CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Internet

Legisladores franceses quieren que Google entregue su código de búsqueda

Por David Goldman

(CNNMoney) — El Senado de Francia votó la semana pasada para exigir que las compañías de búsquedas proporcionen acceso a sus algoritmos de búsqueda para asegurarse de que sus rivales sean tratados de manera equitativa.

Las compañías de búsqueda también tendrían que publicar enlaces a tres motores de búsqueda de la competencia en sus páginas de resultados de búsqueda. La multa por incumplimiento: 10% de los ingresos generales.

Aunque la ley aplicaría a todos los motores de búsqueda, está claramente destinada a Google, una compañía que acapara el 90% del mercado de búsquedas en Francia.

«Somos transparentes en cuanto a lo que está bien clasificado en Google, incluso cuando hacemos cambios, pero por definición, no todos pueden ocupar las primeras posiciones de las clasificaciones», dijo la vocera de Google, Caroline Matthews. «Revelar nuestros algoritmos, nuestra propiedad intelectual, pondría en juego nuestros resultados, lo cual sería una mala experiencia para los usuarios».

Es poco probable que el proyecto se convierta en ley, porque el gobierno del presidente François Hollande se opone a él. Fue presentado como una enmienda a un proyecto de ley diseñado para impulsar el crecimiento de la economía francesa que supuestamente se someterá a una votación más amplia en la Asamblea Nacional de Francia más adelante este mes.

publicidad

Una versión preliminar de la enmienda fue declarada inconstitucional, antes de que fuera modificada.

La votación se produjo solo un día después de que la Unión Europea presentara serios cargos antimonopolio en contra de Google. La compañía de búsquedas se enfrenta a una multa de hasta 6.000 millones de dólares… esto supera el valor de los ingresos de un trimestre. También podría tener que cambiar la forma en la que muestra los resultados de búsqueda en la UE.

Este es solo el más reciente en una serie de fallos desfavorables para Google en Europa.

El año pasado, el Parlamento Europeo votó a favor de una resolución no vinculante para dividir la compañía. Los parlamentos de España, Francia y Alemania aprobaron leyes que permiten a las editoriales cobrarle a Google cuando fragmentos de sus historias aparezcan en Google News, y como resultado, el servicio de noticias cerró en España.

Además, Google perdió su batalla sobre el «derecho al olvido», una ley europea que obliga a la compañía a eliminar ciertos enlaces inapropiados o no deseados de sus resultados de búsqueda si así fuera solicitado.

Google protege en especial su algoritmo de búsqueda, el ingrediente secreto que ayudó a impulsar a la compañía a dominar el ámbito de las búsquedas durante los últimos diez años. Si el proyecto es aprobado y Google opta por no compartir su algoritmo, podría considerar el cese de operaciones en Francia. El motor de búsqueda de Google podría seguir estando disponible en Francia, pero sus servidores estarían ubicados en otro país.

Sería una medida extrema que la compañía por el momento ha reservado para China. En 2010, Google retiró sus servidores y negocios de la parte continental de China, y en su lugar los ubicó en Hong Kong. Eso permitió que Google le proporcionara a los chinos resultados de búsqueda sin la responsabilidad de censurar los resultados de acuerdo con la ley de China (el mismo gobierno es quien censura los resultados ahora).