CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Animales

Canguro sobrevive a una herida de flecha tras cuatro días de sufrimiento

Por Madison Park

(CNN) — Una madre canguro con una cría en su bolsa ha pasado unos días difíciles, y posiblemente un gran dolor de cabeza.

Primero, le dispararon con una flecha en la cabeza cerca de su cuenca ocular, dejándola gravemente herida y sangrando. Luego, quienes serían sus salvadores, la persiguieron durante cuatro días hasta que finalmente la atraparon.

El grupo de médicos del Australia Zoo Wildlife Hospital lograron atrapar a esta canguro, herida por una flecha, y operarla exitosamente.

El grupo de médicos del Australia Zoo Wildlife Hospital lograron atrapar a esta canguro, herida por una flecha, y operarla exitosamente.

El martes, la canguro fue llevada al Australia Zoo Wildlife Hospital junto con su cría.

Mientras la mamá canguro estaba sedada, el equipo veterinario la operó, cortó la flecha y luego la retiró.

Médicos del Australia Zoo Wildlife Hospital retiraron la flecha de la cabeza del marsupial de manera exitosa.

Médicos del Australia Zoo Wildlife Hospital retiraron la flecha de la cabeza del marsupial de manera exitosa.

Según el hospital, la flecha estaba extremadamente cerca del cráneo y del cerebro de la canguro. Esta rozó el cráneo y se encontraba a milímetros de la cuenca del ojo y de los nervios ópticos. Si se hubiera quedado con la flecha adentro, esta criatura habría sufrido una «muerte lenta y dolorosa».

publicidad

La Real Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Animales (RSPCA, por sus siglas en inglés) está investigando quien le disparó la flecha a la canguro en la ciudad de Toorbul, al norte de Brisbane, la capital de Queensland.

La flecha fue partida antes de ser extraída, para evitar daños en el tejido.

La flecha fue partida antes de ser extraída, para evitar daños en el tejido.

Después de la cirugía, el personal del hospital regresó a la canguro a la naturaleza, donde se espera que despierte «mucho más cómodamente sin la flecha», según un comunicado de prensa del hospital.

Esta canguro está lejos de ser la única mamá famosa que recibió atención en el Australia Zoo Wildlife Hospital. La semana pasada, una koala herida, Lizzy, acaparó titulares en todo el mundo luego de que su cría, Phantom, no se separara de ella durante toda la cirugía.