CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

La directora del Servicio Secreto declara 'inaceptable' la intromisión en la Casa Blanca

Por Sebastián Jiménez Valencia

Por Eliott C. McLaughlin, Jason Hanna y Deirdre Walsh, CNN

(CNN) -- El representante Trey Gowdy y la directora del Servicio Secreto Julia Pierson tuvieron un polémico intercambio el martes sobre la razón por la que el Servicio Secreto no supo que la Casa Blanca había sido alcanzada por disparos hasta días después del incidente de noviembre de 2011.

En una audiencia del Comité de Supervisión de la Cámara, Gowdy le preguntó repetidamente a Pierson por qué un ama de casa —y no el Servicio Secreto— descubrieron los daños por arma de fuego en la mansión. Ella respondió que, en parte, porque el servicio recorrió el área esa noche buscando daños o un intruso, sin encontrar nada, haciendo también la observación de que era difícil ver en la noche.

Julia Pierson, directora del Servicio Secreto de los Estados Unidos, calificó el incidente en el que un hombre escaló una cerca y entró en la Casa Blanca como "inaceptable" y dijo al comité del congreso el martes que ella asume la "responsabilidad total".

Omar González, un hombre de 42 años, veterano de la guerra de Iraq, entró por una puerta de la mansión del ejecutivo que no tenía llave, blandiendo un cuchillo, dijo Pierson al Comité de Supervisión y Reforma del Gobierno, que la interrogaba por la violación de seguridad del 19 de septiembre.

La puerta no contaba con un mecanismo de cierre por control remoto y tenía que ser bloqueada manualmente, dijo Pierson, añadiendo que, desde entonces, tal mecanismo ya fue instalado.

publicidad

"Está claro que nuestro plan de seguridad no fue debidamente ejecutado", dijo ella. "Asumo toda la responsabilidad. Lo que sucedió es inaceptable, y nunca volverá a suceder".

Luego de decir que no le era posible dar todas las respuestas porque la protección presidencial es un asunto altamente delicado o clasificado, Pierson dijo que el incidente seguía siendo investigado y que "no quería adelantarse a la investigación".

Los republicanos y los demócratas preguntaron cómo González había logrado penetrar "cinco anillos de seguridad" al saltar la cerca de la Casa Blanca, dominando a un funcionario del Servicio Secreto e introduciéndose hasta el fondo de la Casa Blanca, donde finalmente fue sometido.

"¿Cómo demonios pudo suceder esto?"   Preguntó el representante Darrell Issa, que preside el comité. "Por qué no había guardia apostada en la puerta principal de la Casa Blanca, y sí, ¿cuánto podría costar bloquear la puerta principal de la Casa Blanca?

El representante Elijah Cumming, el demócrata de más rango entre los presentes, añadió: "Odio incluso imaginar qué podía haber sucedido si González hubiera llevado una pistola en lugar de un cuchillo cuando irrumpió dentro de la Casa Blanca. Esa posibilidad es extremadamente inquietante".

El representante Jason Chaffetz preguntó si los oficiales que capturaron a González actuaron apropiadamente evitando usar fuerza letal. Pierson dijo que los agentes del Servicio Secreto "sí guardaron la compostura al tomar una difícil decisión", pero admitió que ella no cree que el plan de seguridad haya sido ejecutado apropiadamente, razón por la cual el incidente está siendo examinado.

El Servicio Secreto debe tomar una postura más agresiva, y no refrenarse dijo Chaffetz, y si los agentes matan a alguien que ha violado la seguridad de la Casa Blanca, "Yo los cubro".

Personas que han saltado la cerca de la Casa Blanca  

Pierson le dijo al comité que las personas se saltan la cerca de la Casa Blanca unas cuantas veces al año.

"El Servicio Secreto ha capturado a 16 individuos que han saltado la cerca a lo largo de los últimos cinco años, incluyendo seis que lo han hecho solo en este año. De hecho, el 11 de septiembre de 2014, una semana antes de los eventos que son el objeto de la audiencia del día de hoy, los oficiales capturaron a un individuo segundos antes de que escalara la cerca y entrara a los campos", dijo ella.

Sentado al lado de Pierson, Ralph Basham, anterior Director del Servicio Secreto, dijo que la violación de seguridad "sin precedentes e inaceptable" proponía interrogantes difíciles acerca del uso de la fuerza letal y la tolerancia de fortificaciones adicionales alrededor de la mansión del ejecutivo. Él le dijo al comité que no existían respuestas fáciles y que las consecuencias a largo plazo, a raíz de cualquier cambio, debían ser cuidadosamente consideradas.

La semana pasada, un oficial del orden público que hablaba de manera anónima dijo que previo a la intrusión, los agentes del Servicio Secreto entrevistaron dos veces a Omar González antes de determinar, en ambas ocasiones, que no tenían suficientes razones para mantenerlo detenido.

Pierson confirmó los informes planteados por un miembro del comité referentes a que dos agentes del Servicio Secreto vieron a González cerca de la Casa Blanca el 19 de septiembre, antes de la violación de seguridad, y que "lo observaron durante algún tiempo". A la larga, Pierson dijo que los agentes determinaron que González no estaba actuando de manera inapropiada ni estaba violando ley alguna.

Incidentes ponen a prueba la confianza pública  

La violación de seguridad de González, otras "malas conductas" y algunas fallas de seguridad del Servicio Secreto han "probado la confianza del pueblo norteamericano" y han manchado el récord del Servicio Secreto, dijo Issa.

El Partido Republicano de California citó varios ejemplos de mala conducta, incluyendo a un sujeto de un reality colándose en una cena de estado, un escándalo de prostitución del 2012, un agente quedándose dormido fuera de una habitación en Holanda y disparos en la Casa Blanca en noviembre del 2011 -- un incidente en el que el daño no fue informado adecuadamente.

Los miembros del comité señalaron que respecto al incidente de 2011, The Washington Post informó que a una empleada del Servicio Secreto se le había dicho que se retirara después de que había escuchado disparos cerca de la Casa Blanca y que, luego, al siguiente día, ella se sintió incapaz de contradecir la falsa creencia de su superior en cuanto a que la Casa Blanca no había sido blanco de los disparos.

Cummings se refirió al informe como un "problema serio", y Pierson dijo que la opinión de que la oficial no había cuestionado a sus supervisores por temor a ser criticada era una preocupación.

"Esto es inaceptable", dijo ella.

Al responder a otra pregunta de Issa acerca de la razón por la cual no se había detectado inicialmente el daño contra la Casa Blanca, Pierson defendió la respuesta de su agencia y dijo que los registros muestran que el Servicio Secreto "efectivamente respondió de manera adecuada" recorriendo el área para ver si alguien estaba herido y si habían o no señales evidentes de daño.

Deirdre Walsh y Josh Levs de CNN contribuyeron con este reportaje.