CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Asia

8 datos sobre la masacre del pueblo armenio hace un siglo

Por Don Melvin

(CNN) — Algunos eruditos y otras personas afirman que los asesinatos en masa del pueblo armenio que ocurrieron durante el Imperio otomano, los cuales empezaron el viernes hace 100 años, fueron el primer genocidio del siglo XX, aunque la palabra «genocidio» no existía en aquella época.

La pregunta en relación a si debemos o no referirnos a los asesinatos como un genocidio es un tema emocional, tanto para los armenios, quienes descienden de los que fueron asesinados, y para los turcos, los herederos de los otomanos. Para ambos grupos, el asunto alude tanto a la identidad nacional, como a los hechos históricos.

Algunos armenios sienten que su nacionalidad no puede ser reconocida del todo a no ser que se admita la verdad sobre lo que le sucedió a sus antepasados. Algunos turcos todavía ven a los armenios como si hubieran sido una amenaza para el Imperio otomano en tiempo de guerra, y dicen que muchas personas de varias etnias —entre ellas los turcos— fueron asesinadas en el caos de la guerra.

Además, algunos líderes turcos temen que reconocer que hubo un genocidio podría llevar a exigencias de enormes indemnizaciones.

Entonces, ¿qué sabemos acerca de lo sucedido en esos fatídicos días? A continuación encontrarás algunas respuestas:

¿Qué precedió a los asesinatos en masa del pueblo armenio que iniciaron hace 100 años?

A los turcos otomanos, quienes acababan de entrar a la Primera Guerra Mundial del lado de Alemania y del Imperio austrohúngaro, les preocupaba que los armenios que vivían en el Imperio otomano ayudaran a Rusia. Desde hacía mucho tiempo, Rusia deseaba tener el control de Constantinopla (ahora Estambul), una ciudad que controlaba el acceso al mar Negro… y en consecuencia, el acceso a los únicos puertos rusos durante todo el año.

¿Cuántos armenios vivían en el Imperio otomano al principio de los asesinatos en masa?

Muchos historiadores están de acuerdo en que el número era de unos 2 millones de personas. Sin embargo, entre las víctimas de los asesinatos en masa también se encontraban algunos de los 1,8 millones de armenios que vivían en el Cáucaso bajo el gobierno ruso; algunos de ellos fueron masacrados por las fuerza otomanas en 1918 mientras marchaban a través del este de Armenia y de Azerbaiyán.

¿Cómo empezaron los asesinatos en masa?

Para 1914, las autoridades otomanas ya consideraban a los armenios como una amenaza para la seguridad del imperio. Luego, la noche del 23 al 24 de abril de 1915, las autoridades de Constantinopla, la capital del imperio, detuvieron a unos 250 intelectuales y líderes armenios de la comunidad. Muchos de ellos terminaron deportados o asesinados.

El 24 de abril, conocido como el «Domingo rojo», es el «Día de conmemoración del genocidio» por los armenios alrededor del mundo. El viernes es el centésimo aniversario de ese día.

¿Cuántos armenios fueron asesinados?

Este es un importante punto de discusión. Los cálculos oscilan en un rango de 300.000 a 2 millones de muertos entre 1914 y 1923, y no todas las víctimas eran del Imperio otomano. Pero la mayoría de cálculos —entre ellos uno de 800.000 entre 1915 y 1918, realizado por las propias autoridades otomanas— se ubican en el rango de 600.000 y 1,5 millones.

Ya sea debido a los asesinatos o a las deportaciones forzadas, el número de armenios residentes en Turquía bajó de 2 millones en 1914 a menos de 400.000 en 1922.

¿Cómo murieron?

Casi de cualquier forma imaginable.

Mientras el número de muertos está en discusión, fotografías de la época documentan algunos asesinatos en masa. Algunas muestran a soldados otomanos posando con cabezas decapitadas; en otras aparecen de pie en medio de cráneos en la tierra.

Se informa que las víctimas murieron al ser quemadas en masa, al ser ahogadas, y por medio de tortura, gas, veneno, enfermedades e inanición. Los niños, según informes, abordaron barcos y fueron arrojados al agua. También se informó frecuentemente sobre violaciones.

Además, de acuerdo con la página web armenian-genocide.org, «la gran mayoría de la población armenia fue expulsada por la fuerza de Armenia y Anatolia hacia Siria, donde la inmensa mayoría fue enviada al desierto para que muriera de sed y de hambre».

¿Era el genocidio un delito en la época de los asesinatos?

No. El genocidio ni siquiera existía como palabra en aquella época, mucho menos como un delito por definición legal.

La palabra «genocidio» fue inventada en 1944 por un abogado polaco llamado Raphael Lemkin, para describir el intento sistemático de los nazis por erradicar a los judíos de Europa. Él formó la palabra al combinar el vocablo griego para raza con el vocablo latino para matanza.

El papa Francisco recientemente se refirió al asesinato de los armenios como «genocidio», algo que disgustó a Turquía.

El genocidio se convirtió en delito en 1948, cuando las Naciones Unidas aprobaron la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio. La definición incluyó actos que significan «destruir, del todo o en parte, una nacionalidad, etnia, raza o grupo religioso».

¿Quién califica los asesinatos masivos del pueblo armenio como genocidio?

Armenia, el Vaticano, el Parlamento Europeo, Francia, Rusia y Canadá. Se espera que Alemania se una a ese grupo el viernes, en el centésimo aniversario del comienzo de los asesinatos.

¿Quién no considera los asesinatos masivos como genocidio?

Turquía, Estados Unidos, la Comisión Europea, el Reino Unido y las Naciones Unidas.

Un subcomité de la Naciones Unidas calificó como genocidio a los asesinatos ocurridos en 1985, pero el secretario general actual, Ban Ki-moon, evita usar la palabra.

Además, hace un año, en la víspera del 99º aniversario del «Domingo rojo», quien en ese momento era el primer ministro (y ahora es el presidente), Recep Tayyip Erdogan, ofreció sus condolencias por los asesinatos en masa, los cuales dijo, tuvieron «consecuencias inhumanas». Mientras Turquía sigue rechazando con vehemencia la palabra «genocidio», sus comentarios fueron más allá de los comentarios hechos por cualquier otro líder turco al reconocer el sufrimiento de los armenios.