza sanitarios.

Con un video animado, una canción pegajosa con ‘sonidos del baño’ e incluso una aplicación para teléfonos inteligentes, la campaña dirigida de forma digital se enfoca en la juventud del país.

La campaña utiliza un «lenguaje extravagante, informativo e inspirador», dijo María Fernández, vocera de UNICEF. «También contiene humor para lograr conectarse de mejor forma con la audiencia objetivo. Media vez ellos [los jóvenes] estén expuestos al problema… se sentirán animados a saber más».

publicidad

Los problemas de las heces

El enfoque podría ser cómico, pero el problema subyacente no lo es.

La defecación al aire libre es casi universal entre el 20 por ciento de la población más pobre de la India.

La falta de sanitarios adecuados e instalaciones de agua es tanto la razón detrás de este problema, como lo es una falta de concienciación acerca del saneamiento adecuado e higiene.

El número de sanitarios en el país es mucho menor del que se requiere, pero incluso cuando se proporcionan baños comunitarios, muchas personas en las áreas rurales de la India siguen defecando al aire libre debido a una falta de educación en cuanto a higiene adecuada.

Proyectos como la Campaña de Saneamiento Total (un programa dirigido por la comunidad que fue lanzado en 1999 para abordar los problemas de saneamiento del país) han impulsado la instalación de sanitarios, pero cientos de millones de personas siguen sin tener acceso a un baño.

También hay una enorme discrepancia entre los datos del gobierno respecto al número de sanitarios que han sido construidos y lo que algunos informes afirman. El Ministerio de la Unión de Agua Potable y Saneamiento afirma que más del 50 por ciento de los hogares del país ubicados en áreas rurales fueron cubiertos por el impulso de saneamiento para 2010, mientras el último censo que se llevó a cabo en 2011 evidenció que la cobertura de sanitarios solo alcanza más o menos el 30 por ciento.

Los niños están en mayor riesgo

Esta es una preocupación particular para los niños que viven en las áreas rurales del país. Informes dicen que un mal saneamiento es uno de los principales aspectos que contribuyen con las desenfrenadas cifras de desnutrición infantil en el país, que están entre las más altas del mundo.

Las cifras de UNICEF muestran el por qué. Más de 28 millones de niños carecen de acceso a sanitarios en sus escuelas. También enfrentan un alto riesgo de contraer infecciones bacterianas, ya que más del 44% de las madres arrojan los desechos de sus hijos al aire libre. La diarrea sigue siendo una de las principales causas de muertes infantiles en el país, junto a las infecciones respiratorias.

El problema de un mal saneamiento también ha sido mencionado por políticos como una prioridad para el próximo gobierno.

«Quien sea el primer ministro debe liderar un movimiento nacional para ponerle fin a la defecación al aire libre en un período de 10 años», dijo a los reporteros en marzo Jairam Ramesh, el Ministro de la Unión.

El objetivo parece ser un tanto ambicioso.

Si bien en los últimos diez años ha habido un descenso del 20 por ciento en el número de personas que defecan al aire libre, a India aún le falta mucho por recorrer para poder alcanzar el objetivo de saneamiento de la Meta de Desarrollo del Milenio para 2015, la cual requiere que el 75% del país tenga acceso a saneamiento.

La India en sí estableció el objetivo aún más elevado de brindarle al 100% de la población acceso a instalaciones sanitarias para 2012, pero eso no se cumplió. De hecho, la fecha se sigue posponiendo. Inicialmente se cambió para 2015 y recientemente se pospuso para 2022.

Al utilizar los medios sociales, UNICEF está tratando de dirigir la atención de las personas hacia este problema que es un tabú en gran medida. Sin embargo, aún permanecen preguntas acerca del impacto de una campaña tan urbana, dado que su audiencia objetivo -los jóvenes- son los que tienen más probabilidades de usar sanitarios en cualquier caso.

A este respecto, María sostiene que «si nos quedamos en silencio, estamos contribuyendo al problema. Entonces la campaña trata de llamar la atención para que aquellos que ya tienen sanitarios entiendan el problema y hagan algo al respecto».