CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Animales

Conoce al hombre desinteresado que les brinda paz a perros militares

Por Colette Bennett

(HLN) — Hace un año, 12 perros K9 militares que sirvieron en Afganistán e Iraq se encontraban en un rescate en Virginia, abandonados y sus buenas acciones quedaron en el olvido.

Hoy, nueve de esos perros han sido devueltos a los cuidadores que los aman. Tres más siguen esperando en el hogar que han conocido durante los últimos 17 meses… Mt. Hope Kennel en Chester, Virginia.

El dueño de ese rescate, Greg Meredith, recibió a los perros en febrero del 2014. En una entrevista telefónica con HLN, él cuenta la historia de cómo una docena de valientes guerreros llegaron a ser su familia.

«Fue un año y medio de mi vida», dijo Meredith. «Un trabajo de amor y terapia para mí».

Los animales eran originalmente propiedad del Departamento de Defensa y eran perros tácticos detectores de explosivos (TEDD, por sus siglas en inglés) en el campo. Los perros habían pasado del Departamento de Defensa a manos de un contratista independiente cuando contactaron a Meredith y le dijeron que los perros necesitaban un lugar para alojarse durante seis a ocho semanas. El rescate era nuevo en ese entonces, ya que recién había abierto en julio del 2013, pero Meredith acogió a los animales.

«Más de la mitad estaban en Prozac cuando los recibí», dijo Meredith. Algunos tenían trastorno por estrés postraumático (TEPT). Tenían que ser educados. Ellos son como los niños. En algunos casos, se requirió un mes o un mes y medio para crearles confianza. Algunos otros eran agresivos con otros perros cuando llegaron aquí. Ahora, ellos ya tienen confianza. Han cambiado por completo».

publicidad

Después de seis semanas, Meredith no supo nada de los contratistas de los perros. Mientras tanto, Meredith estaba asumiendo el costo completo del cuidado de los animales, el cual calcula que es de 150.000 dólares. Meredith utilizó todos sus ahorros para mantener a los perros a flote.

«Tuvimos que rechazar a la gente —ingresos potenciales— porque las perreras ya estaban llenas», dijo Meredith. «Ellos no le dieron seguimiento. No cumplieron con su deber».

En junio de 2015, luego de que los perros habían estado en Mount Hope por 16 meses, los contratistas contactaron a Meredith para hacerle saber que los perros eran demasiado viejos y que planeaban reemplazarlos con perros K9 de los cuerpos policiales. A Meredith le dijeron que dispusiera de los perros de la forma que él eligiera. Él estaba horrorizado.

«Mientras que estas personas están luchando y señalan con el dedo, estos perros no tienen voz», dijo. «Se tiene que hacer algo».

En ese momento, Meredith sabía que necesitaba ayuda. Por suerte, encontró ayuda en el Mission K9 Rescue, una organización no lucrativa dedicada al servicio de los perros de trabajo militares retirados y que están por retirarse. La Asociación de Perros de Guerra de Estados Unidos también ofreció ayuda. Los perros no pueden ser adoptados debido a su trastorno de estrés postraumático y experiencia pasada, pero aún necesitaban hogares. Entre las dos asociaciones, pudieron encontrar quiénes fueron sus cuidadores originales para que pudieran volver a casa con ellos.

«Estos perros amaban a Greg», le dijo Kristin Maurer, presidente de Mission K9 Rescue a HLN en una entrevista telefónica. «Cuando fuimos a verlos, esperábamos encontrar a perros en condiciones mucho peores ya que habían sido abandonados durante mucho tiempo. Estos perros estaban bien alimentados y felices».

https://www.facebook.com/MthopewarriorK9rescue/posts/920933287965261

Maurer dice que aún siguen tratando de localizar a los otros tres cuidadores. Para los que estén interesados ​​en adoptar un K9 retirado, Maurer dice que muchos otros están disponibles a través de Mission K9.

Mientras tanto, Meredith ha lanzado la página Gofundme para recaudar fondos por lo que gastó en los perros con el fin de recuperar sus pérdidas. Él también está recibiendo donaciones a través de la dirección anunciada en su página de Facebook.

“Me gustaría pensar que cualquiera hubiera hecho lo que hice», dijo Meredith.