CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias Recientes

El próximo edificio más alto del mundo limpiará el aire

Por Sebastián Jiménez Valencia

(CNN) -- Imagina un rascacielos que limpia el aire. No tendrás que esperar mucho tiempo: pronto se construirán dos en China.

Se tiene programado que las torres más altas del mundo, agujas rosados ​​futuristas que le dan "un aliento de vida" al medio ambiente, empezarán a ser construidas dentro de dos años.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

Las ambiciosas torres Phoenix fueron diseñadas por los arquitectos Chetwoods, con sede en Londres, y reclamarán el título del edificio más alto de Burj Khalifa, Dubai.

Y el diseño va un paso más allá: las torres serán unos de los edificios más ecológicos del mundo.

Elevándose hasta más de un kilómetro en el cielo de Wuhan, capital de la provincia china de Hubei, el proyecto Phoenix tiene como objetivo limpiar el aire y el agua de sus alrededores. Se espera que se convierta en una atracción turística, tanto para los viajeros chinos como internacionales.

La presidenta de Chetwoods, Laurie Chetwood, le dijo a CNN que el proyecto es algo más que una declaración arquitectónica. También se trata de la preservación de los lagos de la región, dijo.

"Puedes imaginar la presión bajo la que están esos lagos, con una gran ciudad densa que crece a su alrededor", dijo. "Así que pensamos que no solo podemos atraer su atención con las torres, sino también respirar vida, literalmente, en los lagos".

Los arquitectos han recurrido a la naturaleza en busca de inspiración, construyendo una "chimenea térmica" en el centro de la torre más alta. La chimenea, calentada por el sol, obtendrá el aire desde el otro lado de los lagos y lo utilizará para enfriar los edificios.

El aire será luego filtrado y regresado al ambiente más limpio que antes. Los edificios van a hacer lo mismo con el agua, equivalente a "poner aire en el agua como en un tanque de peces normal.... pero también estamos limpiando el agua y regresándola", dijo Chetwood.

Las torres han sido inspiradas en la cultura china, reflejando su uso del fénix como una metáfora. "Son dos dragones o dos pájaros - un hombre y una mujer - y usamos esta idea como una idea simbiótica, uno alimentándose del otro para el beneficio de todos".

El más alto de las dos torres acomodará un caleidoscopio, girado por una turbina de viento, y creando lo que Chetwood espera será una "experiencia maravillosa cuando mires hacia arriba". En combinación con los paneles fotovoltaicos, producen electricidad para el proyecto - siendo un ahorro para el distrito.

La torre más pequeña tendrá la "muralla verde" más alta del mundo, o jardín vertical, que subirá a la cima de la torre.

Pero quizás la característica arquitectónica más controvertida son los enormes orbes celestes colgados entre las dos torres de viviendas, alojando restaurantes y plataformas de observación. Los diseños son inusuales, el "tipo de idea que China tiene, que tal vez en alguna otra parte del mundo creen que estás yendo demasiado lejos", dijo Chetwood.

Las torres brillarán en rosa vibrante, como un gesto de aprobación a la flor fucsia. Mientras los arquitectos a menudo optan por colores monocromáticos, Chetwood quería mezclarlo con color. Además, añade, "tengo mis manos en alto y digo que en realidad me gusta el color y pensé que se vería estupendo".

Las construcciones iniciarán en el 2016, y el objetivo, dijo Chetwood, es que la gente se "quede boquiabierta".