CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Venezuela

Amnistía Internacional destaca abuso contra joven venezolano en reporte sobre tortura

Por Sebastián Jiménez Valencia

(CNN Español) — La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, dice que la tortura no está institucionalizada en su país, pero Amnistía Internacional dice que Venezuela figura como mal ejemplo en América.

En el informe «Tortura en 2014: 30 años de promesas rotas«, el organismo resume el caso de Juan Manuel Carrasco, una de las presuntas víctimas de la brutalidad de los cuerpos de seguridad durante el ciclo de protestas que comenzó en febrero. También narra los abusos físicos y sicológicos que sufrieron otros detenidos.

Carrasco es un joven venezolano de 21 años que, según el reporte, fue sometido a abusos tras ser detenido por la policía en una protesta contra el gobierno en Valencia en febrero pasado.

Según el documento, los policías obligaron a los detenidos durante esa manifestación a arrodillarse y luego los golpearon y les dijeron que era el ultimo día que vivirían. A Carrasco le bajaron la ropa interior y le introdujeron algo por detrás, dice el informe.

Su caso esta siendo investigado por la Fiscalía General de Venezuela.

La organización Foro Penal mostró fotos de las heridas que supuestamente recibió Carrasco a manos de miembros de la Guardia Nacional Bolivariana cuando fue detenido.

La fiscal Luisa Ortega Díaz le dijo a CNN que los exámenes médicos que se le practicaron a Carrasco no indican que haya habido tal abuso.

En el reporte, Amnistía Internacional dice que el abuso de las fuerzas de seguridad durante protestas es cuestión de rutina no solo en Venezuela, sino también en países como Chile, México y Brasil. El organismo denuncia que la tortura sigue vigente en más de 140 países.

Con el informe, Amnistía Internacional lanzó la campana «Detener la tortura», que se centra en la justicia penal y en los lugares y circunstancias de los detenidos por el ejército, la policía, las fuerzas especiales o los servicios secretos.