CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crimen

Crimen

Orden de arresto para joven que padece ‘afluencia’ por violar libertad condicional

Por Ashley Fantz, Ben Brumfield

(CNN) — Las familias de sus víctimas consideran que para el adolescente de Texas, Ethan Couch, fue fácil obtener 10 años de libertad condicional después de matar a cuatro personas mientras conducía borracho. Ahora, su oficial de libertad condicional no lo puede encontrar, dijeron los abogados de Couch.

«El oficial de libertad condicional juvenil no ha logrado comunicarse con Ethan ni con su madre, con la que Ethan ha estado viviendo», dijeron esta semana los abogados Scott Brown y William Reagan Wynn.

Parte de la defensa de Couch hace dos años era que él era el producto de padres acaudalados y privilegiados que nunca le pusieron límites al chico. Un psicólogo dijo en la corte que Couch, quien tenía 16 años en ese momento, sufría «afluencia» (affluenza).

El término provocó la indignación generalizada.

Orden de arresto

Los abogados de Couch argumentaron entonces que sus padres, por el hecho de que lo malcriaron, eran en parte culpables por el accidente en una carretera en Burleson, al sur de Fort Worth.

La fiscalía había pedido 20 años de cárcel, pero en diciembre de 2013, un juez de la corte juvenil del condado de Tarrant condenó a Couch a 10 años de libertad condicional. A Couch se le ordenó un tratamiento de salud mental a largo plazo lejos de la influencia de sus padres.

Después de su reciente desaparición, un tribunal ordenó el arresto de Couch. En el momento de su condena, la fiscalía dijo que Couch podría enfrentar hasta 10 años de cárcel si violaba los términos de su libertad condicional.

Recientemente, apareció un video en las redes sociales, el cual supuestamente mostraba a Couch en una fiesta donde se servía alcohol, informó KTVT, afiliada de CNN.

Accidente por manejar ebrio

La noche del 15 de junio de 2013, Couch y unos amigos robaron cerveza de un Walmart.

Hollie Boyles y su hija, Shelby, dejaron su casa para ayudar a Breanna Mitchell, cuya camioneta se había arruinado a la orilla de una carretera. Brian Jennings, un pastor de jóvenes, conducía por el lugar y también se detuvo a ayudar.

Couch se estrelló contra ellos y los mató a todos. El accidente lanzó a dos de los pasajeros que iban en la parte trasera de la camioneta de Couch y ambos quedaron con heridas graves.

Los padres de uno de los adolescentes, quien sufrió lesiones cerebrales debilitantes, demandaron a la familia de Couch por 2 millones de dólares.

Tres horas después del accidente, las pruebas mostraron que el nivel de alcohol en la sangre de Couch era de 0.24, tres veces el límite legal. El vehículo de Couch también chocó contra un auto estacionado, el cual se deslizó y chocó a otro vehículo que iba en la dirección opuesta.

Eric Boyles, quien perdió a su esposa Hollie y a su hija Shelby, sintió que el juez –mediante la sentencia de libertad condicional– no le había mostrado a Couch que sus acciones tenían consecuencias.

«El mensaje fundamental tiene que ser absolutamente que el dinero y los privilegios no pueden comprar la justicia en este país», dijo entonces. Él sintió que la sentencia de Couch indicaba lo contrario.