CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Venezuela

¿Debería Venezuela dejar en libertad a Leopoldo López, como lo pidió la ONU?

Por Sebastián Jiménez Valencia

Por el equipo de Conclusiones

(CNN Español) -- El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, bajo el grupo de trabajo sobre Detención Arbitraria del organismo, emitió un comunicado dirigido al gobierno de Venezuela rechazando la encarcelación del dirigente opositor Leopoldo López, y pidiendo su liberación inmediata.

López, coordinador nacional del partido Voluntad Popular, fue arrestado el pasado 18 de febrero tras protagonizar una manifestación masiva en Caracas contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro donde murieron tres personas: dos jóvenes opositores y un ciudadano de tendencia oficialista.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

A López se le acusa de agavillamiento, acción para delinquir é incitación a la violencia. Para llegar a esta conclusión, la ONU llevó a cabo una investigación que contó con evidencia emitida por el gobierno de Venezuela.

En estas pruebas, el Gobierno señaló que: "...el señor López y la señora María Corina Machado convocaron a la manifestación del 12 de febrero con la finalidad de activar a los grupos más radicales de la oposición y derrocar al presidente Nicolás Maduro”.

publicidad

Según las autoridades venezolanas, "López hizo llamados a la violencia y al desconocimiento del gobierno legítimamente constituido. Incitando personalmente al odio”.

Después de analizar las pruebas la ONU concluyó que el arresto de Leopoldo López se dio bajo circunstancias poco claras, alegando que no existe "expresión clara, precisa y circunstanciada de los hechos imputados" vulnerando el derecho a su defensa y el debido proceso.

La ONU añade que "...la detención de Leopoldo López constituye así una detención arbitraria según las categorías 2 y 3 de sus métodos de trabajo”.

Por esa razón, la ONU recomienda al gobierno de Venezuela que disponga de la inmediata libertad de López y que se le otorgue una reparación integral, incluida la compensación de carácter indemnizatorio y moral".

El documento no dice nada sobre inocencia o culpabilidad. Sin embargo el presidente Maduro meses atrás señaló a López como criminal y aseguró que debía pagar.

Conclusiones ha contactado al gobierno de Venezuela en varias oportunidades pero no ha podido establecer contacto para una declaración u obtener comentario. El programa envió una solicitud de comentario y de entrevista al Ministerio de Comunicación e Información, sin respuesta.

Además, Conclusiones mantiene un pedido permanente de entrevista con el presidente Nicolás Maduro para que aparezca en el programa, sin suerte. Las puertas siguen abiertas.

En entrevista con José Manuel Rodríguez, Carlos Ayala Corao, expresidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, dijo que la solicitud del grupo de trabajo no es injerencia porque se trata de derechos humanos, que son valores universales.

Ayala, profesor de Derecho Constitucional en la Universidad Católica Andrés Bello en Venezuela y también en la Universidad Iberoamericana de México, señaló que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU ha instado a los estados miembros (como Venezuela) a que cumplan recomendaciones del grupo de trabajo.

"Los estados deben cumplir de buena fe las obligaciones internacionales", dijo, y agregó que la Constitución venezolana así lo estipula también.

Ayala Corao explicó que el grupo de trabajo concluyó que el gobierno de Venezuela no precisó en qué medida el discurso de López dio lugar a los incendios y daños de los que se le acusa.

"La no liberación inmediata pone al Ministerio Público y al juez del caso en una situación irregular por privación ilegítima de libertad", concluyó Ayala, quien también fue asesor en asuntos de Derechos Humanos para la Unicef.

José Manuel Rodríguez, Claudia Domínguez, Kay Guerrero y Tatiana Arias contribuyeron a este reportaje.