CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crimen

Crimen

Baterista de AC/DC se declara culpable de amenazas y posesión de drogas

Por CNN

(CNN)- Phil Rudd, el baterista de la legendaria banda de rock AC/DC, se ha declarado culpable de los cargos de amenazas de muerte y posesión de drogas en una corte de Nueva Zelanda.

Rudd, quien previamente negó todas las acusaciones, hizo una sorprendente declaración de culpabilidad este martes, antes de que comenzara el juicio.

El baterista australiano, de 60 años, fue arrestado en noviembre del año pasado después de que la policía encontró metanfetaminas y cannabis durante la ejecución de una orden de allanamiento en su casa de Nueva Zelanda.

De acuerdo con un documento de la corte, Rudd despidió a varios empleados porque el lanzamiento de su álbum en solitario en agosto había sido un fracaso en las listas de éxitos. Un mes más tarde, llamó a un socio y dijo que quería a su asistente personal «fuera».

Más tarde llamó a su asistente personal y le dijo: «Voy a venir y matarte.»

Rudd hizo varias llamadas a su asistente personal durante los siguientes días, pero este terminaba las llamadas cuando se daba cuenta de que era el baterista quien estaba al teléfono.

«Una enojada llamada telefónica»

«Como resultado de las amenazas hechas por el acusado, la víctima realmente temía por su seguridad», se indica en el documento de la corte.

El abogado del baterista, Craig Tuck, dijo a los periodistas fuera del tribunal que las acusaciones eran «esencialmente solo una enojada llamada de teléfono».

«Voy a tratar de que se le quiten los cargos sin convicción», añadió Tuck en un correo electrónico a CNN.

Rudd podría enfrentar hasta siete años de prisión por la acusación de amenazar de muerte.

En noviembre, el tribunal quitó los cargos de «intento de conseguir asesinato», después de que los fiscales decidieron que no había pruebas suficientes.