CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

Senador Rand Paul dice que "las vacunas pueden ocasionar profundos trastornos mentales"

Por Álvaro Valderrama

Por Alexandra Jaffe

(CNN) — El senador Rand Paul sorprendió el lunes en una agresiva entrevista con una periodista por sus comentarios polémicos para defender su insistencia en relación a las vacunaciones voluntarias.

Durante la entrevista con Kelly Evans de CNBC, Paul bosteza, interrumpe a Evans y en un momento determinado le hace señas para que se calle al poner un dedo sobre sus labios.

Él también le reprocha por haber llevado a cabo una entrevista "sesgada" en la que dice "no obtuviste información útil porque te mostraste argumentativa, y empezaste con demasiadas opiniones contrarias que estaban incorrectas".

Paul, quien es oftalmólogo, también afirma que él ha sabido de casos en los que las vacunas han ocasionado "trastornos mentales profundos".

"He escuchado de muchos casos trágicos en los que niños normales que caminaban y hablaban terminaron con profundos trastornos mentales luego de vacunarse", dijo Paul. "No estoy diciendo que las vacunas sean una mala idea. Pienso que son algo bueno. Pero creo que los padres deberían tener alguna participación".

publicidad

Cuando se le pidió evidencia en relación a esas afirmaciones, el vocero de la campaña de Paul, Sergio Gor, no las abordó y en su lugar dijo que si bien Paul apoya las vacunas en general, "muchas" deberían ser voluntarias.

"El Dr. Paul cree que las vacunas han salvado vidas y que se las deberían administrar a los niños. Todos sus hijos fueron vacunados. También cree que muchas vacunas deben ser voluntarias y que, como la mayoría de las decisiones médicas, la decisión debe ser tomada entre el médico y el paciente, no el gobierno", escribió en un correo electrónico a CNN.

La conmoción, sin embargo, sugiere que Paul todavía está luchando con muchos de los mismos problemas que han causado que los operativos del Partido Republicano vean su probable candidatura presidencial con cierto escepticismo. Durante mucho tiempo, su personal ha estado consciente de que en lo que se refiere a la crítica, no es muy tolerante, y aunque sus respuestas generalmente las dirige con una intención deliberada –como cuando atacó al gobernador Chris Christie de Nueva Jersey llamándolo el "rey del tocino"–, estas pueden complicar su atractivo personal hacia los votantes, en especial si se enfrenta con una candidata.

Y aunque, en su esfuerzo por ser más atractivo para los republicanos convencionales, Paul ha evitado en gran parte esos temas polémicos, estos no son nuevos para él ni para su padre. El ex representante Ron Paul dijo durante su postulación presidencial que "hay personas que han tenido algunas reacciones sumamente graves" a las vacunas, y Paul es miembro de un grupo de médicos que defiende la creencia de que las vacunas pueden causar autismo. A Paul se le pedirá que responda por esos comentarios anteriores y por cualquier comentario futuro que haga que esté fuera de lo convencional.

Lo sucedido con la exrepresentante Michele Bachman podría ser una historia con moraleja. Ella enfrentó un torrente de críticas por comentarios similares en relación a los supuestos impactos negativos de las vacunas durante su contienda presidencial de 2012. Sus sugerencias durante un debate en relación a que las vacunas pueden "poner en peligro las vidas de los niños pequeños" contribuyeron al creciente escepticismo que rodea su campaña y además, a una percepción que al final resulta perjudicial en relación a que ella se encuentra demasiado fuera de la corriente dominante como para representar al partido.