CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Mundo

Militantes de ISIS amenazan con tomar más ciudades de Iraq

Por CNN en Español

Por Laura Smith-Spark y Faith Karimi

(CNN) — Con la segunda ciudad más grande de Iraq, Mosul, bajo su control, el grupo militante Estado Islámico en Iraq y Siria (ISIS, por sus siglas en inglés) amenaza con la toma de más ciudades, incluida la capital, Bagdad.

«Continúen con su marcha mientras la batalla aún no es violenta», dijo supuestamente el portavoz de ISIS, Abu Mohammed al-Adnani, en una grabación de audio publicada el jueves temprano en la página web de medios del grupo.

«Va a haber violencia en Bagdad y Karbala. Así que prepárense para ello”.

CNN no puede confirmar la autenticidad de la grabación de 17 minutos o el momento de su grabación.

«No te rindas, una parte de la tierra se ha liberado», dice la voz, animando a los combatientes de ISIS.

publicidad

Por su parte, el gobierno iraquí reclamó una victoria también.

La ciudad de Tikrit, la ciudad natal del exlíder Saddam Hussein, estaba en pleno control de los militares, dijo la televisión estatal Iraqiya TV. Solo un día antes, parecía que gran parte de los combatientes de ISIS habían caído.

Sin embargo, el parlamento iraquí no logró mantener una sesión de emergencia el jueves para votar sobre la declaración del estado de emergencia conforme a lo solicitado por el primer ministro Nuri al-Maliki, informó Iraqiya TV.

Varios legisladores se negaron a asistir a la sesión para evitar el quórum.

El punto muerto puede ser sintomático, pues tanto las fuerzas armadas iraquíes y el gobierno se dividen cada vez más a lo largo de líneas sectarias.

Por ahora, los militantes de ISIS tienen el control completo de Mosul, una ciudad predominantemente sunita de 1.6 millones de habitantes que colapsó este martes. Los radicales fuertemente armados invadieron las comisarías de policía, liberaron a más de 1.000 presos de la cárcel de la ciudad y se apoderaron del aeropuerto internacional.

Las fuerzas iraquíes corrieron en medio de la embestida, dejando atrás los uniformes, armas y vehículos blindados.

Iraq abierto a recibir ayuda de EE.UU.

El devastador avance de militantes está demostrando ser una lección objetiva de lo mucho que está mal en Iraq y en la región: las crecientes tensiones sectarias en el país y una guerra civil enconada en la frontera con Siria.

También muestra que los extremistas pueden golpear con rapidez y eficacia a las fuerzas de seguridad entrenadas por estadounidense de Iraq.

Esto fue una gran sorpresa cuando Iraq indicó su disposición este miércoles a que militares de Estados Unidos lleven a cabo ataques aéreos contra los militantes radicales islamistas.

Washington ha proporcionado unos 15.000 millones de dólares en entrenamiento, armas y equipo para el gobierno iraquí.

Sin embargo, varios funcionarios estadounidenses dijeron que la situación es «muy urgente» y que EU está tratando de ver qué otros apoyos puede proporcionar a Iraq.

La portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Bernadette Meehan, dijo que la Casa Blanca analizaba una amplia gama de opciones, pero «el enfoque actual de nuestras conversaciones con el gobierno de Iraq y las consideraciones de la política son construir la capacidad de los iraquíes para enfrentar y lidiar con éxito esta amenaza».

El país puede utilizar toda la ayuda que pueda conseguir.

Cuando los milicianos atacaron las ciudades norteñas de Mosul y Tikrit, las fuerzas gubernamentales se fueron, dejando sus armas atrás.

Desde entonces, más de 500.000 personas han huido de los combates allí, dijo este miércoles la Organización Internacional para las Migraciones. La agencia de refugiados de la ONU dijo que muchos dejaron con poco más que ropa en sus espaldas y tienen necesidad urgente de vivienda, agua, alimentos y atención médica.

El miércoles, los militantes atacaron el consulado turco en Mosul, y capturaron a 48 personas, entre ellos diplomáticos.

Esto fue claramente una ruptura en la seguridad iraquí, dijo un funcionario de EU. Pero Washington cree que fue una combinación de factores, incluyendo el hecho de que las fuerzas iraquíes ya eran escasas por el éxito frente a ISIS en otra provincia, Anbar.

Los militantes también se apoderaron de partes de Baiji, un pequeño pueblo iraquí que tiene la mayor refinería de petróleo del país.

Para reforzar sus tropas en Mosul, el gobierno tiene que conducir a través de Baiji. Si ISIS controla la ciudad, la tarea del gobierno será mucho más difícil.

Un rayo de luz

Sin embargo, hay un rayo de luz, los funcionarios estadounidenses dijeron que al parecer Iraq parece tener un enfoque coordinado con el gobierno regional kurdo semiautónomo. Al parecer, las fuerzas iraquíes se unirán con los combatientes kurdos, conocidos como los peshmerga, para luchar contra ISIS.

Las fuerzas de peshmerga tomaron posiciones en el suroeste de Kirkuk después de que militantes se apoderaron de varias zonas al norte y al oeste de la ciudad, y el ejército iraquí se retiró, de acuerdo con funcionarios de la policía del lugar.

Los militantes fueron derrotados y el gobierno iraquí tiene nuevas esperanzas.

«Este no es el final, estamos muy seguros de que vamos a ser capaces de corregir el camino y superar los errores», dijo el Ministerio de Defensa iraquí en su sitio web.

Durante la presencia de EU en Iraq, los militantes fueron responsables de la muerte de muchos soldados estadounidenses en la parte occidental del país. Con la ayuda estadounidense, milicias tribales iraquíes pusieron a ISIS a la defensiva.

Pero cuando las tropas estadounidenses abandonaron el país, los militantes extremistas encontraron un nuevo liderazgo, se hicieron más fuertes en Siria y regresaron a Iraq, logrando beneficios militares a menudo a costa de los combatientes extranjeros atraídos por el conflicto en Siria.