CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias Recientes

Comparan a manifestantes en Baltimore con una «banda de linchadores»

Por Holly Yan, Ashley Fantz

(CNN) — Mientras los manifestantes que condenan la muerte de Freddie Gray tienen planificado llevar a cabo más concentraciones el jueves en Baltimore, crece la ira por la forma en la que un sindicato de la policía comparó la manifestación con una «banda de linchadores».

«Si bien apreciamos el derecho que nuestros ciudadanos tienen de protestar y aprobamos el hecho de que, hasta la fecha, las protestas han sido pacíficas, nos sentimos muy preocupados por la retórica de las protestas», dijo la organización Fraternal Order of Police Lodge 3 en una declaración.

«De hecho, las imágenes que aparecen en televisión se ven y se escuchan como una banda de linchadores debido a que hacen un llamado al encarcelamiento inmediato de estos oficiales sin que ellos siquiera reciban el debido proceso que es el derecho constitucional de todos los ciudadanos, entre ellos los oficiales de policía».

Esa comparación rápidamente dio lugar a fuertes críticas, en especial debido a la historia que los afroamericanos tienen de ser linchados.

«¿Cuál dijeron que era el #LynchMob (banda de linchadores)?», tuiteó John Cotton, al publicar una foto de una protesta pacífica junto a fotos de Gray luego de su arresto y hospitalización.

«La elección de las palabras no es solo irónica; es triste», dijo Andrew O’Connell, un abogado de la familia de Gray.

Gray murió el domingo, una semana después de ser detenido por la policía de Baltimore.

En algún momento, sufrió una lesión grave en la médula espinal. Su familia dijo que su laringe fue aplastada y sufrió una lesión en el cuello antes de entrar en coma y perder la vida posteriormente.

Mientras la policía de Baltimore dice que cinco de los seis oficiales que intervinieron en el arresto han dado declaraciones a los investigadores, el departamento no ha dado a conocer los detalles respecto a qué dijeron los oficiales o cómo Gray podría haber sufrido esa lesión fatal.

Vendrán más protestas

Dos concentraciones están programadas para el jueves en Baltimore: una a mediodía y otra a las 3 de la tarde. Estas son parte de una serie de manifestaciones que se llevaron a cabo esta semana, donde los manifestantes exigen respuestas difíciles de obtener.

Estas son algunas de las preguntas: ¿Ocurrió algo dentro de la patrulla que ocasionó la fatal lesión de Gray en la médula espinal? Y ¿qué ocurrió en los 30 minutos antes de que la policía llamara a los paramédicos para que recogieran a Gray?

Sin embargo, una pregunta ya ha sido abordada: ¿Los oficiales tenían el derecho de perseguir a Gray en primer lugar?

La policía encontró a Gray inicialmente el 12 de abril, cuando lo vieron y él empezó a correr.

El abogado de la familia de Gray y los manifestantes afirman que la policía no tenía causa probable para perseguirlo, sino solo lo hicieron porque «corría y se trataba de un hombre negro».

Pero el abogado del sindicato de la policía de Baltimore, Michael Davey, dijo a los periodistas el miércoles que los oficiales tenían todo el derecho a perseguir a Gray.

«Existe un argumento de la Corte Suprema que indica que si te encuentras en un área donde los índices de delincuencia son altos y huyes de la policía sin que seas provocado, la policía tiene la capacidad legal para perseguirte, y eso fue lo que hicieron», dijo.

«En este tipo de incidentes, no necesitas una causa probable para llevar a cabo un arresto. Solo necesitas una sospecha razonable para detenerlo».

Gary fue arrestado después de que la policía encontrara que él portaba lo que dijeron, era una navaja automática. Un abogado de la familia de Gray informó que la víctima llevaba consigo un cuchillo de bolsillo de tamaño legal.

La policía de Baltimore ha dado a conocer los nombres de los seis oficiales involucrados: el teniente Brian Rice, el oficial Cesar Gooson, la sargento Alicia White, el oficial William Porter el oficial Garret Miller y el oficial Edward Nero.

Pero el departamento dijo que no publicará registros personales o fotos, porque hacerlo violaría la ley.

‘¡Parece que se le quebró la pierna! ‘

Un video del arresto de Gray muestra cómo los oficiales lo arrastran a la patrulla, y sus piernas cuelgan sin fuerzas detrás de él.

«¡Parece que se le quebró la pierna!», grita un espectador mientras un testigo capta el arresto al tomar video con su celular.

La testigo, quien solo quiere ser identificada como Kiona, dijo que conocía a Gray como un bromista y un donjuán. Pero ese día, él le dijo solo una cosa.

«Cuando corrí por la calle y lo vi, lo primero que le pregunte fue si estaba bien, porque lo escuché gritar», le dijo Kiona a Miguel Marquez de CNN. «Él nunca dijo sí o no, solo dijo ‘No puedo respirar’ y simplemente gritaba».

No está claro si a Gray se le quebró la pierna cuando lo arrestaron. Su familia aún no ha visto el informe de la autopsia, dijo Murphy, el abogado de la familia.

La oficina del examinador médico le dijo a CNN que dar a conocer el informe podría tomar hasta 90 días, lo cual es normal.

Avalancha de investigaciones

La policía de Baltimore está investigando lo que ocurrió y le presentará sus hallazgos a la oficina del fiscal del estado el 1 de mayo, informó el departamento.

«Como en cualquier investigación criminal, los detectives le darán seguimiento a la evidencia sin importar a dónde los lleve, por el tiempo que sea necesario».

El Departamento de Justicia también está investigando si los derechos civiles de Gray fueron violados durante el arresto del 12 de abril.

Y la alcaldesa de Baltimore, Stephanie Rawlings-Blake, dijo que ella «absolutamente» cree que es necesario llevar a cabo una investigación externa, especialmente debido al oscuro historial que la ciudad tiene de irregularidades por parte de la policía.

Según el diario The Baltimore Sun, la ciudad ha pagado unos 5,7 millones de dólares en el transcurso de los últimos cuatro años para resolver más de 100 casos de acusaciones de irregularidades por parte de la policía.

La policía no admitió la culpa en ninguno de los casos. El sindicato de la policía dijo en una declaración el miércoles que la razón de los acuerdos era sencilla: los oficiales creen que las demandas son demasiado costosas.