CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Viajes y Turismo

Las 7 rutas para ciclismo más increíbles del mundo

Por Sebastián Jiménez Valencia

Por Peter Walker, para CNN

(CNN) — La alegría principal de una bicicleta es que, en su forma más pura, es poco más que una manera de caminar altamente eficiente.

Solo toma la bicicleta, súbete y pedalea rápidamente a la tienda, al bar o a cualquier lugar.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

Sin embargo, algunos ciclistas prefieren sus paseos un poco más dramáticos.

Incluso, tal vez más escénicos, remotos y difíciles.

Esta es una selección de paseos fantásticos de todas partes del mundo que toman desde un día hasta varios meses completarlos.

No olvides la crema para los raspones.

Carretera de la Amistad (China)  

Ya sea que 800 kilómetros (500 millas) entre la ciudad tibetana de Lhasa y la frontera nepalés sea el paseo más bello del planeta o no, depende de tu disfrute de la idea de vistas de gran altitud algunas veces sombrías.

Lo que se duda un poco es que sea el más alto.

La ruta incluye tres pasos de más de 5.000 metros (16.400 pies), con un máximo de 5.220 metros que hacen que sientas que se te revientan los pulmones sobre el paso de la montaña Gyatso, donde la recompensa en un día despejado es una vista distante del Everest.

Esto, no hace falta decirlo, no es para todos.

Las condiciones te pueden poner a prueba y la distancia entre los pueblos necesita planificación cuidadosa.

Además, la delicada situación política del Tíbet significa que un viaje individual puede ser complicado a veces.

Para aquellos suficientemente comprometidos esta sigue siendo una de las verdaderas aventuras mundiales, desde las maravillas religiosas y culturales de Lhasa y Gyantse hasta el pico cubierto por la bandera de oración del paso de la montaña Gampa-la, con el inmenso lago turquesa, Yamdrok Yumtso, brillando en el valle de abajo.

Si eso no es suficiente, la ruta termina con el descenso probablemente más largo del mundo, una caída precipitada de 3.500 metros por el borde de la meseta tibetana a lo largo de lodosas curvas cerradas.

La Ruta de los Conquistadores (Costa Rica)  

Más corta, pero indiscutiblemente no menos difícil que la Carretera de la Amistad, está este paseo de camino de tierra de 270 kilómetros a través de todo Costa Rica.

Desde la costa del Pacífico a la Caribeña, esta toma senderos fangosos, selva, plantaciones de café, e incluso un volcán extinto.

Puede ser completado en tres días cada noviembre, como parte de la competencia anual de ciclismo de montaña, del cual el paseo toma su nombre.

Aquellos con menos prisa pueden pasar todo el tiempo que quieran, cuando quieran, siguiendo la ruta del conquistador español del siglo XVI, Juan de Cavallon, el conquistador principal del título.

Costa Rica tiene un vasto rango de maravillas naturales empaquetadas en un área apenas del tamaño de Suiza, alrededor de una cuarta parte del parque nacional — La Ruta ofrece un sabor decente de esto.

Empezando en el complejo turístico de surfeo de Jaco Beach, al ascender la ruta pronto se transforma en caminos agotadores de tierra y lodo rojo.

Y al seguir subiendo -el recorrido oficial «La Ruta» incluye alrededor de 3.000 metros (9.842 pies) de escalada solo en el primer día.

Al bordear la capital, San José, pasa cerca del extinto pico volcánico de Irazú y baja nuevamente a los bosques de manglares y playas de arena blanca.

El final tradicional del viaje es un chapuzón en el Caribe. Montar es opcional.

Ruta ciclista del Mar del Norte (Europa)  

El NSCR (por sus siglas en inglés), que también se conoce con el nombre un poco menos evocador de Euro Velo Route 12, es una pesadilla euroescéptica – una epopeya financiada por la UE a través de ocho países que afirma ser la ruta ciclista señalizada más larga del mundo.

Cubriendo casi 6.000 kilómetros (3.728 millas), se extiende desde el extremo norte de las Islas Shetland de Escocia a lo largo de las costas de Gran Bretaña, Francia, Bélgica, los Países Bajos, Alemania, Dinamarca, Suecia y Noruega.

Esperamos que no esté de más decir que no hay necesidad que alguien intente completarlo todo.

Inevitablemente, también está de más decir que un número sorprendente de personas lo hacen, principalmente, a largo de una serie de veranos – se trata de una ruta en la cual el punto más caliente probablemente se encuentre en algún lugar cerca de Ostende, en la costa de Bélgica, así que no es realmente un viaje para el invierno.

Los ciclistas más intrépidos llenan la web oficial de NSCR con consejos arcanos sobre adquirir corona al cruzar en Dinamarca y la mejor manera de pasar con sus bicicletas en los cruces marítimos.

El Shimanami Kaido (Japón)  

Con un poco más de 64 kilómetros (40 millas), esta tal vez sea la única ruta en la lista en la que los ciclistas podían razonablemente considerar llevar a sus hijos en todo el recorrido sin preocuparse por la visita de los servicios sociales.

Completamente separados de la carretera, que serpentea a través de una serie de pequeñas islas maravillosamente pintorescas en la prefectura de Hiroshima, al oeste del país.

Japón podría ser más popularmente asociado con los autos que con las bicicletas, pero el ciclismo es común aquí y el Shimanami Kaido muestra cómo dos y cuatro ruedas pueden coexistir felizmente.

La ruta segregada para ciclistas, que también tiene un carril para peatones, en su mayor parte pasa junto a la carretera, aunque hay desvíos y, no menos importante, las pendientes más largas, menos empinadas y más amigables con las piernas hacía los puentes elevados de la carretera.

Puedes alquilar bicicletas en una serie de puntos a lo largo del camino.

Algunas personas completan el viaje en un día, pero muchos se entretienen para mirar las hermosas vistas a lo largo del Mar Interior de Seto.

Se trata de una ruta serpenteada poco empinada, no para rechinar los dientes.

Sí, hay peajes para ciclistas en los puentes, pero no son muy costosos, que requieren más de cambio en los bolsillos que un préstamo bancario.

Great Divide Mountain Bike Route (Norteamérica)  

¿Quieres grande?

Esta es grande.

Una ruta de tierra para turismo de Alberta, Canadá, hasta llegar a Nuevo México.

Si la ruta de 4.400 kilómetros (2.734 millas) de largo (como se detalla en la página web de Adventure Cycling) no es suficiente para que empiecen las palpitaciones, ¿qué tal un total combinado de 61.000 metros (que ni siquiera quieren saber lo que eso es en pies) de escalada?

Sí, es cierto, casi siete veces la altura del Everest – desde el nivel del mar, es decir, no del campamento base.

A menudo también es extremadamente remota y, por lo tanto, en gran parte la preserva de hombres y mujeres nervudos y satinados por el viento en muchas bicicletas de montaña llevan remolques cargados con espray para osos, cucharas de titanio para camping y estufas nano de fusión nuclear.

Es sin duda espectacular, asimilando todo desde los bosques hasta las montañas (¿se nos olvidó mencionar a los Colorado Rockies?) y los páramos de la Gran Cuenca.

Los compañeros potenciales podrían incluir osos pardos, alces, pumas y águilas.

Si eso no es suficiente para considerarlo, las condiciones climáticas quieren decir que el viaje solo es realmente viable de junio a septiembre y, aún así, las lluvias repentinas pueden hacer que algunas secciones fangosas sean intransitables durante semanas.

Munda Biddi Trail (Australia)  

Otra épica, y esta vez en uno de los lugares más remotos del mundo: Australia Occidental.

Al menos en relación al Munda Biddi, los organizadores de la ruta en realidad podrían estar del lado del ciclista.

Un poco.

Un ruta de tierra ampliamente ambiciosa, terminada recientemente con 960 kilómetros más (596 millas), a través de la selva boscosa -Munda Biddi significa «camino a través del bosque» en el idioma indígena local- se extiende desde cerca de la capital del estado, Perth, a Albany en el lejano suroeste.

El menos ambicioso puede optar por secciones pequeñas menos agotadoras de solo un día o más, y el sitio web oficial ofrece información actualizada sobre las condiciones del sendero a veces fangoso.

Para cualquiera que esté planeando el recorrido completo sería aconsejable evitar todo el calor del verano, y que venga preparado.

Dicho esto, entre las ciudades existen campamentos designados, cada uno de más o menos 30 kilómetros, con cabañas para dormir y suministros de agua.

The South Downs Way (Inglaterra)  

Registrado como «engañosamente difícil».

Esta ruta de 160 kilómetros (99 millas) es apenas alpino en cuanto a perspectiva, atravesando algunos de los campos ingleses estereotípicamente más frondosos y ondulados que puedas imaginar.

Pero todos esos pequeños altibajos suman.

Los ciclistas que optan por la ruta completa se comprometen a casi 4.300 metros (14.107 pies) de pedaleo cuesta arriba.

Una ruta para ir a pie, recorrida durante miles de años y ahora un sendero completamente señalizado, el South Downs Way serpentea por los acantilados escarpados de Beachy Head al histórico Winchester, prácticamente toda la ruta es de tierra y gran parte de la misma sobre caminos de herradura antiguos terrosos.

Abierto a los ciclistas, caminantes y jinetes, aquellos sobre dos ruedas por lo general dejan dos o tres días para el viaje, y hay un montón de pueblos absurdamente pintorescos en la ruta con bares y casas de huéspedes.

Algunas almas intrépidas optan por el recorrido completo en un día, pero existe un argumento que pedalear intensamente a través de algunos de los paisajes más gloriosos de Inglaterra de cierto modo hace que se pierda el objetivo.

¿Conoces alguna una ruta para ciclismo increíble que no está en esta lista? Cuéntanos abajo.