CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
África

Ataques xenófobos en Sudáfrica: ¿cómo hemos llegado hasta aquí?

Por Faith Karimi

(CNN) — Tiendas han sido saqueadas e incendiadas. Extranjeros aterrorizados se esconden en estaciones de policía y estadios. Atacantes con machetes en mano acuchillan a los inmigrantes hasta matarlos en las principales ciudades de Sudáfrica.

A medida que los ataques contra los extranjeros y sus negocios se propagan —esta semana cobraron la vida de al menos a seis personas— otras naciones en el continente están tratando de evacuar a sus ciudadanos de Sudáfrica. Pero esta no es la primera vez que la violencia xenófoba se ha disparado en un país que intenta presentarse como una diversa nación «arcoíris».

¿Qué desencadenó los ataques de esta semana?

Comenzaron después de que el rey zulú Goodwill Zwelithini dijera en una reciente reunión que los extranjeros «deberían hacer sus maletas e irse» porque están quitándoles empleos a los ciudadanos, informaron los medios locales.

Poco después de sus comentarios, la violencia contra los inmigrantes se desató en la ciudad portuaria de Durban.

Su oficina ha negado que él hiciera los comentarios, al afirmar que los periodistas lo citaron incorrectamente. Aunque los reyes son sobre todo figuras ceremoniales en la nación, son influyentes en sus comunidades.

publicidad

Pero la Organización de las Naciones Unidas dijo que los ataques comenzaron en marzo después de un conflicto laboral entre ciudadanos y trabajadores extranjeros.

¿Por qué atacan a los inmigrantes?

Algunos ciudadanos han acusado a los inmigrantes africanos de tomar sus empleos que ya son escasos, de debilitar los negocios que son propiedad de los lugareños y de contribuir a un alto índice de criminalidad. La tasa de desempleo del país es de aproximadamente un 25%, según cifras del gobierno.

Pero el resentimiento respecto a las fronteras porosas, los crecientes índices de criminalidad, la pobreza y la corrupción también son preocupaciones importantes, dicen los analistas.

El presidente Jacob Zuma ha dicho que su gobierno está abordando las inquietudes sociales y económicas. Pero él dijo que los inmigrantes contribuyen con la economía de la nación, prestan habilidades por las que hay demanda y no se les debería fijar el estereotipo de que son criminales.

«Aunque algunos extranjeros han sido arrestados por diversos delitos, es engañoso y erróneo etiquetar o contemplar a todos los extranjeros como si estuvieran relacionados con delitos en el país», dijo Zuma.

¿Cuántos inmigrantes hay en Sudáfrica?

La nación tiene unos 2 millones de inmigrantes documentados e indocumentados, lo que representa más o menos el 4% de la población total, según un estudio de la universidad de Witwatersrand.

Los zimbabuenses conforman el mayor grupo de inmigrantes.

Sudáfrica también es un destino importante para los africanos acaudalados debido a su proximidad y a su infraestructura desarrollada.

¿Ha tenido Sudáfrica ataques xenófobos antes?

Sí. Este es el último de una serie de ataques que se remontan a años atrás.

En enero, saqueadores quemaron negocios que eran propiedad de extranjeros en otra serie de ataques xenófobos. Además, hubo otros incidentes de violencia el año pasado, dijo Human Rights Watch.

Hace siete años, Johanesburgo fue el epicentro de más tensiones antiinmigrantes que dejaron docenas de muertos en ataques que más tarde se extendieron a Ciudad del Cabo. La mayoría de las víctimas fueron zimbabuenses que habían huido por la represión y las terribles circunstancias económicas. En esos ataques, la policía arrestó a más de 200 personas por varios cargos, entre ellos violación, asesinato, robo y hurto.

En 2006, la violencia xenófoba estalló de nuevo durante varios meses en Ciudad del Cabo.

¿Qué están haciendo otras naciones africanas al respecto?

Las víctimas de los ataque xenófobos han sido de varias naciones africanas, entre ellas Nigeria, Somalia y Etiopía.

Las naciones africanas han condenado los ataques. Kenia, Malaui y Zimbabue son solo algunos de los países que han evacuado a sus ciudadanos de Sudáfrica.

En Zambia, la emisora local de radio QFM dijo que no emitiría música sudafricana en solidaridad con las víctimas.

Y en Mozambique, el gigante sudafricano de la química y la energía Sasol envió a casa a unos 340 ciudadanos sudafricanos. La compañía dijo que los empleados mozambiqueños expresaron sus preocupaciones en relación a la violencia en contra de sus compatriotas y protestaron por la presencia de los empleados sudafricanos en Mozambique.

¿Es la desigualdad un factor que contribuye a la situación?

Las mayoría de los ataques han surgido en zonas empobrecidas y marginales.

A pesar del progreso que la nación ha hecho desde sus días del «apartheid», la desigualdad todavía sigue siendo una preocupación muy importante, según la fundación Nelson Mandela.

«Corresponde a las generaciones actuales y futuras que defiendan la causa donde tú (Mandela) la dejaste. Ellos deberán, a través del servicio, profundizar nuestra democracia, consolidar y defender nuestra constitución, erradicar la pobreza, eliminar la desigualdad, luchar contra la corrupción, y servir siempre con compasión, respeto, integridad y tolerancia», dijo la fundación en un comunicado.

«La xenofobia, el racismo y el sexismo deben ser combatidos con tenacidad, inteligencia y tolerancia».

A medida que crecen los temores de que se lleven a cabo más ataques, los sudafricanos han recurrido a las redes sociales y a las calles para protestar contra la xenofobia y la violencia.