CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Autos

Padres, tengan cuidado: estos son los 100 días más mortales para los adolescentes

Por CNN en Español

Por Kelly Wallace

(CNN) — He aquí una estadística seria para el inicio no oficial del verano, cuando nos preparamos para hacer picnics, barbacoas y nuestros hijos tiene más tiempo libre en sus manos: el Día de los Caídos inicia lo que se conoce como uno de los 100 días más mortales para los conductores adolescentes.

Desde el Día de los Caídos hasta el Día del Trabajo en 2012, casi 1.000 personas murieron en accidentes que involucraron a conductores adolescentes, y más de 550 de quienes murieron eran adolescentes, según datos de la Agencia de Seguridad Nacional del Tráfico en las Carreteras, analizados por la organización sin fines de lucro Consejo de Seguridad Nacional.

Algunas de las razones para el aumento tienen sentido. Los adolescentes conducen más durante el verano y esto puede ser más por diversión que por decisión, según informes del Consejo de Seguridad Nacional. Por ejemplo, en lugar de conducir de ida y vuelta a la escuela, podrían dirigirse a la playa, al lago o al río, y aventurarse por carreteras por las que no han conducido previamente.

Pero una de las mayores razones para el incremento de riesgo durante el verano es que los adolescentes podrían estar conduciendo más frecuentemente con más de sus amigos.

«Siempre hemos sabido que los pasajeros eran un gran riesgo para los adolescentes, pero lo que realmente estamos descubriendo ahora es que los pasajeros pueden ser uno de los riesgos más importantes para los adolescentes, incluso más que enviar mensajes de texto, por ejemplo», dijo John Ulczycki, el vicepresidente de iniciativas estratégicas del Consejo de Seguridad Nacional.

publicidad

Piénsalo de esta forma, dijo Ulczycki: los pasajeros son una distracción todo el tiempo que un adolescente está conduciendo, mientras la distracción de enviar mensajes de texto probablemente está limitada a los segundos o minutos en que están viendo las pantallas en vez de a la carretera.

Los pasajeros aumentan el riesgo de que un conductor adolescente tenga un accidente fatal en al menos un 44%, según el Consejo de Seguridad Nacional.

«Es trágico que los padres no aprecien realmente el riesgo que presentan los pasajeros», dijo Ulczycki, quien comentó que los padres pueden entender los riesgos de enviar mensajes de texto o usar el celular, pero no están tan conscientes de los peligros de que un nuevo conductor salga a la carretera con sus amigos en el auto.

Una mayoría de los estados tienen leyes registradas acerca del número de pasajeros permitidos para los conductores nuevos. Algunos estados no permiten ningún pasajero durante los primeros seis meses o un año después de haber sacado la licencia; algunos permiten un pasajero.

«Si tu hijo ha tenido su licencia durante menos de un año, tienes que pensar muy cuidadosamente sobre las condiciones o las situaciones en las que les permites llevar pasajeros. Realmente tienes que hacerlo», dijo Ulczycki.

Ulczycki, padre de seis en Wilmette, Illinois, no le permitió a sus hijos que condujeran con pasajeros durante el primer año de sus vidas de conducción oficial. «Fue una verdadera manzana de la discordia», dijo. «No estaban contentos al respecto, pero todos sobrevivieron».

Un estudio reciente encontró que las conversaciones un tono de voz elevada y el jugueteo entre pasajeros eran más propensos que la tecnología a dar lugar a un incidente peligroso en el que estaban involucrados conductores adolescentes.

El estudio realizado por el Centro de Investigación de Seguridad en las Carreteras de la Universidad de Carolina del Norte le dio seguimiento a 52 conductores en edad de secundaria en Carolina del Norte que accedieron a que cámaras fueran instaladas en sus autos. El estudio fue publicado en la revista Journal of Adolescent Health esta primavera.

Cuando hubo conversaciones en un tono de voz elevado en el auto, los conductores adolescentes eran seis veces más propensos a tener que tomar medidas como hacer una maniobra evasiva para evitar un choque. Cuando había jugueteo en el vehículo, eran tres veces más propensos a meterse en un episodio igualmente serio, según el estudio.

«Actualmente, 43 estados limitan a los conductores que acaban de sacar su licencia a tener más de un pasajero joven en sus vehículos», dijo en un comunicado de prensa Robert Foss, investigador principal en el Centro de Investigación de Seguridad en las Carreteras, y director del Centro para el Estudio de los Conductores Jóvenes. «Los resultados de este estudio ilustran la importancia de tales restricciones, que incrementan la seguridad de los conductores, sus pasajeros y otros en la carretera al reducir el posible caos que experimentan los conductores novatos».

Hace unos meses, viajamos a Roxbury, Nueva Jersey, para hablar con Barb Dunn, su esposo y su hijo de 16 años, Daniel, acerca de cómo estaban intentando enseñarle a Daniel sobre la seguridad mientras aprende a conducir. Daniel sacará su licencia el 3 de junio.

Cuando recientemente volví a hablar con Dunn con respecto a los peligros de los meses de verano, su ansiedad aumentó.

«Mi primera reacción es miedo. Después, tristeza», dijo Dunn vía correo electrónico. Acabo de oír una estadística similar acerca de que la noche de graduación es un tiempo muy peligroso. …Pienso que tenemos que tomar el tiempo para hablar con nuestros hijos y recordarles los riesgos y hablar sobre cómo minimizarlos».

Ulczycki del Consejo de Seguridad Nacional dijo que el mejor consejo para los padres es entender los riesgos sobre pasajeros y conducir con ellos, para que puedan acostumbrarse a viajar con otras personas en el auto. También sugiere que los padres consideren los riesgos de conducir por la noche.

«No se trata la hora que sea en la noche. Se trata de lo oscuro que está. Ese es realmente el riesgo aquí, y creo que demasiados padres piensan en la conducción nocturna como un toque de queda social. ‘Bien, dejaré que mi hijo esté fuera hasta las 11 p.m. así que está bien'», dijo Ulczycki. «No tiene nada que ver con eso. Tiene que ver con el riesgo de conducir después del anochecer».

Annette DiCola Lanteri, una madre de dos en Bayport, Long Island, tiene dos hijas que no estarán en edad de conducir sino hasta dentro de unos años.

Lo mejor que los padres pueden hacer, dijo en Facebook, es enseñarle a los conductores adolescentes lo mejor que podamos.

«Démosles todo el conocimiento que podamos, para que se puedan proteger a ellos mismos de manera adecuada, luego oremos», dijo DiCola. «Hay tantas variables, y nuestro control solo llega hasta cierto punto».

¿Cuál crees que es la mejor manera de proteger a los conductores adolescentes este verano? Comparte tus ideas en los comentarios o escríbele a Kelly Wallace en Twitter o en CNN Living en Facebook.

Para más información sobre cómo mantener a tus conductores adolescentes a salvo, visita la página del Consejo de Seguridad Nacional, DriveitHOME.org.