CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Redes sociales

Menos de 4 horas después de la fuga de ‘El Chapo’, ya había en redes sociales narcocorridos del escape

Por Jaqueline Hurtado

Bakersfield, California (CNN) – Pasaron 17 meses para que el capo de la droga Joaquín «El Chapo» Guzmán pudiera escapar de una prisión de máxima seguridad, en México.

Pero fueron suficientes cuatro horas para que se escribieran nuevas canciones populares sobre su más reciente fuga.

En las primeras horas del 12 de julio, luego de enterarse de la segunda fuga de prisión de Guzmán en 14 años, el músico Ariel Nuño no pudo dormir sin componer una nueva balada, lo que se sumó a un creciente catálogo de música popular en español acerca de Guzmán y sus hazañas.

Estos tributos musicales reciben el nombre de corridos, y constituyen una manera poética de contar historias por medio de trovadores al ritmo de sus guitarras, de preferencia acústicas.

Nuño compuso el nuevo corrido en cuatro horas y luego lo subió a YouTube, donde una búsqueda de corridos sobre Guzmán muestra que 11.900 videos han sido publicados este mes solamente. Guzmán escapó la noche del 11 de julio.

«Nos aprovechamos de las noticias porque me encanta escribir ese tipo de corridos», dijo Nuño, en referencia a los narcotraficantes como tema.

publicidad

Con ritmos que evocan un vals o una polca, un corrido narra el relato de héroes, revoluciones, epopeyas, amor y pérdida. La música se remonta a los años 1800 en México, cuando la historia hecha canción entretenía, informaba, y mitificaba.

Sin embargo, cuando de Guzmán y sus secuaces se trata, las baladas reciben el nombre de «narcocorridos», un subgénero dedicado a los cárteles y a su narco violencia.

Prohibidos en algunas partes de México

Los músicos y los narcotraficantes mantienen una relación simbiótica. Los cantantes consiguen grandes audiencias e ingresos por la venta de las entradas, y los narcos obtienen fama, dice Nuño y otros músicos entrevistados por CNN en Español.

Los conciertos de narcocorridos en México han dado lugar a tiroteos.

Este año, el músico de narcocorridos Javier Arturo Rosas fue herido de gravedad en un tiroteo en Culiacán, Sinaloa, el cual se creyó, había sido ordenado por narcotraficantes debido a que cantaba acerca de rivales, según The Guardian. El tiroteo dejó un saldo de otras dos personas muertas.

Debido a esta violencia, muchos gobiernos locales en México, como el estado de Sinaloa, han prohibido que se canten narcocorridos en bares, restaurantes y clubes nocturnos, los cuales podrían pedir su licencia comercial si violan la restricción.

Género serio con mucho dinero involucrado

Aun así, los corridos y narcocorridos son un negocio serio para los músicos serios que trabajan con grandes bandas: dos días después de la fuga de Guzmán, Billboard informó que Lupillo Rivera, el hermano de la fallecida cantautora Jenni Rivera, subió una nueva balada acerca de la fuga del capo de la droga.

La revista incluyó la nueva canción como parte de los 10 narcocorridos más importantes sobre Guzmán en años recientes, entre ellos uno escrito por Gerardo Ortiz, quien es considerado como el rey de los corridos.

«El Primer Ministro» de Ortiz, sobre Guzmán, cuenta con más de 1,5 millones de visitas en YouTube.

A pesar de las grandes audiencias, un baladista se sumerge en el subgénero por su propio riesgo.

Nuño admite caminar una línea delgada para evitar una posible venganza por parte de capos de la droga o sus seguidores, a quienes podrían no gustarle sus letras.

Los llamo corridos ligeros: no dan mucha información que podría meterme en problemas», dijo Nuño.

Con dinero baila el perro… y el Chapo sale libre

El título de la más reciente pieza de Nuño es «La fuga de El Chapo ‘Con dinero baila el perro'».

Eso más o menos se traduce en que el dinero le da a una persona poder e influencia para hacer lo que quiera.

Quizá un interpretación liberal añadiría lo siguiente: «Y el Chapo sale libre».

De manera más precisa, El Chapo (un diminutivo para «Chaparro») se escapó por medio de túneles que aparentemente cavaron para él debajo de la prisión.

Hasta finales de esta semana, la nueva balada de Nuño había acumulado 160.000 visitas en YouTube.

Eso es algo muy distinto a su anterior balada acerca de la captura de Guzmán en 2014, «La Captura de El Chapo (¿Será verdad?)», la cual recibió más de 2 millones de visitas en YouTube.

Ese título ahora parece profético: «La Captura de El Chapo (¿Será real?)»

Para propósitos de comparación, el corrido más popular acerca de la segunda fuga de Guzmán acumuló más de 473.000 visitas en YouTube hasta finales de esta semana.

El Chapo ‘es un criminal terrible’

Por muy impresionantes que sean esos números para los compositores, no todos sintonizan una canción acerca de un peligroso capo de la droga.

Guzmán no debería ser glorificado o mitificado, según las autoridades legales y otros que estudiaron la red global multimillonaria de narcotráfico de «El Chapo».

«La gente dice que fue épico, que la fuga fue épica. Es asombroso. Es increíble, como si ‘El Chapo’ fuera un héroe… no es verdad. Este sujeto es un criminal terrible», dijo la periodista investigadora mexicana Anabel Hernández, quien ha escrito sobre carteles en el libro «Los señores del narco» y ha sido objeto de amenazas de muerte.

Ciertamente, algunos narcocorridos representan a Guzmán como una figura al estilo de Robin Hood que se levantó de la pobreza.

Nuño reconoce la polémica en torno a tales corridos de celebración. Ante la pregunta de cómo la narco-violencia de Guzmán afecta a las personas, Nuño dijo lo siguiente: «No sé nada de eso. Sé que él ayuda a muchas personas».

Nuño añadió que su canción evita crear celebridad.

«Honestamente, una cosa no tiene nada que ver con la otra», dijo. «No las relaciono».

En cambio, el músico de 28 años de edad de Jalisco, México, registra lo que sucede con el líder del cártel. Nuño ahora vive en Fresno, California.

«Hay muchos periodistas serios que tienen mucho prestigio, y escriben artículos todos los días acerca de Guzmán. Entonces digo, ¿por qué no puedo yo hacerlo?», dijo Nuño. «Pero yo lo canto, y eso es lo que las personas quieren escuchar. Y no es como si la letra de la canción dijera algo malo».

La adrenalina de un concierto de narcocorridos

A la audiencia le encanta un narcocorrido bien compuesto que cuente una historia entretenida.

Nuño disfruta contándola.

«Cuando canto esos tipos de corridos, me gustan por la adrenalina», dijo Nuño. «A las personas les gustan, y yo soy del tipo de personas que dicen vamos a darles lo que piden».

De hecho, los primeros versos de la nueva canción de Nuño hablan acerca de cómo el dinero puede comprar casi cualquier cosa y cómo Guzmán le dice a sus nuevos guardias de la prisión que él los dejará pronto:

«Mirando uno con el otro se reían. Tal vez de mí, se burlaban. Tal vez se reían de nervios. O tal vez en mis palabras nunca creyeron», dice la letra.

Si la canción contribuye a la mitología de Guzmán, tal vez es a la legendaria fugacidad de El Chapo.

«Habla de que incluso cuando estaba tras las rejas, tenía el poder de escaparse».

Jaqueline Hurtado de CNN en Español informó desde Bakersfield. Michael Martínez de CNN informó y escribió desde la oficina de Los Ángeles