CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Al galope

Una relación estable: Descubre los secretos del perfecto matrimonio equino

Por Tom Bouchier Hayes, Matthew Knight

(CNN) – El arte del apareamiento puede ser complicado, tan solo pregúntale a cualquier ser humano. En el mundo de la cría de caballos de pura sangre, el encontrar la pareja perfecta también puede ser un juego de números.

Puedes pensar que crear la próxima Treve, la yegua dos veces ganadora del Prix de l’Arc de Triomphe, o el futuro ganador de la Melbourne Cup puede ser tan simple como aparear a dos purasangres campeones.

Sin embargo, esto dista mucho de la realidad, dice Nancy Sexton, la representante europea de la agencia estadounidense de caballos pura sangre Schumer Bloodstock.

“Necesitas encontrar la mejor yegua que puedas y luego decidir qué semental vas a usar”, comenta Sexton a la presentadora de Al Galope, Francesca Cumani.

“Algunas personas observan que familias complementan a otras familias, otras ven cómo se complementan físicamente entre sí, mientras que otros envían al mejor de los mejores, esperando lo mejor”.

“No es una lotería completa. Puedes maximizar tus posibilidades examinando que cruces funcionan mejor con una familia o que cruces funcionan con un semental. No hay una receta exitosa al 100% para aparear a una buena yegua con un buen semental…. pero sin duda, esto ayuda tus probabilidades”.

En el mundo existen un estimado de 500.000 purasangres y 95% de ellos se remontan a un semental –el Darley Arabian, nacido en 1700, de acuerdo a un estudio llevado a cabo por el Trinity College en Dublin, Irlanda.

Los dueños de caballos de carreras están preparados para pagar la suma que sea necesaria para usar a caballos ya retirados como Frankel, entrenado por el difunto Henry Cecil, quien ganó 14 carreras y ahora cuesta nada más y nada menos 125.000 libras (o 190.000 dólares) por uso.

La primera cría de este caballo se vendió en 1,75 millones de dólares en noviembre del año pasado.

Los linajes serán siempre un ingrediente importante en la cría de caballos ganadores, pero la ciencia está desempeñando un papel cada vez mayor en este proceso, dice Sexton, así los propietarios buscan acortar las probabilidades de que sus inversiones equinas sean perdedoras.

“Más personas están pagando por pruebas genéticas, puedes saber si un caballo tiene más probabilidades de ser velocista, de milla, o un caballo de milla y media”, dice Sexton.

Pero al final, Sexton piensa que la ciencia probablemente nunca sea tan exacta como para predecir a un ganador.

“Si (un caballo) tiene una mala experiencia o no quieren hacerlo más, es muy poco lo que podrás hacer para que un animal haga lo que tu quieras”.