CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Argentina

Argentina

Corte de EE.UU. rechaza apelación de Argentina sobre los «fondos buitre»

Por Sebastián Jiménez Valencia

(CNN Español) — La Corte Suprema de Estados Unidos rechazó revisar la apelación de Argentina en el juicio por los llamados «fondos buitre» que reclaman el reembolso total de la deuda pública adquirida tras el colapso económico de 2001.

En caso que argentina no contra-apele —es decir, que solicite una revisión de esta decisión—, una corte distrital de Nueva York debería ejecutar la sentencia.

Era el escenario más desfavorable para los intereses de Aargentina.

La Corte Suprema de EE.UU. no aceptó este lunes la apelación del país contra las sentencias adversas que Argentina recibió en dos cortes de Nueva York en 2012 y 2013, que determinaron que el gobierno de la presidenta Cristina Fernández deberá pagarles a los fondos de inversión especulativos, los llamados “fondos buitres”, que compraron deuda pública del país a bajísimos precios tras el colapso financiero de 2001 la totalidad del dinero que reclaman.

«El fallo no me sorprendió; me lo esperaba», dijo la presidenta Cristina Fernández en su pronunciamiento oficial.

Argentina reestructuró la deuda pública con el 93% de sus acreedores en dos canjes en 2005 y 2010.

Sin embargo, parte del 7% restante de los demandantes no aceptó el acuerdo y, encabezados por el fondo NML Capital, reclamaron la totalidad del valor de los títulos, como dictaminó el juez del distrito de la Corte de Nueva York, Thomas Griesa.

En total Argentina podría tener que desembolsar incluyendo multas y penalidades, según estimaciones de varios expertos a CNN, hasta entre 13.000 y 15.000 millones de dólares para cancelar la deuda con los llamados fondos buitres.

Mientras tanto, los títulos de deuda pública podrían caer.

Varios economistas creen que más allá de lo adverso del fallo, esta es una oportunidad para que Argentina cierre la negociación de su deuda pública con estos acreedores.

El país podría ofrecer pagar bonos, tal como hizo como la petrolera española Repsol, para saldar las deudas y evitar tocar las reservas del Banco Central.