CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

Millones de estadounidenses podrían necesitar pasaportes para vuelos nacionales

Por Jose Pagliery

NUEVA YORK (CNNMoney) — Suena descabellado, pero el próximo año, millones de estadounidenses podrían empezar a usar pasaportes para viajar en avión… en vuelos nacionales.

Hace una década, el gobierno de Estados Unidos emitió estándares más estrictos para las identificaciones emitidas a nivel estatal, incluyendo las licencias de conducir. Sin embargo, cuatro estados se han rehusado a cumplir: Luisiana, Minnesota, Nuevo Hampshire y Nueva York.

La fecha límite para actualizarse será en el 2016. Si esos cuatro estados no actualizan sus sistemas de identificación para esa fecha límite, la TSA demandará que los residentes de esos cuatro estados usen pasaportes en lugar de licencias de conducir para abordar vuelos el próximo año. Alrededor de 9,5 millones de licencias de conducir han sido emitidas en esos estados, de acuerdo a los registros de emisión de licencias del gobierno.

Es posible que menos personas se vean afectadas si los estados toman medidas pronto. Los estados han suplicado desesperadamente que se les concedan prórrogas. Minnesota no la obtuvo.

«Incluso desde enero del 2016, a los residentes de Minnesota se les podría impedir subir a bordo de aviones comerciales regulados por el gobierno federal si usan una licencia de conducir o una tarjeta de identificación de Minnesota», le dijo a CNNMoney el Departamento de Seguridad Pública del estado.

A dos estados se les concedieron prórrogas temporales apenas este martes y ahora están luchando para aprobar nuevas leyes, hacer nuevas tarjetas y emitirlas al público.

publicidad

Las normas de identificación más estrictos ya se están siendo aplicadas en otros lugares. Recientemente, las personas con licencias de conducir de Nueva Hampshire no son recibidas en edificios federales de Washington, de acuerdo con funcionarios de emisión de licencias de Nueva Hampshire.

La TSA aceptará tarjetas de pasaporte de 55 dólares y libretas de pasaporte de 135 dólares como identificación válida.

¿Qué dice la ley estatal?

Según las recomendaciones de la Comisión 9/11, el presidente Bush firmó la Ley REAL ID en el 2005. La ley hacía que fuera más difícil que los delincuentes obtuvieran identificaciones falsas.

La Ley REAL ID obliga a todos los estados y territorios de Estados Unidos a exigir más pruebas de identidad al emitir las identificaciones, como una copia original verificada del acta de nacimiento de una persona. Además, también aumenta la tecnología existente en las tarjetas emitidas por el gobierno.

¿Por qué algunos estados se están rehusando a cumplir?

Al momento de aprobar la ley, algunos estados temían que el gobierno federal pudiera utilizar las nuevas identificaciones para crear una base de datos nacional de los ciudadanos y que podría usar esa información para espiarlos. Otros temían a un gobierno federal hambriento de poder que estuviera tratando de reclamar la propiedad del proceso de emisión de identificaciones. Algunos incluso temían que las tarjetas tuvieran chips informáticos especiales que transmiten datos inalámbricos… posiblemente exponiendo la información personal a los hackers.

Esos temores resultaron infundados. Sin embargo, los legisladores de Nueva Hampshire y Minnesota aprobaron leyes que prohíben que esos Estados cumplan con la nueva ley de identificación.

Luisiana y Nueva York simplemente se acomodaron y nunca se molestaron por adoptar las nuevas normas. Nueva York de hecho ha ofrecido una «Licencia de conducir mejorada» por un costo adicional de 30 dólares desde el 2008, pero el Departamento de Vehículos Motorizados (DMV, por sus siglas en inglés) nunca les advirtió a los conductores que esta opción más cara pronto sería necesaria para abordar vuelos nacionales y para ingresar en ciertos edificios gubernamentales.

¿Y ahora qué?

Los residentes de Minnesota deben obtener pasaportes si quieren realizar vuelos nacionales en enero.

A Nueva York se le concedió una prórroga, por lo que los viajeros de ese estado con cualquier tipo de licencia de conducir del estado pueden continuar usándolas por el momento.

El Departamento de Seguridad Nacional le otorgó a Luisiana una prórroga hasta el 10 de octubre del 2016. Así que los residentes pueden seguir utilizando sus licencias de conducir al menos hasta entonces.

La legislatura estatal intentó aprobar una ley para cumplir con el mandato federal, pero el gobernador Bobby Jindal la vetó. Luisiana tendrá un nuevo gobernador el próximo año y el superintendente de la Policía Estatal, el coronel Michael Edmonson, tiene la esperanza de que la legislatura apruebe una ley que permita cumplir con la Ley REAL ID a principios del 2016.

«La legislatura se reunirá con el nuevo gobernador en la primavera, así que tendremos tiempo para revisar esto. Creo que podremos encargarnos de esto», le dijo Edmonson a CNNMoney.

Nuevo Hampshire recibió una prórroga que dura hasta el 1 de junio del 2016, pero aún se desconocen las posibilidades de que la legislatura apruebe una ley.

La gobernadora Margaret Hassan le solició a su legislatura que aprobara una nueva ley en marzo, pero el senado estatal detuvo el proyecto de ley.

«Dos tercios de los estadounidenses no cuentan con pasaportes», dijo ella en un comunicado en ese entonces. «El no contar con una identificación del gobierno federal también podría perjudicar a nuestros negocios».

Ella ahora está proponiendo un sistema que tendría dos tipos de identificaciones en Nueva Hampshire, uno aceptado por el gobierno federal y otro que sería aceptado en cualquier otra parte. Los ciudadanos contarían con una elección.

Richard C. Bailey, director del DMV de Nuevo Hampshire, le dijo a CNNMoney que él aún sigue preocupado.

«Las perspectivas para una licencia REAL ID en Nuevo Hampshire son mucho más claras hoy que hace seis meses, pero aún no es una garantía», dijo. «Es una preocupación real para mí. No quisiera tener que decirles a personas como ustedes que Sally no pudo ir a Disney World porque su mamá no pude irse en un avión».