CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Investigaciones

Nace el primer bebé de un ovario congelado durante más de una década

Por Sebastián Jiménez Valencia

(CNN Español) -- Parece increíble, pero es real: una mujer belga de 27 años ahora es madre después de que sus ovarios estuvieran congelados durante más de 10 años, indica un estudio científico.

El tejido ovárico de la mujer fue retirado y congelado cuando tenía 14 años, antes de ser sometida a un trasplante de médula ósea para tratar una anemia, que implicaba aplicar drogas que podían destruir sus ovarios, según publicó la revista especializada Human Reproduction.

La mujer dio a luz en noviembre del 2014 a bebé completamente sano.

El método que los investigadores utilizaron para congelar el tejido ovárico podría evitar la fertilidad en otras chicas que deben someterse a tratamientos médicos de consideración durante su infancia, según el estudio.

Se trata del primer caso reportado de un nacimiento gracias al trasplante de tejido antes de la primera menstruación, dijo la Fundación Belga contra el Cáncer y el Fondo de Búsqueda Científica FNRS-Te’le’vi.

Antes de la primera menstruación, a la ahora madre le congelaron 62 fragmentos de su tejido ovárico; el procedimiento es llamado criopreservación.

publicidad

Diez años después, los tejidos le fueron trasplantados y, tras una espera de cinco meses, la joven comenzó a menstruar y quedó embarazada. Tenía 27 años.

"Las niñas son los pacientes que tienen más probabilidades de beneficiarse del procedimiento en el futuro. Cuando son diagnosticados con enfermedades que requieren un tratamiento que puede destruir la función ovárica, la congelación de tejido ovárico es la única opción disponible para preservar su fertilidad", dijo en un comunicado la doctora Isabelle Demeestere, ginecóloga en el Hospital Erasmus en la Universidad Libre de Bruselas, Bélgica, y coautora del estudio.