CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Inmigración

Crimen

Un jurado investigador de Texas exonera a un policía que mató a un inmigrante mexicano

Por Catherine E. Shoichet

(CNN)-- Un oficial de policía de Texas que mató a un inmigrante mexicano desarmado no enfrentará cargos criminales por el tiroteo, decidió el lunes un jurado investigador.

La policía de Grapevine, Texas, argumentó que el altercado estalló después de que Rubén García Villalpando desobedeció órdenes del oficial durante una parada de tráfico, tras una persecución a alta velocidad. La familia de Villalpando sostiene que el oficial Robert Clark no tenía razón alguna para abrir fuego.

El caso es uno de los tres tiroteos que involucran a la policía de Estados Unidos y nacionales mexicanos y que provocaron fuertes críticas por parte del Ministerio de Relaciones Exteriores de México y una llamada al Departamento de Justicia de Estados Unidos para investigar los casos.

La policía dijo que el jurado investigador tomó la decisión correcta cuando decidió no acusar al oficial.

"Las acciones de Oficial Clark en esa noche cumplieron con la ley de Texas sobre el uso de la fuerza letal por parte de un oficial de la ley", dijo el jefe de policía de Grapevine, Eddie Salame, al narrar un vídeo que muestra los momentos previos al tiroteo, ocurrido en febrero.

La viuda de Villalpando, Marta Romero, lloró mientras hablaba con los periodistas sobre el caso el lunes y se comprometió a seguir luchando.

publicidad

"Me siento engañada, con un gran dolor, con una tristeza muy profunda en mi corazón, porque a pesar de que tenían suficientes pruebas para acusar al oficial, no tomaron esa decisión", dijo. "Con la ayuda del abogado vamos a seguir adelante. Vamos a buscar la justicia".

El abogado que representa a la familia, Domingo García, dijo que ha pedido al Departamento de Justicia una investigación independiente sobre el tiroteo. La familia también tiene previsto presentar una demanda federal contra la ciudad y el oficial, dijo.

"El castigo por desobedecer las órdenes de un oficial no es la muerte", dijo.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) lamentó la decisión del jurado y exigió que haya una revisión de protocolos de la policía.

"El gobierno de México, respetuoso del proceso judicial estadounidense, reitera su firme llamado a que se revisen los protocolos del uso de la fuerza letal por las agencias de aplicación de la ley en Estados Unidos ante los repetidos incidentes fatales que se han presentado en los últimos meses en perjuicio de ciudadanos mexicanos", dijo la SRE en un comunicado.

¿Qué muestra el vídeo?

En el video que las autoridades difundieron el lunes, se muestra a la policía persiguiendo a Villalpando, quien eventualmente se detiene y mantiene las manos fuera de la ventanilla del coche como los oficiales le ordenan.

Pero después Villalpando sale del coche, con las manos levantadas por encima de su cabeza, el oficial le grita repetidamente que se quede quieto.

"Retrocede, hijo****" le grita Clark.

"No me llames hijo****", le responde Villalpando, sin dejar de caminar hacia adelante con las manos en la cabeza.

Villalpando camina hacia delante, fuera de la vista de la cámara. Se escuchan dos disparos.

Villalpando recibió dos disparos en el pecho y murió más tarde.

La policía dice que el video muestra a Clark siguiendo los procedimientos apropiados cuando interactúa con Villalpando.

En una versión editada del video difundido por la policía, Salame dice que el oficial solo abrió fuego después de decirle a Villalpando más de 20 veces que dejara de caminar hacia él. El oficial, dice, estaba "claramente en calma y bajo control", solamente gritando para hacerse oír por encima del ruido del tráfico y usando un lenguaje fuerte para mantener a Villalpando "a una distancia segura".

Pero el abogado de la familia de Villalpando dijo que el video muestra que el tiroteo fue "totalmente injustificable."

Sugirió que el video pudo haber sido manipulado, alegando que varios segundos faltaban de las imágenes.

Pese a ello, dijo, el video muestra al oficial utilizando mucho más fuerza de la necesaria, dadas las circunstancias.

"El video muestra claramente que Rubén García Villalpando recibió un disparo mientras estaba desarmado con las manos arriba", dijo. "Se demuestra una vez más que hay un doble rasero de la justicia en Estados Unidos. De nuevo vemos un individuo desarmado tiroteado por un oficial de policía que se sale con la suya."

Stefan Simons y Jeremy Grisham contribuyeron a este reporte