CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Galerías

Los hoteles más extravagantes alrededor del mundo

Por CNN en Español

Por Helen Arnold, Bija Knowles y Violet Kim

(CNN) — ¿Por qué habrías de hospedarte en un monótono hotel cuando puedes dormir en un tubo de alcantarillado en Austria?

¿O en un palacio de sal en Bolivia?

A continuación encontrarás 15 de los alojamientos más memorables del mundo.

Si estás desde un móvil mira las fotos aquí

1. Jules Undersea Lodge (Florida)

Originalmente era un laboratorio de investigación; este hotel que se encuentra completamente bajo el agua está situado en el fondo de la laguna Esmeralda en Key Largo, Florida, y solo puedes llegar a él buceando a una profundidad de seis metros.

El hotel puede alojar a dos parejas y cuenta con duchas, un microondas y un refrigerador.

La verdadera atracción son los peces; el hotel parece ser una pecera puesta al revés, donde te puedes sentar y apreciar peces ángel, peces loro, barracudas y pargos que te ven por la ventana.

Jules Undersea Lodge, Parque submarino de Key Largo, 51 Shoreland Dr., Key Largo, Florida; +1 305 451 2353; las tarifas dependen de los paquetes; la estadía de una noche para una sola persona cuesta 675 dólares.

2. Hotel Das Park (Austria)

En el hotel Das Park en Austria es posible pasar la noche en un tubo de concreto de los que suelen utilizarse como alcantarillado, a orillas del río Danubio.

Los tubos tienen dos metros de diámetro y dos metros y medio de largo; cuentan con una ventanilla, una puerta de entrada que puedes cerrar y un acogedor nido donde puedes acurrucarte. Incluye un futón de baja altura, una lámpara de mesa de noche, una manta de lana y un saco de dormir liviano.

Es nuevo, audaz, y la mejor parte es que pagas tanto o tan poco como lo desees.

Hotel Das Park, Donaulände 21, 4100 Ottensheim, Österreich, Ottensheim, Austria; +43 650 841 5850; tarifas elegidas por los huéspedes

Hay una segunda ubicación cerca de Essen, Alemania, en BernePark, Ebelstraße 25a, 46242 Bottrop, Alemania

3. Hotel Kakslauttanen (Finlandia)

Ver el espectáculo de las luces del norte desde el interior de un iglú de cristal es una de las formas más novedosas de admirar uno de los más impresionantes fenómenos de la naturaleza.

Ubicado dentro del Círculo Polar Ártico, en el área de Saariselka, aislada por la nieve, al norte de Finlandia, las cabañas están construidas de hielo o de vidrio; ambos materiales son sorprendentemente cálidos, pero un tanto faltos de privacidad.

Hotel Kakslauttanen, Saariselka , Finlandia ; +358 1666 7100 ; desde 300 euros (444 dólares)

4. Dog Bark Park Inn (Idaho)

Para darse una escapada con estilo hacia la pradera, los visitantes no tienen que ir más allá del «beagle más grande del mundo».

«Este es el único lugar donde es posible dormir con 26 perros y aun así, tener una noche de descanso», dice el propietario de Dog Bark Park Inn, Frances Conklin.

Muchas personas han estado en la casa del perro, pero pocos pueden decir que en realidad durmieron allí.

Pero eso sí, el Dog Bark Park Inn, si bien tiene forma de perro (aunque se trate de un perro de nueve metros de altura), no es ninguna residencia canina.

Los atractivos diseños inspirados en perros que se aprecian en el interior -26 perros tallados, galletas en forma de perro- crean una atmósfera cálida, ocultando el exterior increíblemente grande (para ser un beagle) y un tanto troyano.

El hostal completo consiste en una habitación sencilla con una cama tamaño queen y un salón contiguo con dos camas imperiales.

Dog Bark Park Inn, 2421 U.S. 95 Business, Cottonwood, Idaho; +1 208 962 3647; 98 dólares la noche para dos personas, 10 dólares por persona adicional, persona individual 92 dólares

5. Hotel de lujo Sant’Angelo (Italia)

«Hotel boutique-cueva de cuatro estrellas» es el orgulloso alarde del Sant’Angelo en la ciudad de Matera, la cual es famosa por sus sassi (casas cavadas en la roca).

Matera es el único lugar del mundo donde las personas aún pueden hacer alardes de que viven en las mismas casas donde sus ancestros vivieron hace 9.000 años. Las habitaciones han sido creadas de viejos establos sassi y de talleres.

Hay dos restaurantes, un bar y una galería de arte.

Hotel de lujo Sant’Angelo, Piazza San Pietro Caveoso, Matera, Italia; +390835 314 010; paquete de tres noches desde 560 dólares por persona (para dos personas) incluyendo algunas comidas, un tour de caminata y el alquiler de un auto.

6. The Dovecote (Inglaterra)

Considerado como uno de los rincones más románticos en Gran Bretaña, el Dovecote ciertamente es el lugar perfecto para los tórtolos.

El antiguo palomar, el cual quedó en mal estado a principios del siglo XX, ha sido restaurado y convertido en un acogedor alojamiento privado que puede hospedar hasta cuatro personas, aunque es ideal para dos.

Dentro de las paredes de un metro de grosor se encuentra una habitación en un balcón con fachada de vidrio, un glorioso techo de madera y un sauna.

The Dovecote, Norman & Ali Armitage, 9 Blacknest Gate Road, Sunninghill, Ascot, BERKS, Reino Unido; +44 (0)1344 622 596; desde 300 a 600 euros (500 a 1.000 dólares), por semana; también hay estadías más cortas disponibles.

7. Adrere Amellal (Egipto)

En el Adrere Amellal, un palacio en el desierto se encuentra con un lecho de roca.

Este extraordinario hotel ecológico se encuentra en medio del oasis sahariano en Siwa, a ocho horas de polvoriento viaje en auto desde el Cairo.

Rodeado de dunas de arena que cambian sin cesar, a 18 metros bajo el nivel del mar, y con vista a un brillante lago de sal, el hotel fue construido de sal de roca y barro.

Candelas iluminan las habitaciones (no hay electricidad) y el personal recorre el hotel en sueltas batas con capucha, lo que completa la sensación de que acabas de entrar a una escena bíblica.

Adrere Amellal, 18 Mansour Mohamed St. Zamalek, Cairo, Egipto; +20 (2) 2736 7879; 460 dólares por una habitación sencilla estándar

8. Palacio de Sal (Bolivia)

En el Palacio de Sal, las paredes, pisos, camas y sillas están hechas completamente de blanca sal de roca.

Ubicado en la costa este del Gran Salar de Uyuni, una inmensa extensión de sal a 3.650 metros sobre el nivel del mar, el hotel es un buen lugar para observar las estrellas y ver los colores del atardecer reflejados sobre el lago de sal.

El hotel cuenta con un spa y un salado campo de golf.

No es un lugar recomendable para las babosas.

Palacio de Sal, Salar de Uyuni, Uyuni, Potosí, Bolivia; +591 6842 0888; las tarifas van desde 100 dólares por una habitación sencilla.

9. Avión de carga Bristol de los años cincuenta (Nueva Zelanda)

Uno de los últimos aviones de los aliados en la guerra de Vietnam ha sido convertido en dos habitaciones independientes de motel.

Hasta cuatro personas pueden dormir en la cabina y otras cuatro en la unidad de la cola.

El avión está ubicado dentro de Woodlyn Park, donde puedes aprender de todo acerca de la cultura de Nueva Zelanda.

Woodlyn Park, 1177 Waitomo Valley Road, Otorohanga, Nueva Zelanda; +64 7 878 6666; 180 dólares de NZ (140 dólares) por la cabina, y 170 dólares de NZ (133 dólares) por la cola.

10. Casas del árbol Kadir’s (Turquía)

En la idílica Costa Turquesa de Turquía, al final de un valle cubierto de pinos se encuentra la aldea de Olimpos, donde los hoteleros se especializan en un tipo distinto de alojamiento: casas del árbol.

Estos sencillos bungalows de madera ubicados entre las ramas han sido populares con los mochileros desde hace mucho tiempo, y dicha popularidad sigue creciendo.

Kadir´s, uno de los hoteles originales ahora opera más de 100 bundalows, además de unas cuantas cabañas y dormitorios más grandes.

Kadir´s es descaradamente hedonista; las personas vienen de fiesta, y el potencial de desastre existe gracias a una potente combinación de bebidas en exceso y un alojamiento a varios pies del suelo solo para agregarle un elemento a la diversión.

Casa del árbol más alta Kadir’s Yörük, Olimpos, Antalaya, Tuquía; +90 (0)242 892 12 50; desde 35TL (20 dólares)

11. Poseidon Undersea Resort (Fiji)

Situadas a 12 metros bajo la superficie en la transparente laguna azul de las islas Fiji, estas 24 suites submarinas son accesibles por medio de un elevador.

Con todas las comodidades de un hotel cinco estrellas, la mayoría están rodeadas de paredes acrílicas transparentes que permiten tener vistas espectaculares del océano y sus habitantes.

Los huéspedes están invitados a interactuar con los alrededores. Con solo pulsar un botón, es posible alimentar a los peces, y al activar un interruptor, enciendes brillantes luces submarinas.

Poseidon Undersea Resort; 15.000 dólares por persona por un paquete de una semana, incluyendo transporte, dos noches en una suite submarina, actividad de buceo y degustación de vino

12. Hotel Kokopelli’s Cave (Nuevo México)

Si bien una cueva parece ser un lugar cuestionable para pasar la noche, mucho menos un lugar donde pagarías por pasar la noche, el hotel Kokopelli’s Cave en Nuevo México no gira en torno al masoquismo o ascetismo, o incluso a ser tacaño.

Con tarifas que van desde 260 dólares la noche, Kokopelli’s Cave no es un simple agujero.

Los huéspedes se alojan en una habitación alfombrada y completamente amueblada a 21 metros bajo la superficie, cavada en el frente de un acantilado de arenisca de hace 65 millones de años.

La habitación cuenta con un televisor, un reproductor de DVD y una selección de películas, pero los huéspedes podrían encontrar que se sienten más fascinados por las paredes, el «sueño de un geólogo» con una «vista de 360 grados de estratificación cruzada, madera petrificada y carbonizada y fragmentos de plantas», según el hotel.

Si bien llegar a la cueva (solo hay una, con camas para cuatro personas) requiere de una breve caminata, estas «dificultades» también implican una máxima privacidad… a menos que cuentes a los cacomixtles norteños que según dicen, visitan el lugar ocasionalmente.

Hotel Kokopelli’s Cave, 5001 Antelope Junction, Farmington, Nuevo México; +1 505 860 3812; desde 280 dólares la noche.

13. The Balancong Barn (Inglaterra)

Este hotel ubicado peligrosamente fue construido por Living Architecture, la creación del escritor filosófico suizo, Alain de Botton, quien escribió «The Architecture of Happiness».

El grupo creó una serie de hogares en el Reino Unido basándose en arquitectura moderna de alta calidad, y en el trabajo de de Botton respecto a la conexión entre el ambiente, la arquitectura y la felicidad.

Al borde de una reserva natural, el Balancing Barn en Suffolk aloja a ocho personas.

Al estar revestido con azulejos plateados y grandes ventanas que ofrecen increíbles vistas, también ha ganado una serie de premios de viajes y diseño.

Living Architecture también maneja una habitación en forma de bote donde puedes pasar la noche, ubicado en Queen Elizabeth Hall, en el área South Bank, en Londres.

El Balancing Barn se encuentra a 4,8 kilómetros de la antigua aldea de Walberswick en Suffolk Heritage Coast; las estaciones de ferrocarril más cercanas son Darsham y Halesworth (aproximadamente a 10 minutos en auto); las tarifas van desde 830 euros (1.393 dólares) por cuatro noches

14. Hotel Saratoga (Cuba)

En La Habana no hay ningún lugar más genial para alojarse que en el Hotel Saratoga.

Su piscina de la azotea cuenta con algunas de las mejores vistas de la ciudad y de cierto modo compensa el ruido del tráfico y el ajetreo del Paseo del Prado que se encuentra abajo.

Es uno de los mejores hoteles de la ciudad, aunque la comida es mediocre.

Hotel Saratoga, Paseo del Prado 603, esquina a Dragones, La Habana, Cuba +537 868 1000; habitaciones patio de lujo desde 238 dólares.

15. Faro de Great Orme, Gales

Construido en 1862 y en pleno uso como una advertencia a los barcos hasta el año 1985, este antiguo faro sin duda tiene una habitación con una vista, una vista de 180 grados sobre los acantilados al norte de Gales y el Mar de Irlanda.

Este no es un lugar para lujos, pero recibirás una cálida bienvenida por parte de la anfitriona y conocerás mejor la historia de este monumento viviente.

Faro de Great Orme, Marine Dr., Great Ormes Head, Llandudno, Reino Unido; +44 1492 876 819; 129 dólares por persona por noche.